Locales

Transferencia indebida de Oficina de Combustible a LUMA impidió reclamar a New Fortress

La AEE no sometió nominaciones para gas natural para 2021 y 2022

Fernando Gil Enseñat

La oficina a cargo de la compra de combustible en la Autoridad de Energía Eléctrica fue transferida injustificadamente al consorcio LUMA Energy cuando este asumió el control de los sistemas de transmisión y distribución de electricidad el 1 de junio de 2021, lo que más tarde le costó ahorros por millones de dólares a los abonados puertorriqueños.

Luego de que a finales de junio pasado la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) sometiera una moción ante el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) para desistir de continuar con las gestiones para obtener un reembolso de la empresa New Fortress Energy por combustible no entregado, quedó en el aire la razón por la cual la corporación pública desistió de la millonaria reclamación.

El presidente de la Junta de Gobierno de la corporación pública, Fernando Gil Enseñat, conversó en exclusiva con Metro Puerto Rico y explicó por qué se renunció al reclamo de compensación.

Recomendados

Gil Enseñat aclaró que el reclamo, que ascendía a $34,550,469.97 y que se hubiese acreditado a la factura de los abonados al servicio de energía eléctrica, no formaba parte de un recurso legal ante los tribunales sino que se trataba de la activación de una de las disposiciones incluidas en el contrato con el proveedor de gas natural para realizar este tipo de reclamos.

“Demanda como tal, nunca existió”, aclaró el otrora secretario del Departamento de la Vivienda. “El mismo contrato de venta de combustible provee para que cualquier reclamación se pueda hacer sin tener que entrar a un proceso legal. O sea, un proceso judicial como tal, nunca existió”.

“Lo que sí se estaba evaluando en base a la información que nos proveía la Gerencia (de la AEE) era si se entablaba o no (la reclamación) en base a una investigación y a una opinión legal que preparó el bufete de Díaz & Vázquez. El bufete nos dio una perspectiva de la cual la gerencia no estaba al tanto y estaban persiguiendo algo que, si íbamos a corte, la realidad es que no iba a rendir frutos”, dijo.

El funcionario reconoció que los reclamos de la AEE no tenían mérito ya que falló en someter las nominaciones para gas natural de los años 2021 y 2022 conforme al Acuerdo de Compraventa de Combustible (FSPA, en inglés). Dijo también que la corporación pública renunció a todas sus reclamaciones relacionadas a su incumplimiento en nominar gas natural mediante el Acuerdo de Oferta y Aceptación de las partes.

Gil Enseñat reconoció cándidamente que durante la transición del componente de transmisión y distribución de energía a LUMA Energy a través de un acuerdo de alianza público-privada (APP) la oficina a cargo de la compra de combustible fue transferida injustificadamente al nuevo operador una vez este asumió el control de la red el 1 de junio de 2021.

“Cuando la AEE hace la primera transición hacia LUMA, por una razón que desconocemos – pero si tenemos que atribuirle la culpa a algo es a esto – se transfirió la Oficina de Combustible a LUMA sin razón de ser. Siempre estuvo claro con LUMA que quien iba a hacer la compra de combustible y todo lo relacionado a la generación iba a seguir siendo la AEE hasta que se diera la APP de generación, que hoy en día es con Genera PR”, explicó el presidente de la Junta de Gobierno de la AEE.

“Esa oficina es la que está encargada de hacer las nominaciones de gas – en caso de que sea gas – ya sea con Ecoelectrica o con New Fortress Energy, aquí en San Juan”, añadió.

Gil Enseñat explicó además que las nominaciones de combustible para 2021 no se realizaron a tiempo debido al proceso de transición, aunque no señaló sobre quién recaía la responsabilidad de monitorear el proceso de transición.

“Esa nominación se supone que la hiciera la AEE, los softwares con que se hacían, ya en ese momento estaban en el lado de LUMA y no fue hasta abril de 2022 que se hizo ese traspaso nuevamente a la AEE hasta que ahora recientemente se le transfirió la responsabilidad a Genera PR”, dijo.

“Cuando llega el huracán (Fiona) no había nominaciones pero, sin embargo, hay que atribuirle buena fe a New Fortress porque nos vendió el gas a precio de contrato cuando, sin esas nominaciones, se supone que el suplido que nos dieron hubiera sido a precio de mercado”, añadió.

Medida de contingencia

Luego de que se hiciera pública la aprobación de una partida adicional de $30 millones por parte del NEPR al nuevo operador de generación, Genera PR, a través de una resolución el 25 de junio, el presidente de la Junta de Gobierno de la AEE explicó que se trata simplemente de una medida de contingencia y no de un desembolso directo de fondos.

“Esos $30 millones son una contingencia. Eso está aprobado para efectos de que si Genera PR cumple con las métricas de las economías en combustible, pues ya esos $30 millones están ahí, separados”, explicó el funcionario.

