Locales

Joven de 22 años busca ser el próximo alcalde de Cayey

El activista José Carlos Rivera Santiago sería el aspirante más joven a una alcaldía en la isla

José Carlos Rivera Santiago.

El estudiante de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, José Carlos Rivera Santiago, confirmó la noche del martes, en el programa “Jugando pelota dura” (TeleOnce) ser el aspirante más joven en la historia de Puerto Rico a una alcaldía.

El joven, de 22 años, destacó que el 5 de noviembre de 2023 confirmará su intención en aspirar a la alcaldía de Cayey bajo el emblema del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

“Decir que la juventud no es sinónimo de experiencia es una mentira”, manifestó el aspirante al destacar que en el pasado fue embajador de Puerto Rico ante la Fundación Botín, donde sostuvo encuentros con el Rey de España, y en el presente es Asistente Legislativo del representante José Bernardo Márquez.

Recomendados

Rivera Santiago señaló que Cayey tiene que atender el crecimiento económico de la mano de los pequeños y medianos comerciantes.

Además, denunció que el alcalde de Cayey, Rolando Ortíz Velázquez, es el alcalde con el sueldo más alto en Puerto Rico con $120 mil anuales.

“Hoy doy un paso al frente, no solamente por mi generación, si no por las generaciones que se quedaron esperando un cambio que nunca llegó”, expresó el líder del MVC.

“Johnny” Méndez afirma proyecto sustitutivo de la Reforma Contributiva es un “disparate legislativo”

El portavoz de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez, catalogó el martes, como un ‘disparate legislativo’, así el sustitutivo al proyecto 1839, de Reforma Contributiva.

“Es penoso saber que el Partido Popular, en su empeño de no bajarle las contribuciones a la gente, ha creado un disparate legislativo que no es viable para nada y que, además, está diseñado para penalizar a la gente. La delegación del PNP en la Cámara rechaza los cambios introducidos por esa colectividad al Proyecto de la Cámara 1839 y reiteramos que el PPD es el mayor obstáculo que tiene la gente y nuestras pequeñas y medianas empresas de recibir una reducción en las contribuciones”, dijo Méndez Núñez en declaraciones escritas.

“El PPD quitó el lenguaje de eliminar el Impuesto sobre las Ventas y Uso (IVU) en los muelles, rehusando, así, bajarle la carga contributiva a los individuos. Por otro lado, no quieren hacer nada para mitigar el aumento en el costo de vida impulsado por la inflación. Al contrario, las enmiendas que presentaron hacen virtualmente imposible bajar impuestos para parear con alzas en el costo de vida. Primero que nada, obligan al Departamento de Hacienda ir cada año a la Legislatura para pedir ‘permiso’ para parear beneficios con aumentos en costo de vida, algo altamente burocrático e irreal”, añadió.

Méndez Núñez sostuvo que entre otras de las enmiendas que no tienen el aval del PNP se encuentran la eliminación de la opción para los agricultores bona fides acogerse a un decreto contributivo. También faculta a los abogados a certificar gastos de Contribución Básica Alterna, sin requerirles a estos la preparación académica en contabilidad.

Otro aspecto que cuestionó el legislador es la creación de una ‘distinción’ en el impuesto pagado por los cócteles confeccionados con ron en relación a otros con alcohol.

Por otra parte, el PPD enmendó el lenguaje para los beneficiarios de las exenciones a ingresos pasivos, para imponer un tiempo de residencia fijo de 15 años antes de gozar de estos beneficios. Esto evita que puertorriqueños que se muden de regreso a la Isla puedan gozar de estos beneficios.

“Otro ejemplo del castigo contributivo que le hace el PPD a la gente. Si un puertorriqueño, por ejemplo, que se mudara a Florida por el paso del huracán María, y decide regresar a su tierra, no podrá acogerse de los beneficios contributivos de las exenciones a ingresos pasivos ante que viva aquí 15 años más. Eso mata el concepto ‘Todos somos Ley 22′, pues penaliza a nuestra gente otra vez”, sentenció.

Tags

Lo Último

Te recomendamos