Opinión

Mucho candidato. Y las ideas, ¿pa’ cuando?

Lea la columna del periodista Julio Rivera-Saniel.

Metro Puerto Rico

La cercanía de la contienda electoral ha comenzado a revolcar el avispero. Ya conocemos candidatos a diversos puestos y durante semanas hemos discutido la fuga de votantes de los partidos históricos a los partidos de nueva creación con todo y sus potenciales efectos en el escenario electoral. Y hemos hablado de religión; y de moral. Y del aborto y derechos reproductivos. DE violencia machista y derechos reproductivos. Todos temas fundamentales por cuanto hay mucho irresuelto localmente sobre esos asuntos. Sin embargo, y con todo lo importante que esos temas deben ser, me parece que esas discusiones han eclipsado la necesaria conversación sobre otros temas que son fundamentales para la viabilidad del país como país (y a la sazón, con un modelo de soberanía política, anexión o con una extensión del modelo colonial. Se trata de una larga lista de asuntos que han quedado en el baúl de la discusión pública al punto que apenas sabemos qué sobre ellos proponen muchos de los que aspiran a dirigir los destinos del país.

Por ejemplo, ¿cuáles son sus políticas económicas? Y no hablo de la obvia inyección de dinero federal. Esa está aprobada y pendiente de desembolso. Hablo de qué se planifica hacer con ella, mientras dure, y cuál es el modelo económico que pretenden impulsar para dejar la isla lista una vez se acabe la bonanza federal. ¿Qué ruta debe seguir la isla? ¿La manufactura? ¿LA economía del conocimiento? ¿Una economía basada en el servicio como otras de las islas del Caribe? ¿Cuál? Sobre eso muy pocos hablan. Como también hablan poco o nada de las condiciones laborales. Tras la derogación de múltiples derechos de los que gozaban los trabajadores con la excusa de incentivar la creación de empleos, y en la ausencia de los empleos prometidos, existe un enorme vacío a la hora de discutir cuál es la visión de los candidatos sobre estos temas. ¿Creen en el restablecimiento de los derechos derogados? O, por lo contrario, ¿simpatizan con la idea de que menos derechos laborales sienta la zapata para el crecimiento del sector privado? De los candidatos y candidatas hemos escuchado poco o nada sobre los evidentes cambios en el mercado laboral y cómo enfrentar la ausencia de mano de obra para sectores económicos que hoy batallan para enfrentar el desinterés de potenciales empleados. ¿Qué proponen?

Ni hablemos del cambio climático. ¿A cuántos oficiales electos o aspirantes a puestos electivos les ha escuchado propuestas específicas para reducir ese 80% de productos que importamos en la actualidad? ¿Alguien habla de sostenibilidad agrícola y buen uso de los terrenos para cultivos?

De igual manera se echa en falta escuchar propuestas puntuales sobre el enorme rezago que ha experimentado toda una generación de estudiantes tras los huracanes, la pandemia y los terremotos. ¿Puede usted enumerar algún aspirante a un cargo público que se haya expresado en detalle sobre sus posturas sobre estos temas? Pues ya va siendo hora, ¿no le parece? Cualquiera que aspire a tomar decisiones sobre política pública debería poder hilvanar sus pensamientos en torno a los asuntos de política pública que requieren atención. Si no, ¿para qué aspirar? Y nosotros, los votantes, ya debemos comenzar a exigir profundidad en el discurso. El de todos. Que de discursos huecos y ausencia de ideas está lleno ese pasado que nos trajo a este presente lleno de enormes retos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos