Opinión

Opinión de Alex Delgado: ¿Junte demo-what?

Lee aquí la columna del periodista y director de programación de NotiUno.

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, acuñó el término “junte demoníaco” entre el ex candidato a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, y Manuel Natal, ex candidato a alcalde de San Juan por el Partido Victoria Ciudadana (MVC), para dramatizar lo que representaría para la isla el que ambos lleguen al poder con la intención obvia y clara de intentar provocar el rompimiento de las relaciones de Puerto Rico con Estados Unidos y traer la independencia, aunque sea “por default”, y en contra de la voluntad del pueblo, expresada de forma abrumadora en las urnas.

“…Ese grupo tiene una visión clara en esas dos realidades filosóficas. Yo no tengo ningún problema, pero se acabó el show. Todo el mundo va a saber qué verdaderamente son y los partidos tienen que entonces hacer contrastes… Los que creen en la independencia y en el socialismo que voten por ese junte demoníaco… Eso es lo que es. Eso es un junte (Hugo) Chávez, Fidel (Castro), a ese nivel, esa es la realidad, esa es la nueva versión de esos esquemas que hablan poesía, pero realmente lo que quieren es socializarte tu casa e independizarse de los Estados Unidos y el que crea en eso que lo respalde.”, puntualizó Hernández Montañez en una entrevista radial.

Lo he dicho en otras ocasiones y lo reitero en esta, si el Partido Nuevo Progresista y el Partido Popular Democrático tienen en agenda continuar con sus estilos trillados de hacer mal gobierno, de ponerse el pie uno al otro para que su contraparte caiga, todo por anteponer sus intereses como partidos a los intereses del pueblo, y descansar únicamente en advertir que con el PIP y MVC en el poder se podría traer la independencia, pues es obvio que estos dos partidos siguen pensando que el pueblo es bruto, que ellos pueden hacer y deshacer porque con el tema de la independencia hacen “Boooo”, todo el mundo se asusta y resuelto “el problema”.

Señores del PNP y del PPD, los tiempos han cambiado  y tenemos una ciudadanía con mayor acceso a la educación que lo ha había en los 1960, ‘70 y ‘80. Estrategias como decir que la independencia es “arrrrgo derrrrr diablo” asustaba a nuestros abuelitos, que probablemente la mayoría abandonó la escuela en la elemental o no pasaron de 4to año. Hoy tenemos un electorado muy distinto a esos tiempos. Cuando se lleva el mensaje de lo que es la estadidad, la colonia y la independencia, incluyendo su modalidad de “libre asociación”, en estos tiempos, se demanda mayor explicación y menos fanatismo. ¿Por qué? Porque mezclar el tema del estatus con cosas demoníacas o “del diablo” lucen fanáticos.

El Estado Libre Asociado lo conocemos. No hay mucho que explicar.

La estadidad es una. Viene con mayores beneficios y mayores responsabilidades también. Sí, viene con contribuciones federales, pero le aplicaría a una minoría de la población, dependiendo cuánto gane. De hecho, los que más traen el tema de las contribuciones federales, el PPD, son los mismos que indicaban que solo la estadidad traería el sale tax (IVU en español). No solo lo implantaron en el Estado Libre Asociado, sino que lo aumentaron. Según un artículo de AARP, Tennesse es el estado con el sale tax más alto con 9.53%. Los que indican preocuparse por tu bolsillo lo llevaron en la isla al 11.5%. La estadidad no conlleva equipo olímpico ni Miss Universe. El penepé o estadista que le diga que sí, le miente. Usted tiene que elegir cuán importante es eso en su vida y el futuro de su familia.

En el caso de la independencia, seríamos libres de hacer lo que nos venga en gana y establecer relaciones hasta con Rusia, si queremos. Es curioso, en la estrategia de ganar adeptos para la independencia, escuchar líderes de izquierda argumentar que trabajarían para que se mantenga la ciudadanía americana bajo la independencia. No señores, no existe un país independiente con ciudadanía americana, ni fondos federales. Sí hay ciudadanos americanos viviendo en países independientes, pero eso de que la ciudadanía americana es hereditaria por los siglos de los siglos naciendo en un Puerto Rico independiente es una falacia. Eso tendría que aprobarlo quién la controla, Estados Unidos y quien diga lo contrario  sería el mismo que le diga que existe un pacto bilateral, después de PROMESA, Vaello y SSI.

El debate de las elecciones y el estatus debe ser planteando realidades, hechos, comportamientos, defensas, silencios de todas partes. No debe ser con estrategias inocuas de hace décadas.

Tags

Lo Último

Te recomendamos