Opinión

La democracia en la economía como vía para la prosperidad

Lee la columna de la portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana.

El Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) cree que la democracia debería ser prosperidad. Es decir, que mientras más participación democrática haya en todos nuestros espacios, incluyendo el económico, mayor prosperidad habrá para nuestra gente. Esto es así porque nuestro pueblo y nuestras familias necesitan que los programas económicos respondan a sus necesidades.

Es un hecho innegable que, bajo el sistema económico actual, según los datos más recientes de la Encuesta sobre la Comunidad de la Oficina del Censo de los Estados Unidos los porcentajes relacionados con la situación de pobreza en Puerto Rico aumentaron de 40.5 % a 41.7 % en la población general; de 54.9 % a 57.6 % en los menores de 18 años, y en las familias de 36.7 % a 38.8 %. El modelo económico actual no solamente ha sido incapaz de aliviar la pobreza que padece casi la mitad de la población, sino que la ha agravado. Además, Puerto Rico está dentro de los primeros tres países del mundo más desiguales. Aunque estos números sean preocupantes, no podemos perder la esperanza.

En el Movimiento Victoria Ciudadana queremos cambiar las cosas y reconocemos la necesidad de establecer un programa, un proyecto económico, con participación democrática. Esta condición de pobreza no la resolverá el libre mercado. Hace falta establecer planes coherentes junto con las empresas privadas, las cooperativas, las empresas de trabajadores(as), los pequeños y medianos comercios y siempre tener como norte satisfacer las necesidades de quienes residen en Puerto Rico. ¡Es posible!

Una de las áreas con mayor necesidad es la alimentaria. Según los estimados del Departamento de Agricultura, en Puerto Rico importamos alrededor del 85 % de los alimentos. La escasez de alimentos que sufrimos luego de los huracanes Irma y María nos debería mover con urgencia a fomentar la agricultura para no tener que depender de la importación (por mar o por aire) de alimentos. Hay que incentivar la actividad agroecológica como parte de un programa económico para aumentar empleos con salarios adecuados. Salarios que nos permitan reducir finalmente la taza de pobreza a la vez que se fortalece la economía.

Más columnas de Rosa Seguí:

Tags

Lo Último

Te recomendamos