Locales

Sierra Club y líderes comunitarios se oponen a la propuesta del gasoducto

El gasoducto está planeado para construirse entre la central de New Fortress y Palo Seco.

Palo Seco Planta de Palo Seco. (DENNIS A. JONES)

PUBLICIDAD

La organización Sierra Club Puerto Rico (SCPR) y líderes comunitarios expresaron su oposición a la propuesta de construir un gasoducto que realizó el consorcio Genera PR mediante una carta dirigida a la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, en inglés).

La empresa Genera PR, vinculada a New Fortress Energy, solicitó fondos públicos a la FERC para la construcción de un gasoducto que conectaría la terminal de la empresa matriz con la central de Palo Seco, a nombre de la AEE para suministrar gas natural a las plantas auxiliares de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) instaladas desde marzo pasado.

PUBLICIDAD

El grupo legal que representa a comunidades locales, incluyendo residentes de la bahía de San Juan, Guaynabo y los barrios Sabana, Amelia y Vietnam, ha manifestado su preocupación por la forma “secreta y de poca participación” en que se está llevando a cabo el proyecto. Pedro Saadé, miembro del grupo legal, señaló: “Salió un aviso a petición de Genera, el viernes pasado, para que cualquier persona que tenga comentarios o preocupaciones lo tenga que hacer para el martes que viene 25 de julio, es decir han dado 4 días y la gente realmente no está enterada de esto.”

Una de las principales preocupaciones expresadas es la falta de información suficiente en el expediente sobre la duración de los generadores temporeros. Saadé mencionó que estos generadores, destinados a ser temporales o de emergencia, exceden los $5 billones en costos, sin un parámetro de tiempo límite, lo que podría dar lugar a una situación en la que los generadores temporales se conviertan en algo permanente.

“No hace sentido inversiones de largo plazo ante los problemas de contaminación y cambio climático y sin explorar otras alternativas”, dijo Saadé.

Otra inquietud es la falta de notificación adecuada a las comunidades afectadas, y el uso del membrete de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en la carta dirigida a la FERC por parte de Genera PR. La carta solicita la autorización expedita del proyecto y su aprobación antes del 15 de agosto de este año. Esto planteó preguntas sobre conflictos de interés, dado que Genera es una subsidiaria de New Fortress, que suministra gas a la AEE y a sus propias subsidiarias. Sin embargo, el presidente de la Junta de Gobierno de la AEE, Fernando Gil Enseñat, había afirmado a Metro Puerto Rico que la licenciada Katiuska Bolaños no fue autorizada para utilizar el papel timbrado de la corporación pública para remitir la carta.

La oposición al proyecto también cuestiona la contradicción entre los esfuerzos para la transición a energías renovables establecidos por la política pública local y la insistencia de las autoridades federales en impulsar la distribución de gas natural en la región. Se resaltó que mientras FEMA anunció la llegada de generadores eléctricos para ayudar a estabilizar la red antes de la temporada de huracanes, estos generadores solo funcionan con combustible diésel o gas natural.

PUBLICIDAD

Por otro lado, la coordinadora legislativa de Sierra Club Puerto Rico (SCPR), Maritza Maymí, se unió a las expresiones de preocupación, señalando el riesgo ambiental y de seguridad asociado con el gasoducto propuesto.

El gasoducto propuesto, según lo mencionado en el discurso de Maymí, recorrería un área donde ya hay instalaciones de tuberías de gas, incluyendo aquellas cercanas a patios de casas habitadas por personas mayores y personas de escasos recursos. “Esto presenta un riesgo potencial para la seguridad de las comunidades locales, ya que el gas licuado es un material extremadamente frío que, en caso de fugas, puede ocasionar explosiones devastadoras, tal como ha ocurrido en otros lugares del mundo”, afirmó.

Además de las preocupaciones de seguridad, el proyecto del gasoducto plantea interrogantes sobre la necesidad real de aumentar la capacidad de generación de energía en Puerto Rico. Según datos proporcionados por Maymí, el consumo energético en la isla ha disminuido debido a la creciente adopción de energías renovables, como la energía solar, así como a la emigración.

“Entendemos que ese gasoducto que ellos están proponiendo es innecesario, es innecesario porque ya LUMA hace unos meses atrás había dicho al Negociado de Energía que ya existía capacidad de generación energética suficiente en el país, similares a la capacidad de generación que había antes del huracán Fiona”, añadió.

Además, Maymí aseguró que el proyecto del gasoducto contradice la dirección establecida por la Ley 17 de Puerto Rico, que ordena una transición lejos de los combustibles fósiles.

La SCPR tiene la intención de expresar su desacuerdo con la propuesta del gasoducto ante la FERC. Sin embargo, se han manifestado preocupaciones sobre el proceso de notificación, ya que las solicitudes y notificaciones relacionadas con Genera PR se han realizado principalmente en inglés, lo que limita la accesibilidad para los ciudadanos locales.

También puedes leer:

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último