“Si al pasar el año no cumplieran con esa meta, como esos $30 millones ya estaban contemplados dentro del ajuste tarifario, el NEPR se lo tendría que pasar a los clientes. Sería peor después que si ellos cumplen con esa meta – que esperamos que sí porque significa también economías dentro de la factura”, añadió.

En la resolución del NEPR se resumen los presupuestos anuales y se incluyen $52,540,000 para Genera PR de los cuales $22.5 millones irían dirigidos al pago fijo anual mientras que $30,040 millones serían destinados a “potenciales incentivos por productividad”.

Las dudas sobre la asignación de fondos surgen por el propio lenguaje del acuerdo contractual entre Genera PR y la Autoridad de Alianzas Público-Privadas (AAPP) que establece en la Sección III.B del Anejo II que el operador recibirá un pago de incentivo basado en un porcentaje de la cantidad total de los ahorros obtenidos por este anualmente.

Suficiente para operar

Gil Enseñat aseguró que el presupuesto aprobado por el NEPR es suficiente para operar, contrario a los continuos reclamos del director ejecutivo de la AEE, Josué Colón Ortiz, quien ha asegurado en múltiples ocasiones que el presupuesto aprobado por el NEPR para el año fiscal que comenzó el 1 de julio no es suficiente ni siquiera para pagar la nómina de empleados que quedan en la AEE.

Asimismo, el funcionario señaló que la AEE tiene algunas partidas identificadas que podrían servir como fondos de emergencia en caso de ser necesitados.

“Nosotros tenemos una reserva de dinero restricto, o dinero operacional, que se ha podido reembolsar de FEMA, pero eso es dinero operacional, por lo tanto, lo podemos utilizar para suplir operaciones también”, explicó.

“Como junta decidimos que si le hiciera falta (a la AEE) dinero para suplir esa brecha presupuestaria que se argumenta tiene, cuando se esté a un 25 por ciento de quedarse sin dinero, se activa entonces esta reserva para que se puedan cubrir las obligaciones que haya que cumplir”, añadió.

Gil Enseñat explicó que luego de realizar trabajos con fondos federales se logran establecer reservas de fondos a manera de línea de crédito rotatoria dentro del mismo dinero de la corporación pública.

El presidente de la Junta de Gobierno de la AEE insistió en que hay dinero suficiente para cubrir cualquier brecha presupuestaria y desestimó los reclamos a las dificultades de experimentar una transición como la más reciente con Genera PR.

“La realidad es que son presupuestos más bajitos del que están acostumbrados a tener, los cambios son bien difíciles para la gente asimilarlos y es el mismo personal que se queda, que se cuestionan cómo van a operar con esa cantidad, pero la realidad es que no estamos operando como se estaba operando antes”, indicó.

“Yo entiendo honestamente que la AEE debe funcionar con el presupuesto aprobado por el NEPR porque la realidad es que hay dinero, el personal como tal está cubierto en esa nómina y hay un dinero de esas reservas que pueden suplementar cualquier tipo de brecha presupuestaria”, aseguró.

Lo que queda

Gil Enseñat señaló que luego de estas dos grandes transiciones (con LUMA Energy en 2021 y con Genera PR en 2023) la corporación pública queda como “Holding Company”, o dueña de las corporaciones de los distintos activos que aún posee, como lo son los componentes de transmisión y distribución, conocido como GridCo – operados por LUMA Energy – y el de generación, conocido como GenCo – operado por Genera PR.

“Hay también una subsidiaria de propiedades que es toda la propiedad excedente que no se ha utilizado y servidumbres, que se sacó a parte; y los activos de agua, que son los que llamamos HydroCo, que incluye todos los canales de riego, hidroeléctricas y embalses”, explicó.

A preguntas de Metro Puerto Rico sobre si se vislumbra eventualmente privatizar estos componentes igual que se hizo con la generación y la transmisión y distribución, el funcionario aseguró que no lo ve necesario en un futuro cercano.

Yo entiendo que con la pericia y la capacidad que existe ahora mismo – que básicamente esa división se quedó igual a lo que existía anteriormente –la AEE los puede operar”, dijo.

Asimismo, Gil Enseñat adelantó un proyecto medular en la generación de energía en Puerto Rico que aumentaría la capacidad de generación.

“Actualmente la capacidad instalada de generación en los embalses en Puerto Rico, en las hidroeléctricas, es de alrededor de 99.5 megavatios. De esos solo se pueden utilizar 24 megavatios por la cantidad de reparaciones que se tienen que hacer”, explicó el funcionario.

“Por ejemplo, hay dos turbinas en el embalse Dos Bocas que desde el huracán Georges en 1998 no las han arreglado. Ahora, con el dinero federal, ya se han hecho muchos acuerdos con el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos, con el “Bureau of Reclamations” del Departamento de lo Interior, que es la parte encargada de la represa y los embalses en el gobierno federal, no solo para remozar sino para reforzar la capacidad de los embalses y modernizarlos”, añadió aunque indicó que estos trabajos podrían tardar una década en completarse.

Tags

Lo Último

Te recomendamos