Noticias

Empresas dan un giro a su negocio exportando sus productos a Estados Unidos

La empresa La Orocoveña ha cuadruplicado sus ventas desde que inició exportaciones

Eliud Ortiz posa junto a estantes de dulces típicos puertorriqueños

Unos 50 años luego de su fundación, La Orocoveña, una fábrica puertorriqueña que se dedica a elaborar y vender productos de repostería, estaba al borde de cerrar cuando Eliud Ortiz la compró. Ahora, diez años luego de haberla adquirido, la empresa local continúa en ágil crecimiento debido al volumen de ventas que ha encontrado exportando sus productos a los Estados Unidos.

Ortiz, quien compró la fábrica en el 2013, ha logrado cuadruplicar sus ventas. El paso del huracán María, a pesar de representar tantos retos para las empresas y la población local, se convirtió en un momento de crecimiento para La Orocoveña y dio paso a la exportación de sus productos, lo que abrió nuevas oportunidades.

“Después del desastre, como eso era lo que había en los supermercados, ahí es que prácticamente dupliqué lo que yo vendía. El crecimiento mayor vino después del huracán María”, explicó Ortiz en una conversación telefónica con Metro Puerto Rico.

Primordialmente, La Orocoveña se dedica a la repostería y a la preparación de galletas “cuca”, besitos de coco, polvorones y otros productos similares. Aunque su sede está en Orocovis, lo que presenta retos por la distancia al área metropolitana de San Juan, Ortiz enfatizó en que no ha permitido que eso detenga el crecimiento de la fábrica.

No ha sido tarea fácil. Tras lanzarse en un primer ciclo de exportación, “sinceramente, no me fue bien”, admitió el comerciante.

“Pero, luego, una compañía se me acercó con la intención de llevar los productos para allá. Me plantearon una buena estrategia de trabajo y través de ellos es que vine a comenzar a exportar los productos en mayores cantidades”, explicó.

Productos de La Orocoveña en un supermercado

Ortiz detalló que, actualmente, los productos de La Orocoveña son distribuidos por el noreste de Estados Unidos y son consumidos principalmente por la diáspora puertorriqueña, aunque también tienen clientes entre el resto de la comunidad hispana.

Actualmente, el negocio está planificando exportar hacia el estado de la Florida, donde hay más presencia boricua, pero aún no han encontrado un distribuidor.

Sin embargo, Ortiz sostuvo que el volumen actual que exportan a estados como Boston y Nueva York mantiene a su negocio creciendo de manera óptima.

“Yo empecé con ocho empleados y ahora mismo tenemos ochenta en la fábrica”, contó Ortiz sobre el crecimiento de su empresa durante la pasada década.

Aprovechan demanda boricua para exportar

Como La Orocoveña, varias marcas locales que han pululado por décadas en las góndolas de Puerto Rico están aprovechando la demanda de la comunidad boricua en los Estados Unidos para hacer crecer su negocio.

Según el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre Miranda, compañías reconocidas en Puerto Rico se benefician de esta modalidad.

“Marcas de muchos años que tradicionalmente vivieron del mercado local están entendiendo que, a través de la nueva generación, la exportación es un mercado interesante. Puedo mencionar varias como Holsum, Pan Pepín, La Orocoveña… Un montón de compañías locales que vieron la exportación como algo posible”, explicó Cidre Miranda en entrevista.

Para ayudar al crecimiento de empresas como esta, el DDEC ofrece exenciones contributivas mediante la Ley para Fomentar la Exportación de Servicios. El jefe de agencia explicó que las exenciones incluyen un 96% sobre el ingreso de exportación, un 50% sobre la patente municipal y 75% sobre la propiedad inmueble.

“La solicitud, si tiene la documentación correcta, la presentas a través del Single Business Portal. Desde el momento en que se presenta la solicitud al momento de aprobación que puede demorar seis meses, un año o dos. Lo importante es que una vez aprobado, los beneficios son retroactivos a la presentación”, explicó.

Tags

Lo Último

Te recomendamos