Locales

Revelan traqueteo con otorgamiento de licencias en CESCO de Bayamón

Se encontraron 64 casos de certificaciones médicas posiblemente falsas en las licencias de conducir

CESCO Bayamón

Una investigación realizada por la Oficina del Inspector General (OIG) en el Centro de Servicios al Conductor (CESCO) de Bayamón reveló irregularidades en el otorgamiento de licencias de conducir, anunció la oficina este miércoles.

“Identificamos un patrón de documentos falsos vinculados a un operador particular”, declaró un representante de la Oficina del Inspector General en comunicación enviada a los medios de comunicación.

“Al revisar 125 transacciones, encontramos sesenta y cuatro casos de certificaciones médicas posiblemente falsas en las solicitudes de licencia de conducir”, continuó.

Recomendados

La Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica de Puerto Rico confirmó que la firma en estos formularios no pertenecía a ningún profesional de la salud autorizado en Puerto Rico.

Además, la investigación reveló 22 transacciones que se procesaron con licencias de aprendizaje vencidas por más de treinta días antes de tomar el examen práctico. De estas, dieciséis también presentaban información y licencias médicas falsas.

La investigación evidencia serias deficiencias en los controles internos en el Centro de Servicios al Conductor de Bayamón. Durante la investigación, también se identificaron deficiencias de control en el registro de documentos necesarios para procesar las licencias a través del Sistema DAVID+.

“Las situaciones comentadas denotan un patrón de irregularidades por parte del operador, al incumplir con la reglamentación aplicable para la expedición de licencias de aprendizaje y licencias de conducir en beneficio de los ciudadanos. Lo cual revela posibles actos de corrupción en los servicios públicos, afectando así la confianza de los ciudadanos en los procesos gubernamentales”, lee el informe.

“Por otro lado, la deficiencia de controles en el Sistema DAVID+ y la ausencia de supervisión sobre las transacciones registradas por los operadores propician el ambiente para la comisión de irregularidades y dificultan que éstas puedan ser identificadas a tiempo para fijar responsabilidades. Lo comentado obedece, a la ausencia de una supervisión efectiva y eficiente sobre las operaciones que realizan los operadores en el CESCO, esto debido a la limitación de personal para llevar a cabo dichas funcions. Por otro lado, podría obedecer a que los niveles de acceso aprobados al operador en el Sistema DAVID+ no garantizan una segregación de deberes adecuada y limitada, a las funciones que el operador del CESCO tenía autorizadas”, añade.

La Oficina del Inspector General hizo los referidos correspondientes para la evaluación de las posibles violaciones identificadas.

Documento
Tags

Lo Último

Te recomendamos