Mundo

Rendición de Trump en tribunal de NY crea un espectáculo

NUEVA YORK (AP) — Un pequeño parque en lo que solía ser un estanque pantanoso y lleno de aguas residuales se convirtió el martes en la zona cero de la agitación en torno a la rendición del expresidente Donald Trump en una corte del bajo Manhattan.

Cientos de personas, manifestantes, periodistas y algunos políticos se presentaron en las inmediaciones del parque Collect Pond, frente a la calle del tribunal de justicia en donde Trump será encausado. Trump ingresó al tribunal rodeado de agentes del Servicio Secreto y fuera de la vista de los manifestantes que se reunieron en el parque.

La multitud era pequeña, según los criterios de las protestas en la ciudad de Nueva York, que suelen atraer a miles. Y los temores de disturbios violentos que podrían obligar a la policía a cerrar partes de la ciudad resultaron infundados, pues las medidas de seguridad prácticamente desaparecieron luego de dos manzanas.

Pero la escena dentro del parque y las aceras aledañas era bastante caótica.

Barricadas de metal separaban a los simpatizantes de Trump de los manifestantes anti-Trump, y la policía intervino para dispersar pequeñas trifulcas. Los periodistas, algunos de los cuales se turnaron para esperar en fila durante toda la noche para reservar un codiciado lugar dentro del juzgado, se arremolinaban sobre las personas reconocidas que aparecían por el lugar.

Silbidos y abucheos de los manifestantes anti-Trump prácticamente ahogaron las declaraciones de la representante federal Marjorie Taylor Greene, una republicana por Georgia que acudió para mostrar su apoyo al expresidente. Pero el contingente pro-Trump la recibió con aplausos antes de que se fuera rápidamente del lugar mientras los periodistas se congregaban a su alrededor.

Otra de las personas que se presentó a apoyar a Trump fue el representante republicano George Santos, un asediado legislador republicano que enfrenta varias investigaciones por mentiras sobre su biografía que contó mientras hacía campaña.

“No estoy aquí por las cámaras”, insistió a los reporteros. “Quiero apoyar al presidente, simplemente porque pienso que esto no tiene precedentes, y es un mal día para la democracia”.

Las multitudes crecieron en los momentos previos a la llegada al tribunal de Trump, el primer presidente en funciones o expresidente en la historia del país en enfrentar cargos penales.

La policía de Nueva York había dicho que estaba preparada para enfrentar grandes protestas de simpatizantes de Trump, quienes comparten la postura del expresidente republicano de que la acusación formal de un jurado investigador de Nueva York y tres investigaciones adicionales pendientes son por motivos políticos y con el fin de debilitar su candidatura para volver a la Casa Blanca en 2024.

Unos cuantos cientos de personas se presentaron para apoyar a Trump el martes, ondeando banderas de Trump y portando gorras con la leyenda “Hagamos grande a Estados Unidos otra vez”.

Pero la seguridad era lo suficientemente laxa en el vecindario que varios de los transeúntes atravesaron el parque sólo para ver que estaba pasando.

Una mujer realizó lo que parecía una rutina de Tai Chi sin prestar atención a los reporteros.

En un punto, un guía de turistas llevó a un grupo de visitantes por la zona. El guía se detuvo para tomar fotografías de la escena y continuó. Otros permanecieron por el lugar cerca de un gran grupo de periodistas.

Kyle Heath, de 37 años y originario de Carmel, Indiana, se encontraba en la ciudad para una vacación familiar que había planeado desde hace tiempo. Atravesó el parque en medio de los periodistas, viéndolo todo.

“Queríamos venir y ver qué estaba pasando, y decir que estuvimos lo más cerca que pudimos de esto”, dijo Heath. “En Indiana, no tenemos tal conmoción”.

A finales del Siglo XVIII, donde ahora está el parque Collect Pond había un pequeño estanque que se había convertido en un desagüe al aire libre a medida que la ciudad creció. Se llenó a principios del siglo XIX, pero durante décadas fue parte del famoso barrio de los Cinco Puntos de Manhattan, conocido por sus guerras entre pandillas.

Una tensión ciertamente distinta se percibía el martes alrededor del tribunal y la corte, mientras los medios de comunicación buscaban obtener la mejor posición. Las cadenas de televisión contrataron a personal de seguridad que alejaron a las personas a empujones. Algunos reporteros habían comenzado a formarse para obtener un lugar dentro del juzgado la tarde del lunes, y permanecieron ahí toda la noche o le pagaron a alguien más para que lo hiciera.

Estallaron pequeñas trifulcas cuando manifestantes anti-Trump sacaron una enorme pancarta con la leyenda “Trump miente todo el tiempo”, en medio de un grupo de simpatizantes del expresidente. La policía intervino rápidamente para poner fin al enfrentamiento.

“Creo que es muy importante. Pienso que es bastante simbólico, muestra que al menos en Nueva York, con el fiscal, nadie está por encima de la ley”, comentó Gregory Williams, de 57 años, quien se presentó con una fotografía tamaño natural de Hillary Clinton y una pancarta hecha a mano con la leyenda: “Enciérrenlo”.

___

El periodista de Associated Press Paul J. Weber, en Austin, Texas, contribuyó con este despacho.

Tags

Lo Último

Te recomendamos