Locales

Se cortó el grillete: Arrestan en aeropuerto a hombre que iba a ser sentenciado por asesinato en Cabo Rojo

Intentó abandonar la isla a través de un vuelo hacia Florida

Arresto.

Las autoridades arrestaron en la noche del domingo a un sujeto que se cortó un grillete y pretendía abandonar la isla por el aeropuerto Rafael Hernández de Aguadilla.

Según el reporte de la Policía, el hombre, identificado como Wilfredo Asencio Rodríguez, de 34 años, estaba involucrado en un caso de asesinato, registrado en Cabo Rojo.

El ahora arrestado, quien a través de su representación legal y mediante un recurso de Habeas Corpus se encontraba libre bajo la supervisión de un grillete electrónico, estaba citado hoy, lunes, ante el Tribunal de Mayagüez, donde iba a ser sentenciado.

Asencio Rodríguez hizo un acuerdo para declararse culpable por el delito de asesinato y violaciones a la ley de armas. No obstante, se cortó el grillete e intentó abandonar la isla a través de un vuelo hacia el estado de la Florida.

El caso será consultado con el fiscal José Arocho del Tribunal de Mayagüez, para la radicación de cargos por destrucción y manipulación del grillete electrónico.

Investigan la muerte de ballena jorobada y manatí bebé

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Anaís Rodríguez Vega informó el domingo que se investiga qué provocó la muerte de una ballena jorobada cerca de la isla de Desecheo y, en un suceso separado, el deceso de un manatí bebé en Salinas.

“Estos eventos trágicos nos recuerdan que hay áreas que utilizamos para diversión o recreación que también son hábitats de especies marinas, algunas de ellas en peligro de extinción, por lo que debemos tener mucha precaución al estar en la playa o al navegar. Conocer sobre nuestras especies marinas y su estado nos ayuda a conservar estas criaturas”, dijo Rodríguez Vega en declaraciones escritas.

Según la información recopilada por las biólogas Nilda Jiménez Marrero y Grisel Rodríguez Ferrer, la ballena, de 25-30 pies, está en un estado avanzado de descomposición, por lo que llegar a una conclusión de qué pudo haber muerto se ha dificultado. Aun así, se gestiona la búsqueda de la carcasa que pudiese determinar el motivo del deceso.

“Nuestra exhortación a los navegantes es a tener precaución en el agua; si ven a una ballena, deben mantener una distancia de 100 metros y el tiempo de observación no debe exceder los 30 minutos”, explicó Rodríguez Ferrer.

Por otro lado, al bebé manatí se le practicará la necropsia que debe revelar qué sucedió. El Centro de Conservación de Manatíes colabora en esa gestión.

Si alguna persona tiene conocimiento o ve alguna espacie marina en peligro, puede llamar al Cuerpo de Vigilantes del DRNA al (787) 999-2200 extensión 2911; también pueden descargar la aplicación para teléfonos inteligentes Dolphin & Whale 911.

Tags

Lo Último

Te recomendamos