Mundo

Recuperan cuerpo de niño tras último ataque ruso en Ucrania

KIEV, Ucrania (AP) — Los equipos de emergencias recuperaron en la madrugada del sábado el cuerpo de un niño pequeño de entre los escombros mientras buscaban sobrevivientes de un ataque con misiles rusos que arrasó un edificio residencial en Krivói Rog, una ciudad del centro de Ucrania.

El proyectil fue uno de los 16 que, según las autoridades ucranianas, superaron sus defensas aéreas de los 76 lanzados el viernes en el último ataque masivo de Rusia contra la infraestructura energética del país, parte de la estrategia de Moscú para dejar a civiles y soldados a oscuras y sin calefacción este invierno.

Valentyn Reznichenko, gobernador de la región de Dnipropetrovsk, donde está Krivói Rog, escribió en Telegram que los “rescatistas recuperaron el cuerpo de un niño de año y medio de debajo de los escombros de una casa destruida por un proyectil ruso”. En total, cuatro personas perdieron la vida en el ataque y otras 13 resultaron heridas, incluyendo cuatro niños, según las autoridades.

Recomendados

Según Reznichenko, los ataques de las fuerzas rusas continuaron durante la noche y dañaron líneas eléctricas y casas en las ciudades y localidades de Nikopol, Marhanets y Chervonohryhorivka, que están al otro lado del río Dniéper, frente a la central nuclear de Zaporiyia, ocupada por Moscú.

El mando militar ucraniano dijo el sábado por la mañana que las fuerzas del Kremlin habían actualizado el número de misiles disparados en su última ofensiva a 98, pero no aclaró cuántos fueron interceptados en total por sus defensas aéreas.

El ataque del viernes, que azotó muchas zonas en el centro, el este y el sur del país, supuso también uno de los mayores operativos contra la capital, Kiev, desde la guerra provocada por la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero. De acuerdo con las autoridades, la ciudad recibió alrededor de 40 proyectiles el viernes pero sus defensas antiaéreas los interceptaron casi todos.

Cuadrillas de operarios se afanaban en la reparación de los sistemas de electricidad y agua.

El alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, reportó el sábado que dos tercios de los hogares se habían reconectado a la red eléctrica y que todos habían recuperado el acceso al agua. El metro también volvió a funcionar con normalidad tras servir de refugio antiaéreo en la víspera.

El gobernador de la provincia nororiental de Járkiv, Oleh Syniehubov, dijo el sábado que toda la región tenía electricidad, incluyendo la ciudad de Járkiv, la segunda más grande del país. El suministro se cortó el viernes tras ataques con 10 misiles S-300.

En Krivói Rog se rescató a los 596 mineros que habían quedado atrapados bajo tierra por los misiles, dijo el alcalde, Oleksandr Vilkul, el viernes en la noche.

Por otra parte, en la central de Zaporiyia ha comenzado la instalación de una cúpula protectora, indicó el sábado un funcionario de las autoridades nombradas por Moscú para la provincia homónima del sureste del país. Vladimir Rogov apuntó que la estructura protegerá a la planta de los fragmentos de proyectiles y de artefactos explosivos improvisados transportados por drones. La central nuclear, la mayor de Europa, ha sido bombardeada en varias ocasiones. Sus seis reactores llevan meses parados.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica anunció recientemente que planea enviar a expertos en seguridad nuclear a las centrales ucranianas para evitar posibles accidentes. La agencia de Naciones Unidas ya tiene un equipo permanente en Zaporiyia.

Tags

Lo Último

Te recomendamos