Locales

Escuelas públicas no tendrán clases el viernes para abordar el tema de las altas temperaturas

Dentro de cada escuela, se implementarán puntos estratégicos con centros de hidratación que contarán con agua fría

Escuela Alejandro Tapia y Rivera

La secretaria del Departamento de Educación, Yanira Raíces Vega, anunció que este viernes se suspenderán las clases para tomar medidas para atender el calor en los salones de clase.

“Dada la importancia de este asunto y, con el propósito de brindar una orientación adecuada al personal y a la comunidad escolar sobre la identificación de los signos de advertencia de enfermedades relacionadas con el calor, así como de la necesidad de desarrollar planes de contingencia y discutirlos de manera detallada con el personal y la comunidad escolar, el próximo viernes, 8 de septiembre de 2023, no habrá clases en el sistema público de enseñanza”, detalló la funcionaria.

La determinación surge con el fin de destinar el tiempo para la preparación, ejecución y divulgación de planes de contingencia adaptados a las condiciones y particularidades de cada escuela ante dicho fenómeno.

Durante la mañana, los directores de escuela orientarán al personal escolar y llevarán a cabo la revisión y adecuación de los planes de contingencia, asegurándose de que estén alineados con las condiciones específicas de la escuela y las necesidades del personal y de la comunidad escolar.

Además, se brindará una oportunidad para coordinar y fortalecer las estrategias de respuesta.

En la tarde del mismo día, cada director de escuela convocará a los padres, madres y encargados, de manera presencial, para participar en reuniones informativas sobre las medidas que se están implementando en la escuela en respuesta a la ola de calor. Estas reuniones pueden llevarse a cabo en forma de asamblea o a través de la orientación directa de los maestros a los padres desde el salón hogar. A tales efectos, se asegurarán de que las familias estén debidamente informadas sobre las medidas que serán implementadas para mantener la seguridad y el bienestar de sus hijos en un ambiente educativo seguro y saludable.

“Nuestro compromiso es mantener una comunicación abierta con la comunidad educativa y estamos decididos a colaborar estrechamente con las familias, el personal escolar y las autoridades pertinentes para abordar el tema de la ola de calor y su efecto en el aprendizaje de los estudiantes de manera eficaz. Es importante resaltar que este plan de acción será evaluado periódicamente”, sostuvo la secretaria en una comunicación a los empleados docentes.

Entre las medidas que se implantaran para atender la situación se encuentran

  • Centros de Hidratación: Se establecerán centros de hidratación equipados con agua fría en puntos estratégicos dentro de cada escuela.
  • Concienciación Ambiental: Desde el 16 de agosto de 2023, se compartió con la comunidad educativa un documento sobre el cambio climático y un Plan Operacional de Emergencias elaborado en colaboración con la Oficina del Comisionado de Seguridad del DEPR, el Departamento de Salud, el Servicio Nacional de Meteorología y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Se insta a los padres a colaborar con las escuelas y educar a sus hijos sobre la importancia de la conciencia ambiental.
  • Mantenimiento de Fuentes de Agua: Todas las fuentes de agua instaladas debido a la pandemia (más de seis mil) recibirán reemplazo de filtros para asegurar su funcionamiento óptimo en todas las instituciones educativas.
  • Adquisición de equipos: La secretaria Raíces Vega expresó: “Estamos trabajando en la adquisición de equipos como abanicos y acondicionadores de aire, siendo conscientes de las limitaciones eléctricas en las escuelas. Aunque estamos tomando medidas, la colaboración de los padres es fundamental en este esfuerzo”.
  • Actividades Deportivas Evaluadas: Las actividades deportivas y físicas al aire libre serán evaluadas en cada escuela para prevenir la exposición de los estudiantes al sol durante las horas de mayor calor. Estará permitido el uso de gorras, sombreros y gafas de sol para las actividades al aire libre.
  • Uniforme Escolar Flexible: Se permitirá a los estudiantes usar pantalones cortos tipo bermuda junto con la camiseta distintiva de la escuela mientras persista la ola de calor.
  • Alimentación Saludable: Los menús en los comedores escolares serán revisados para incorporar alimentos frescos y fríos, como frutas y líquidos, que contribuyan a mantener una hidratación adecuada.
  • Ajuste en Horarios de Clases: Se considerará una posible modificación en los horarios de clases para impartirlas en momentos de menor intensidad térmica. Los superintendentes regionales en coordinación con los directores escolares decidirán la acción a seguir en cada escuela de acuerdo con su particularidad.
  • Entrenamiento de Enfermeros: Todos los enfermeros serán capacitados para identificar y manejar los síntomas relacionados con el calor extremo. Se designará un área con acondicionador de aire para atender posibles emergencias. En el Informe de Labor Realizada, los enfermeros incluirán diariamente aquellos casos de estudiantes y adultos que hayan sido atendidos con síntomas por la ola de calor.
  • Mejoras en Infraestructura: Se está llevando a cabo un análisis detallado en cada escuela para determinar las necesidades de equipos y la capacidad eléctrica disponible. Se buscarán soluciones, como la instalación de subestaciones eléctricas en casos necesarios, para garantizar una infraestructura adecuada.
  • Vestimenta de los empleados: Podrán acudir a la escuela en pantalones cortos que lleguen hasta la rodilla, manteniendo el decoro en la vestimenta que usen. Sin embargo, deben observar el código de vestimenta gubernamental al acudir a las actividades oficiales fuera del plantel escolar.
Tags

Lo Último

Te recomendamos