Noticias

Promueven la equidad desde el campo del derecho

Un grupo de abogadas destaca en una firma legal que impulsa la equidad entre géneros, combatiendo estereotipos y demostrando su valor profesional.

Un grupo de seis abogadas y un abogado de la firma legal Littler posan para la cámara desde una oficina con rótulos de la firma.

Indudablemente, la equidad de género es una de las barreras más grandes que Puerto Rico debe superar para lograr una sociedad más justa y darle un giro de 180 grados a la inequidad en todos los aspectos.

En ese sentido, el bufete de abogados especializado en asuntos laborales Schuster, LLC. – subsidiaria de la afamada firma internacional, Littler – es, posiblemente, un microcosmos del potencial macro de una sociedad más inclusiva.

La firma, que opera desde 2014 bajo el nombre de Littler Puerto Rico, ha promovido la inclusión y la diversidad entre sus socios capitales logrando un equipo de trabajo bien integrado entre abogados y abogadas.

Sin embargo, a pesar de laborar en un ambiente de inclusión y equidad, las licenciadas Lourdes Hernández Venegas y Erika Berríos Berríos, ambas socias capitales de la firma, aseguraron a Metro que aún existen retos por superar tanto en el ambiente legal como en el laboral en general.

La abogada Lourdes Hernández Venegas posa en una foto de cuerpo completo desde su oficina, frente a una ventana de cristal.

“Desde el punto de vista de la profesión, ciertamente sí ha sido difícil. Uno encuentra, con más frecuencia de lo que quisiéramos, actitudes que son un poco de la vieja escuela: actitudes sobre lo que una mujer abogada puede o no puede dar, sabe o no sabe dar, cuán asertiva puede ser, y nos encontramos con muchísimas de esas situaciones”, explicó Hernández Venegas.

“Uno de los retos más grandes para nosotras en la profesión son las expectativas de lo que una mujer puede o no puede hacer. Debemos eliminar ese estigma de que una mujer que afronta, que cuestiona, que expresa su posición y su forma de pensar, es problemática o es confrontativa. Por mucho tiempo, eso no se ha visto bien y hasta nos ponen sellos de ser personas fuertes cuando tú no estás haciendo nada distinto de lo que hace el abogado varón”,argumentó por su parte Berríos Berríos.

Aunque los retos por razón de género las unen en la profesión, las abogadas socias del bufete coincidieron en que son personas independientes con criterios propios bien fundamentados.

“No es solo que la oficina la corre ahora un grupo que es mayoritariamente de mujeres, porque aún dentro de nuestra mayoría, ciertamente somos personas que tenemos una diversidad enorme dentro de nuestro trasfondo profesional y económico. Una de las cosas que nos hace parecidas es que somos mujeres, pero hay una gran diversidad de pensamiento entre nosotras, tenemos ideas bien fundadas y podemos manejar esas diferencias con muchísimo respeto porque nuestra meta al final del día es que nuestro negocio prospere, crezca y que las situaciones se manejen efectivamente”, aseguró Hernández Venegas.

“Como mujeres profesionales, debemos buscar las oportunidades siempre para dar nuestro parecer y dar a conocer la capacidad que tenemos. No debemos ni tener miedo ni preocupación de llevar ese mensaje de que – en nuestro caso, por ejemplo – somos tan licenciadas como cualquier otra persona y somos capaces de crear argumentos y teorías nuevas que cambien el derecho”, añadió a la vez que aseguró que aún se tiene que trabajar con el estigma que prevalece en algunas firmas de abogados sobre la presunta vulnerabilidad de las mujeres en ese campo.

A nivel gubernamental, las abogadas especializadas en asuntos laborales coincidieron en que no hace falta mayor legislación, sino mecanismos que hagan funcionar las diferentes leyes y garantías del gobierno para asegurar la equidad de género en Puerto Rico.

“Creo que se han creado iniciativas y vemos un movimiento que en teoría va encaminado, pero es en la implementación donde quizás se tienen mayores retos. ¿Y cómo aseguramos que esas iniciativas se reflejen en la implementación? Yo creo que ese es el principal reto. No se trata de seguir legislando y legislando si al final del día la legislación no se concreta y no hay un resultado de esa legislación”, opinó Berríos Berríos.

La abogada Erika Berríos Berríos posa de pie y con los brazos cruzados en una oficina, frente a una ventana de cristal.

“Yo creo lo mismo. Legislación hay más que suficiente. Si tú no cambias a nivel más granular las creencias, actitudes, si no trabajas con eso a nivel cultural, poco importa la legislación porque siempre se buscará la forma de darle la vuelta. Tú puedes tener todas las protecciones en papel, pero lo importante es que sean reales a nivel práctico del todo los días de las mujeres”, señaló por su parte Hernández Venegas.

Littler Puerto Rico es una firma de abogados que representa a clientes en todas las áreas del campo laboral, beneficios para empleados y litigios comerciales y de negocios en general ante todos los foros judiciales y administrativos de Puerto Rico. Asimismo, el bufete brinda seminarios y sesiones de capacitación para clientes y grupos de la comunidad empresarial, y también participan en todas las áreas de práctica en conexión con el Derecho Laboral tradicional.

Tags

Lo Último

Te recomendamos