Mundo

Franja de Gaza, la mayor cárcel al aire libre del mundo

Además de las medidas que ha tomado Israel para garantizar su seguridad, Egipto desempeña un rol importante en el ‘bloqueo a la Franja de Gaza’

AHMAD HASABALLAH/GETTY IMAGES

Uno de los principales calificativos que ha recibido la Franja de Gaza durante los últimos años, es ser “la cárcel al aire libre más grande del mundo”, debido a las presiones ejercidas desde Israel al controlar aspectos como los alimentos, la electricidad y el agua, además de los ataques realizados en contra de Hamás.

Para Human Rights Watch (HRW), las amplias restricciones impuestas por Israel al salir de Gaza “privan a sus más de dos millones de residentes de oportunidades para mejorar sus vidas”.

“El cierre ha devastado la economía de Gaza, ha contribuido a la fragmentación del pueblo palestino y forma parte de los crímenes contra la humanidad del apartheid y la persecución de palestinos cometidos por las autoridades israelíes”, explica HRW.

La organización defensora de Derechos Humanos afirmó también que la política de cierre de Israel –en defensa de su seguridad– evita que la mayoría de los residentes de Gaza vayan a Cisjordania, “impidiendo a los profesionales, artistas, atletas, estudiantes y otras personas buscar oportunidades dentro de Palestina y viajar al extranjero a través de Israel, restringiendo sus derechos al trabajo y a la educación”.

Egipto, y el paso de Rafah Gaza tiene otra frontera: Egipto, que también ejerce políticas restrictivas en su cruce de Rafah, “incluidas demoras innecesarias y maltrato a los viajeros, que han exacerbado el daño del cierre a los derechos humanos”, añade HRW. “Israel, con la ayuda de Egipto, ha convertido a Gaza en una prisión al aire libre”, dijo Omar Shakir, director para Israel y Palestina de HRW.

“Los más de dos millones de palestinos de Gaza permanecen bajo lo que equivale a un bloqueo que lleva 15 años”. Desde mayo de 2018, las autoridades de Egipto han mantenido abierto Rafah con regularidad, convirtiéndola –en medio de las amplias restricciones israelíes– en la principal salida al mundo exterior para residentes de Gaza.

“Sin embargo, los palestinos todavía enfrentan obstáculos onerosos al viajar a través de Egipto, incluyendo tener que esperar semanas para obtener permiso para viajar, a menos que estén dispuestos a pagar miles de dólares a compañías de viajes con vínculos importantes con las autoridades egipcias para acelerar su viaje, denegaciones de entrada y abusos por parte de las autoridades egipcias”, denuncia HRW.

Las obligaciones legales de Egipto hacia los residentes de Gaza son más limitadas, ya que no es una potencia ocupante. Las autoridades egipcias mantuvieron a Rafah prácticamente cerrada por casi cinco años tras el golpe militar de julio de 2013 que derrocó al presidente Mohamed Morsi, a quien los militares acusaron de recibir apoyo de Hamás.

Egipto alivió las restricciones en mayo de 2018, en medio de la Gran Marcha del Retorno, las recurrentes protestas palestinas en ese momento cerca de las vallas que separaban Gaza e Israel. A pesar de mantener Rafah abierto con mayor regularidad desde mayo de 2018, el cruce de personas no alcanzó los niveles previos. Antes del golpe militar de 2013 cruzaban una media de 40 mil personas mensualmente en ambas direcciones. Después de 2018, la media mensual fue de 12 mil 172 personas (en 2019) y de 15 mil en 2021, según la organización israelí Gisha.

Historia de la Franja de Gaza La Franja de Gaza es parte vital de los territorios palestinos, conocidos popularmente como Palestina. Junto a Cisjordania, al norte de Israel, constituye uno de los enclaves importantes de la región.

El hacinamiento es uno de los temas prioritarios al hablar de Gaza. En total, la superficie de los territorios palestinos se calcula en seis mil 165 km², de los cuales Cisjordania ocupa cinco mil 800 km² y Gaza solamente 365 km². Sin embargo, los territorios palestinos cuentan con una población de cinco millones 227 mil 193 habitantes (cifra 2021), de los cuales Gaza cuenta con una población estimada de un millón 989 mil 970 habitantes, que crece a un ritmo anual del 2%. Gaza, un antiguo puerto comercial y marítimo, ha sido mucho tiempo parte de la región geográfica conocida como Palestina.

A principios del siglo XX, estaba habitada principalmente por árabes musulmanes y cristianos que vivían bajo el dominio otomano.

“Cuando Gran Bretaña tomó el control de Palestina después de la Primera Guerra Mundial, los intelectuales de Gaza se unieron al emergente movimiento nacional palestino”, explica Maha Nassar, profesora asociada de la Escuela de Estudios de Oriente Medio y Norte de África en la Universidad de Arizona. En la guerra de 1948 que estableció el Estado de Israel, el ejército israelí bombardeó 29 aldeas en el sur de Palestina, lo que llevó a miles de aldeanos a huir a la Franja de Gaza, entonces bajo el control del ejército egipcio, pero que se desplegó después de que Israel declarara su independencia. La mayoría de ellos y sus descendientes permanecen allí hoy. “Tras la Guerra de los Seis Días de 1967 entre Israel y sus vecinos árabes, la Franja de Gaza quedó bajo ocupación militar israelí”, explica Nassar.

“La ocupación ha dado lugar a ‘violaciones sistemáticas de los derechos humanos’, según Amnistía Internacional, que incluyen expulsar a la gente de sus tierras, destruir hogares y aplastar incluso formas no violentas de disidencia política”.

La especialista también recuerda que Hamás es un grupo militante islamista palestino con sede en Gaza, el cual fue fundado en 1988 para luchar contra la ocupación israelí.

“Hamás y otros grupos militantes lanzaron repetidos ataques contra objetivos israelíes en Gaza, lo que llevó a la retirada unilateral de Israel de Gaza en 2005. En 2006 se celebraron elecciones legislativas palestinas. Hamás venció a su rival secular, Fatah, que había sido ampliamente acusado de corrupción”.

“Después de las elecciones de 2006, la administración Bush intentó expulsar a Hamas del poder y traer a un líder rival del partido Fatah considerado más amigable con Israel y Estados Unidos. Hamas se adelantó al golpe y tomó el control total de Gaza en mayo de 2007. En respuesta , Israel y Egipto –con el apoyo de Estados Unidos y Europa– cerraron los cruces fronterizos hacia y desde la Franja de Gaza”, afirma Nassar.

Tags

Lo Último

Te recomendamos