Noticias

Con dinero, pero sin poder completar las compras de materiales en las escuelas

Un engorroso proceso ha provocado que no se completen las compras a tiempo y que los materiales no lleguen a los planteles.

Una maestra mira dentro de un estante en busca de materiales.

A pesar de que el Departamento de Educación (DE) destinó este año escolar una cantidad considerable de fondos para los planteles en comparación con años anteriores, lo cierto es que tanto docentes como directores del sistema público de enseñanza enfrentan problemas en la adquisición de materiales que provocan que no lleguen a su destino o simplemente que la escuela pierda los fondos por no cumplir con el plazo establecido para completar el proceso.

“Y no solamente es que las compras no han llegado, sino que los directores en la Región Sur, por ejemplo, tienen una pelea con el Diseño de Excelencia Escolar (DEE) porque revisan el pedido, pasa a la siguiente etapa, se los devuelven, o sea, que esto es un caos”, aseguró Angie Mulero, directora de la escuela superior Luis Hernáiz Veronne, de Canóvanas.

“Esto está pasando en todas las escuelas de la isla porque lo único malo que tiene el DE es la burocracia”, añadió.

Mulero denunció que el proceso de compras para materiales es tedioso, confuso, lento y con una pobre comunicación entre la Oficina de Compras del DE y los planteles escolares.

“En mi escuela mandamos a pedir una fotocopiadora y aún no nos ha llegado. Y ni tan siquiera es el Departamento de Compras como tal, sino es lo que les han impuesto a ellos”, añadió en referencia al síndico federal en el DE que revisa y finalmente aprueba las órdenes de compra que salen desde las escuelas.

Por su parte, una empleada docente, quien dijo estar encargada de realizar las compras en un plantel escolar que no identificó, explicó que el DE anunció una extensión hasta este próximo 31 de diciembre de la fecha límite para hacer las órdenes para el presupuesto 2021-2022, que culminaba en mayo pasado.

No obstante, la educadora aseguró que el proceso es atropellado para la cantidad tan alta de fondos disponibles para cada escuela. La empleada docente indicó que, de no lograr someter satisfactoriamente esa orden de compras antes de esa fecha, la escuela podría perder esos fondos este año.

“El DE tiene un sistema sumamente arcaico de compras, con una plataforma que es bien complicada para navegar”, lamentó la maestra, quien prefirió mantenerse en el anonimato.

“Esta semana, me hablaron de la extensión al 31 de diciembre para gastar los $400,000 en materiales que nos asignaron en mi escuela, pero eso es muy complicado y volverá a pasar el mismo proceso. Esas compras van a llegar después de la fecha y, entonces, las cancelarán por eso”, añadió.

Flujo no aceptable

El secretario del DE, Eliezer Ramos Parés, admitió en entrevista con Metro que los procesos y el flujo de órdenes no son los más aceptables y explicó que se debe a una combinación de factores.

“Reconozco que estamos enfrentando la escasez de bienes, la espera de que esos bienes sean trasladados o que el material para confeccionarlos sea traído, y eso ha dilatado estos procesos de compra y de entrega”, señaló el titular del DE.

“El volumen de las compras en el DE se ha triplicado porque desde el año pasado tomamos la decisión de no correr planes de trabajo e inversiones para asistencia a las escuelas desde el nivel central, lo que ha permitido que ese presupuesto escolar crezca considerablemente. Así que escuelas que usualmente recibían $10,000 o $20,000, hoy por hoy tienen cientos de miles de dólares para hacer compras”, añadió. Además, explicó que los fondos son una combinación de asignaciones estatales y federales.

Por su parte, Jesús González, subsecretario de Administración del DE, concurrió con Ramos Parés en que la cantidad asignada a las escuelas ha aumentado en cinco o seis veces en comparación con años anteriores, asunto que ha complicado el proceso.

“El inventario que se pide muchas veces no está disponible localmente y los suplidores nos envían comunicaciones donde nos indican que los tiempos de entrega han cambiado porque son cantidades no disponibles por problemas con los embarques, con la producción y demás”, explicó González.

“También, desde marzo de 2021 comenzó un contrato con un síndico federal, así que el DE tiene una sindicatura federal que revisa y aprueba desde la requisición en la orden de compra hasta los pagos. Eso trae líneas de tiempo adicionales”, añadió.

Buscarán agilizar el proceso

No obstante, tanto González como el secretario del DE aseguraron que el proceso se agilizaría en los próximos meses gracias a una solución implementada y que augura reducirá las capas de burocracia en el sistema actual.

“Se adjudicó un proceso de subasta y está en las etapas finales para entregar una tarjeta de compra a cada una de las escuelas. Queremos que las compras que ya están en contrato, que ya se les formalizó un contrato, y que ya hay un contrato en la Administración de Servicios Generales, que las puedan hacer directamente desde la escuela”, explicó el funcionario.

“Esperamos que podamos empezar ya para principios del próximo año y estamos hablando de que en un par de meses vamos a contar con esa tarjeta de compra para que ese flujo tan extenso de aprobaciones se evite”, añadió.

Tags

Lo Último

Te recomendamos