Locales

Negociado de la Policía cataloga como una “falta de respeto” informe que denuncia mayor nivel de feminicidas en la agencia

Por su parte, la portavoz del Observatorio de Equidad de Género, la Lcda. Josefina Pantojas, sostuvo que el Estado y las agencias “han ignorado” por años estas denuncias

Logo de la Policía de Puerto Rico.
Archivo- Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) (Suministrada.)

PUBLICIDAD

El Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) tildó como “una falta de respeto” el recién informe publicado de la organización Kilometro Cero, donde alegan que se generan más feminicidas en la agencia que en el resto de la población.

“Las supuesta investigación y expresiones públicas de los creadores de Kilómetro Cero, no solo representa una falta de respeto a los sobre 11 mil policías que se levantan todos los días a proteger la vida y propiedades de todos los ciudadanos, sino que afecta a sus familias, padres, parejas e hijos que sacrifican sus vidas para que estos puedan servir a otros”, sentenció el NPPR mediante declaraciones escritas.

PUBLICIDAD

La investigación, llamada “Feminicidas en la Policía: masculinidad tóxica e impunidad institucional”, compara cinco casos de agresores que pertenecían al NPPR y que cometieron feminicidios íntimos en los últimos seis años (2018-2023), con la cifra de hombres feminicidas que no son policías, así como con las respectivas poblaciones de cada grupo para ese periodo.

El informe explica que estadísticamente se esperaría que, si el grupo de hombres policías se comportara como el grupo de hombres no policías, habría tan solo un (1.13) feminicida cada seis años. No obstante, estos cinco casos documentados representan que hay 4.4 veces la cantidad de feminicidas íntimos que en la población general.

“La Policía de Puerto Rico produce, proporcionalmente, más de 4 veces la cantidad de feminicidas que se producen en la población general de hombres no policías”, puntualiza el documento.

El NPPR argumentó que este escrito afecta también a las familias de aquellos “que sacrifican sus vidas, para que estos puedan servir a otros”.

”Catalogar como “asesinos de mujeres” o feminicidas a los policías, en un evidente intento por generalizar sobre todo el que lleva un uniforme de policía, es un acto irresponsable e insensible. Su único fin es promover el odio hacia seres humanos que adoptaron por profesión un compromiso de servir a todos, incluyendo a los propios integrantes de Kilómetro Cero, quienes llevan una cruzada contra todos lo que integran a la Policía”, expresaron.

PUBLICIDAD

También, la agencia sostuvo que las conclusiones de la organización sin fines de lucro son “poco rigurosas“ y ”cargadas de prejuicios”. Entre las recomendaciones de Kilómetro Cero está eliminar la práctica de que la agencia se autoinvestigue e instaron en implementar un cuerpo de supervisión civil independiente que pueda fiscalizar a la Policía. Sin embargo, el NPPR rechazó contundentemente estas sugerencias.

“Es FALSO que la Policía necesite un cuerpo de supervisión independiente. ¿Qué más supervisión independiente que la de un Departamento de Justicia federal, del Tribunal federal y un equipo completo de monitoreo constante? La Policía de Puerto Rico es la agencia más fiscalizada, monitoreada y supervisada. La pretensión de Kilómetro Cero de convertirse en un ente que investigue a la Policía, en sustitución del Tribunal Federal y de agencias con alto peritaje como el NIE y el Departamento de Justicia, como entes de investigación, fiscalización y de supervisión, no solo es descabellada, sino que demuestra una total desconexión con la realidad e ignorancia sobre los procesos locales y federales”, concluyeron.

Aseguran que los incidentes de feminicidios dentro del Negociado no son un asunto nuevo

Por su parte, la portavoz del Oberservatorio de Equidad de Género (OEG), la licenciada Josefina Pantojas Oquendo, aseguró a Metro Puerto Rico que esta práctica “no es una noticia nueva”.

La licenciada detalló que la diferencia es que ahora las incidencias “están documentadas” y que “se formaliza” la información que se ha filtrado a través del tiempo de manera “informal”.

