Mundo

Zelenskyy dice que las tropas ucranianas libran “feroces” batallas ante un ataque ruso

Se registra una nueva ofensiva rusa.

Agencia
Médicos militares ucranianos colocan a un camarada herido en una camilla en un hospital de campaña en dirección a Avdiivka, en la región de Donetsk, Ucrania, el viernes 10 de mayo de 2024. (AP Foto/Evgeniy Maloletka) AP (Evgeniy Maloletka/AP)

PUBLICIDAD

Las tropas ucranianas estaban inmersas en combates con fuerzas rusas que avanzaban sobre dos zonas fronterizas, según dijo el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, mientras la cifra de muertos por el derrumbe de un bloque de apartamentos ruso atribuido a proyectiles ucranianos subía a 15.

Zelenskyy dijo que se estaban produciendo “feroces batallas” cerca de la frontera en el este y nordeste del país, donde soldados superados en número y potencia de fuego intentaban repeler una importante ofensiva terrestre rusa.

PUBLICIDAD

“Se están produciendo batallas defensivas, feroces batallas, en una gran parte de nuestra zona fronteriza”, dijo Zelenskyy el domingo en su video vespertino.

Las fuerzas del Kremlin trataban de aprovechar los puntos débiles de Ucrania antes de que una gran remesa de nueva ayuda militar para Kiev de socios estadounidenses y europeos llegara al campo de batalla en las próximas semanas y meses, según los analistas. Ese plazo daba una ventana de oportunidad a Moscú y planteaba uno de los periodos de más riesgo para Kiev en los dos años de guerra, señalaron.

La nueva ofensiva rusa en la región nororiental de Járkiv, junto con su presión continuada en la región oriental de Donetsk, se producía tras meses sin apenas movimiento en los que los aproximadamente 1.000 kilómetros (620 millas) del frente. Entre tanto, los dos bandos han utilizado ataques de larga distancia en un conflicto convertido en su mayor parte en una guerra de desgaste.

La incursión en Járkiv podría ser un intento de crear una “zona de separación” para proteger Belgorod, una localidad fronteriza rusa golpeada por ataques ucranianos.

Los servicios rusos de emergencia terminaron el lunes de retirar los escombros en la capital de la región, la ciudad de Belgorod, donde parte de un edificio residencial se derrumbó tras lo que las autoridades describieron como fuego de proyectiles ucranianos.

PUBLICIDAD

Entre los escombros se encontraron 15 cuerpos, indicó el gobernador regional, Vyacheslav Gladkov, y otras 27 personas estaban heridas.

Tres personas más murieron el domingo por la noche por proyectiles lanzados contra la ciudad, añadió.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, sustituyó el domingo a Sergei Shoigu como ministro de Defensa en una remodelación del gobierno. Shoigu estaba ampliamente considerado como una persona clave en la decisión de Putin de enviar tropas a Ucrania en febrero de 2022. Moscú esperaba que la operación sobrepasara con rapidez al ejército ucraniano y que los ucranianos recibieran de buen grado a las tropas rusas.

Zelenskyy dijo que los combates en la zona de Donetsk no eran “menos intensos” que en Járkiv. Añadió que el Kremlin quiere “dividir nuestras fuerzas” al abrir un segundo frente activo en Járkiv.

Describió la zona en torno a la región de Pokrovsk, junto al lado ucraniano de la frontera en Donetsk, como “la más difícil”.

Pokrovsk era una población de unas 60.000 personas antes de la guerra y hasta ahora poco estaba a dos horas por carretera del frente. Ahora está a menos de la mitad.

La captura en febrero de la ciudad de Adviidvka, en Donetsk, allanó el camino para que las tropas del Kremlin avanzaran hacia el oeste, adentrándose en Donetsk. Rusia se anexionó de forma ilegal Donetsk y otras tres regiones ucranianas en 2022 poco después de invadir el país, y controlar todo Donetsk es uno de los principales objetivos del Kremlin en la contienda.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último