Mundo

Nayib Bukele se ofrece para “arreglar” el caos y la violencia en Haití

El presidente de El Salvador es elogiado por disminuir la tasa de criminalidad en su país

Nayib Bukele, presidente de El Salvador

PUBLICIDAD

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, acudió a las redes sociales para ofrecer su ayuda para restaurar el orden en Haití.

“Podemos arreglarlo. Pero necesitaremos una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, el consentimiento del país anfitrión y todos los gastos de la misión que cubrir”, escribió Bukele ayer, sábado, en su cuenta de X (antes conocido como Twitter).

Desde hace casi dos años, Bukele implementó un “estado de excepción” enfocado en la “guerra contra las pandillas”, suspendiendo derechos constitucionales y encarcelando a 78,100 personas, más del 1% de la población de El Salvador. El hombre de 42 años de edad ha reducido significativamente la violencia en el país centroamericano que, hace una década, era considerado como uno de los más peligrosos del mundo.

En una intensa pugna de poderes, el pasado martes, el primer ministro de Haití, aterrizó en el Aeropuerto Luis Muñoz Marín en San Juan, Puerto Rico, mientras intentaba regresar a su país para sofocar un aumento de los violentos ataques de pandillas.

Desde la llegada de Henry a Puerto Rico, el Departamento de Estado Federal y el Servicio Secreto de los Estados Unidos están manejando el caso, así lo confirmó el Departamento de Estado a nivel local. Al momento, no hay más detalles sobre el primer ministro.

Recomendados:

Se esperaba que Henry viajara a República Dominicana la pasada semana para lograr entrar a Haití, pero el gobierno de la nación caribeña cerró sus fronteras aéreas mientras las pandillas— lideradas por Jimmy Cherizier, alias “Barbacoa”— continúan intensificando sus ataques contra objetivos clave como el Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture, para prevenir que Henry toque suelo haitiano.

Cuando el primer ministro haitiano, llenó el vacío dejado por el asesinato del presidente del país en 2021, Jovenel Moïse, lo hizo a pesar de las protestas de amplios segmentos de la población, pero con el pleno apoyo de la administración de Joe Biden.

Ahora, las pandillas piden su renuncia, puesto que continúa en el cargo a pesar de que su término venció el pasado 7 de febrero. Además, no celebran elecciones parlamentarias ni generales desde el 2019. Actualmente, ya no hay funcionarios electos, pues el mandato todos terminó.

Tags

Lo Último