Locales

Gobierno construirá proyecto de vivienda para adultos mayores por $88 millones

La fase de construcción se estima que será completada en 30 meses

Gobernador Pierluisi anuncia nueva construcción de proyecto residencial para adultos mayores en Guaynabo.

El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, junto al secretario del Departamento de la Vivienda, William Rodríguez Rodríguez y el alcalde de Guaynabo, Edward O’Neill, anunciaron el comienzo de la construcción del proyecto 837 Senior Living, con una aportación de $62.5 millones de fondos de recuperación del Programa de Brecha de Low-Income Housing Tax Credit (LIHTC) del Community Development Block Grant Disaster Recovery (CDBG-DR).

“La reconstrucción de Puerto Rico sigue a paso firme por toda la Isla. Diariamente estoy en pueblos diferentes para anunciar, inspeccionar o inaugurar múltiples obras, tales como nuevos proyectos de vivienda asequible, carreteras, acueductos y alcantarillados, energía, escuelas y muchos otros proyectos públicos y privados. Ciertamente, aumentar el inventario de viviendas para nuestra gente es una de mis más altas prioridades y más aún para satisfacer la necesidad de nuestros adultos mayores. Por eso, en el día de hoy me place anunciar el inicio del Proyecto 837 Senior Living aquí en nuestro municipio de Guaynabo. Este proyecto de nueva construcción consta de un edificio multifamiliar de ocho pisos con 192 unidades residenciales de un dormitorio.”, explicó Pierluisi.

Las instalaciones incluirán áreas comunes multifuncionales como gimnasio, lavandería, salón comunitario con cocina, sala de lectura, y un patio público abierto para el disfrute comunitario. El mismo tiene como desarrollador a Égida 837, LLC Senior, diseñado por Young & De la Sota Architects, PSC, y será construido por CIC Construction Group, S.E.

La fase de construcción se estima que será completada en 30 meses. La inversión total del proyecto será de sobre $88 millones. De estos, $62.5 millones provienen de fondos del Programa de Brecha de LIHTC de CDBG-DR, y el restante es proveniente de capital privado y créditos contributivos federales.

El programa de Brecha de LIHTC fomenta la construcción y rehabilitación de viviendas para familias y adultos mayores de escasos y moderados recursos. Esto mediante el financiamiento que cubre la brecha entre los costos de construcción y los créditos contributivos disponibles, así como la inversión privada.

El primer ejecutivo añadió que “le hemos asignado a este programa un presupuesto de $1,210 millones con el que estamos trabajando para lograr la construcción de más de 3,500 viviendas de alquiler por todo Puerto Rico. Con el desarrollo de este proyecto, los residentes del Municipio de Guaynabo contarán con una nueva oferta de vivienda idónea, segura y resiliente para nuestros adultos mayores”.

Por su parte, el secretario de Vivienda aseguró que “con el inicio de esta construcción damos un paso más hacia nuestra recuperación, mientras atendemos necesidades inmediatas de vivienda y asegura un futuro mejor para nuestros ciudadanos, especialmente para los adultos mayores. Con una importante aportación de los fondos de recuperación, este proyecto llega para atender una necesidad de vivienda para un sector vulnerable. Continuaremos trabajando para lograr la transformación de Puerto Rico y que cada persona en la isla cuente con un techo seguro”.

El diseño del proyecto -ubicado en un terreno de 6,493.43 metros cuadrados en la carretera estatal PR-837 del Barrio Santa Rosa, Guaynabo- cuenta con un enfoque en la accesibilidad y sostenibilidad, e integra elementos de diseño avanzado para asegurar la inclusión de personas con discapacidades, con un tres por ciento de unidades con accesibilidad sensorial y un 12 por ciento adaptadas para accesibilidad móvil.

Mientras, la directora ejecutiva de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda, Blanca Fernández, resaltó la colaboración con Vivienda como clave para el éxito del proyecto 837 Senior Living, destacando que “esta colaboración ha sido esencial para atender la necesidad crítica de vivienda y establecer un modelo de desarrollo residencial inclusivo y sostenible en Puerto Rico, demostrando nuestro compromiso para mejorar la calidad de vida en Puerto Rico”.

El proyecto es un modelo de construcción sostenible, adhiriendo a los estándares del ICC-700 Green Building Standard.

Tags

Lo Último

Te recomendamos