Pantojas Oquendo estableció que las, vícitmas de violencia de género que han tenido parejas o exparejas que son agentes de la Policía, experimentan una adversidad distinta para lograr salir de las relaciones amorosas por su posición de poder, lo que compromete su seguridad.

“El proceso de ellas para salir de la relación puede tardar más tiempo por unos elementos de autoridad y de poder que son superiores a los casos comunes, a parejas que el individuo no es un policía. Entiendo que se multiplica a la que es común y corriente. El proceso de tribunales se complica porque ellos van tejiendo sus redes; van todo el tiempo al tribunal, conocen a los alguaciles, a los funcionarios y todo eso permea un ambiente que es mucho más hostil para la sobreviviente”, manifestó la activista.

Precisamente, en la investigación, expusieron que la mayoría de los policías involucrados en los casos llevaban cerca de 30 años de servicio en la agencia, lo que según señalaron “hace evidente que los años de experiencia policial no contribuyen a evitar que los policías cometan feminicidios íntimos”.

Asimismo, especificaron que los adiestramientos de fuerza, posesión de armas, acceso a recursos y puestos de poder “hacen que el agresor sea uno más peligroso”.

La experta en temas feministas afirmó que esta es una de las profesiones en Puerto Rico que demuestra un mayor nivel de letalidad respecto a los casos de violencia de género. Aunque, agregó que en “todo oficio que conlleve este tipo de entrenamiento, como los militares, guardias de seguridad de compañías privadas, los oficiales de custodia y de correción”, también prevalecen en estos casos.

Alegan que el NPPR y el Estado ignora la problemática social, pese a años de denuncias

Por otra parte, el análisis denunció que la estadística de feminicidios perpetrados por agentes de la Policía, parte de que “el problema de violencia de género que existe en el NPPR, se sigue ignorando dentro de la institución y el Estado, y se continúa delegando a la misma agencia la tarea de resolverlo”.

Han transcurrido 12 años desde que el Departamento de Justicia de EEUU documentó cómo la Policía de Puerto Rico estaba “infectada” con casos de violencia doméstica y aseveró que esto impedía que la Policía cumpliera con su misión. Al año siguiente, la American Civil Liberties Union (ACLU, en inglés) catalogó como alarmante la cantidad de denuncias de violencia doméstica perpetradas por agentes policiales y aseveró que era un síntoma de la disfuncionalidad institucional de la Policía. Tanto el Departamento de Justicia como la ACLU aseveraron que las prácticas institucionales de impunidad en la Policía permiten la violencia doméstica, la toleran, la fomentan, e incluso la premian, contrario a la explicación que ha asumido el Negociado de la Policía de Puerto Rico en sus comunicaciones públicas de que cada incidente se trató de un caso aislado de la conducta impropia e individual de un oficial”, sostiene la investigación.

Ante estos argumentos, la licenciada aseveró que el Estado y las agencias reaccionan de manera “defensiva” ante estos incidentes, indicando que se refugian en el argumento de que exponen la vida de los individuos para el servicio del país.

“Es como si dijeran: ‘Aquí no me vengas a mi hacer denuncias por que yo pongo la vida de esta gente en la calle para salvar al país del crimen’. Entonces, no aceptan responsabilidad, en vez de verlo como una oportunidad de mejorar, lo ven como si fuera una acusación o una mancha y asumen una posición defensiva”, enunció.

De la misma forma, Pantojas Oquendo estableció que el proceso de reclutamiento de los policías es deficiente y que, usualmente, “son personas que no saben manejar las situaciones sin violencia, tras perder la calma a la menor provocación”.

“Es como por ‘default’ (lo que piensan los interesados en ser policías) tengo más de de 18 años; mido tanto y peso tanto; ahora, creo que bajaron la estatura; no tengo otro trabajo, pues me meto a la Policía. Se que le hacen estudios psicológicos, pero no les hacen seguimiento. El agravante en este caso es que, además de no saber manejar sus emociones, tienen todos los elementos para que esa violencia sea más contundente”, expresó.

Finalmente, ante la publicación del informe, la licenciada opinó que las agencias rechazarán los argumentos y hallazgos de la investigación.

Lea el informe aquí:

Informe de Kilómetro Cero by Metro Puerto Rico on Scribd

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último