Locales

Genera PR achaca falta de generación a condición de centrales

Ello a pesar de que FEMA mantiene plantas generatrices de gas natural para apoyar la producción de energía

Luego de que Genera PR asumiera el control de la generación de energía producida por los activos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) el pasado 1 de julio, se experimentan apagones por relevos de carga en noches consecutivas recientes, ello a pesar de que el operador de la generación asegura que actualmente se produce mayor cantidad de megavatios.

Genera PR, a través de su portavoz, Iván Báez, ha sido firme en señalar que los apagones son producidos por relevos de carga que son exclusivamente programados por LUMA Energy, operador de la transmisión y distribución de energía. Sin embargo, este operador ha señalado públicamente que los relevos de carga que son ejecutados y que provocan los apagones son realizados como medida de contingencia ante la falta de generación producida por Genera PR.

Ante el señalamiento mutuo entre los contratistas del gobierno sobre quién tiene la responsabilidad de los apagones, el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianza Público-Privadas y Energía de la Cámara de Representantes, Luis Raúl Torres Cruz, cuestionó hoy durante vistas públicas al vicepresidente de operaciones de Genera PR, el ingeniero Daniel Hernández Morales.

Recomendados

“¿Quién dice la verdad, ustedes (Genera PR) o LUMA?”, cuestionó el veterano representante.

“Cuando hicieron la transición hicieron una conferencia de prensa y dijeron que todo estaba en orden, que la transición había sido transparente, ordenada, que el sistema estaba funcionando adecuadamente, sin embargo ayer había 122,000 abonados en Puerto Rico sin servicio eléctrico y LUMA alegó públicamente que fue por relevos de carga porque no tenían la generación necesaria de parte de ustedes porque había varias plantas fuera, incluyendo la de AES, que es privada”, añadió Torres Cruz.

Aunque Hernández Morales no ofreció una respuesta directa, sí explicó que la condición del sistema es medida a través de parámetros ya reconocidos en la industria eléctrica siendo los de mayor importancia los de salidas forzadas y disponibilidad equivalente.

El ingeniero, quien saltó a la luz pública como el portavoz de LUMA Energy durante la emergencia del huracán Fiona en 2022, justificó el evento asegurando que el mismo ocurriría con cualquier operador dada las pésimas condiciones en que se encuentran las plantas generatrices.

“Las fallas que hubo en esta semana iban a asar como quiera, estuviese la AEE o estuviésemos nosotros. Las salidas forzadas, y eso está en el informe de la AEE de mayo que le presentó en junio a la Junta de Gobierno, en promedio alcanzaban 32 por ciento. Eso es como un avión que se está estrellando”, aseguró.

“Ese por ciento dentro de lo que es la industria debería estar en menos del 10 por ciento. Ese 32 por ciento lo que representa es que de la totalidad de la generación del país, en este caso de la AEE, el 32 por ciento salió de servicio abruptamente en mayo de este año y eso responde a la condición actual de las unidades”, añadió mientras convenientemente dijo preferir distanciarse de señalar responsables del evento.

El representante cuestionó la veracidad de las declaraciones del director ejecutivo de la AEE, Josué Colón Ortiz, y del presidente de la Junta de Gobierno, Fernando Gil Enseñat, cuando indicaron al país durante el proceso de transición que las plantas estaban produciendo la suficiente energía para asumir la demanda.

Más generación temporera

La anunciada asistencia de generación adicional con plantas de emergencia provistas por FEMA no sería suficiente para apagar plantas y repararlas sin afectar el servicio a los abonados, así lo aseguró Hernández Morales durante su deposición.

El ingeniero, quien funge como vicepresidente de operaciones para Genera PR pero como contratista privado a través de su empresa PR Grid Consulting, LLC., explicó que ha desarrollado un plan para reducir las salidas forzadas para diciembre de 2024 pero insistió en que es crucial el aumento en la generación temporera para lograrlo.

“Parte del plan es darle continuidad a lo que son las salidas normales y ambientales que tienen las unidades, eso es lo que nosotros siempre hemos hecho, pero si hacemos lo mismo tendremos el mismo resultado”, explicó el ingeniero, quien también laboró por 32 años en la AEE.

“Las unidades están cada vez peor porque seguimos haciendo lo mismo, no podemos seguir cambiando aceite y filtro, tenemos que hacer otra cosa”, añadió.

El ingeniero explicó que se necesita desarrollar un programa de mantenimiento basado en los aspectos de las salidas normales y ambientales y un programa de remplazo de componentes críticos porque “el motor esta ya que hay que cambiarlo, esto no aguanta más”.

Hernández Morales dijo que se identificó una lista de componentes críticos que incluyen bombas, motores, válvulas y calentadores, entre otros, que fue presenta ante la consideración del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE, en inglés), del Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) y de FEMA.

“La única forma en que vamos a mejorar el comportamiento de las unidades en Puerto Rico es cambiando los componentes, pero para eso yo necesito que la generación temporera que está en Puerto Rico a través de FEMA se aumente a unos 900 megavatios, pero no sé cuán dispuesto esté FEMA a colaborar con eso porque es costoso”, reconoció.

“Pero si realmente queremos hacer un cambio dramático en el comportamiento de las maquinas hasta que las saquemos de servicio para que fuentes renovables vayan entrando, tenemos que aumentar la generación temporera”, insistió.

El representante hizo la salvedad de que la generación temporera ofrecida por FEMA es producida por gas natural que es provisto por New Fortress Energy – empresa matriz de Genera PR – a través de un contrato con el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE, en inglés).

Torres Cruz confrontó al portavoz de Genera PR quien reconoció que los apagones causados por relevos de carga por la falta de generación obligan al operador a utilizar las llamadas unidades pico, o unidades de reserva, que funcionan con combustible diésel, combustible más costoso para la AEE.

“Eso nos va a costar una millonada”, aseguró el legislador.

“Lo que quiero es que la gente entienda que cuando LUMA venga a pedir un ajuste por el costo de combustible porque se descuadro porque tiene que pagar millones adicionales porque hizo relevos de carga y para poder mantener el servicio se tuvieron que utilizar las plantas pico que cuestan más caro el combustible, esta es la razón”, dijo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos