Locales

Presidente de la AMPR lamentó el rechazo del Tribunal Supremo al recurso que impugnaría cambios en las pensiones de los maestros

Indicó que la Federación de Maestros y un grupo de organizaciones magisteriales “utilizaron campañas de miedo y desinformación para confundir al magisterio, haciéndole creer que el retiro digno era la única alternativa, que su apelación salvaría el retiro”

El presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Víctor Manuel Bonilla Sánchez, reaccionó hoy a la determinación del Tribunal Supremo de Estados Unidos de denegar un recurso de ‘certiorari’ en el cual la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) y un grupo de organizaciones magisteriales impugnaban el Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) en el cual se realizan cambios a su sistema de pensiones.

“El rechazo del Tribunal Supremo de Estados Unidos al reclamo que presentaron otros grupos magisteriales no deja de ser lamentable, ya que al final, quienes se afectan son nuestros maestros. Hoy nuestros maestros sufren el peso de un proceso de quiebra opresivo y de un sistema injusto”, dijo.

“A diferencia de otros grupos magisteriales, la Asociación de Maestros con su Local Sindical siempre habló con la verdad luego de consultar responsablemente con abogados y economistas expertos. Sabíamos que el camino era cuesta arriba y que independientemente de los procesos legales que realizamos para detener la congelación de las pensiones, teníamos que buscar una propuesta alterna paralela dentro del proceso de quiebra y agotar todos los recursos a nuestro alcance. De hecho, la Asociación de Maestros fue la única organización magisterial que objetó el Plan de Ajuste ante el Tribunal de Quiebra, habiendo obtenido además alternativas reales para el Magisterio”, aseguró.

Aseguró que, según adelató la Asociación, el Plan de Ajuste se aprobó y se congelaron las pensiones de los maestros activos. Indicó, además, que el FADEP, la Federación de Maestros, EDUCAMOS y UNETE “utilizaron campañas de miedo y desinformación para confundir al magisterio, haciéndole creer que el retiro digno era la única alternativa, que su apelación salvaría el retiro y que no necesitábamos una propuesta alterna”.

“Bajo esas falsas premisas y mentiras, estos grupos engañaron a los maestros, abandonándolos sin alternativas, sin opciones; dejando sobre la mesa una propuesta que tenía más de mil millones de dólares en beneficios, incluyendo el bono por sobrepasar las expectativas financieras establecidas en el Plan Fiscal. Ha quedado demostrado que las alternativas contenidas en la propuesta alterna eran reales y que, a causa de estas organizaciones magisteriales, cada maestro dejó miles de dólares sobre la mesa”, añadió.

“La Asociación de Maestros con su Local Sindical seguirán luchando por los maestros. Siempre con la verdad y con los hechos, sin demagogia, ni falsas promesas. Reiteramos el reclamo al gobierno para que atienda las alternativas que hemos presentado en favor de un retiro justo para el magisterio”, dijo Bonilla Sánchez en declaraciones escritas.

En este caso, diversos grupos magisteriales bajo la sombrilla llamada Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública buscaban revocar la determinación del Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito de Boston que confirmó el Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) entre los acreedores y la Junta de Control Fiscal.

El grupo está compuesto por la Federación de Maestros de Puerto Rico, UNETE y EDUCAMOS. A través de las redes sociales reaccionaron indicando que agotaron todos los recursos y condenaron a la Asociación de Maestros (AMPR) por “entregar derechos del magisterio”.

A través de las redes sociales reaccionaron indicando que agotaron todos los recursos y condenaron a la Asociación de Maestros (AMPR) por “entregar derechos del magisterio”.

“A su vez repudiamos y responsabilizamos al liderato de la patronal Asociación de Maestros, quienes mediante la AFT entregaron en bandeja de plata los derechos del magisterio, negociando con la Junta el dejarnos sin retiro por beneficios definidos, aumentarnos la edad de jubilación, dejarnos sin pensión por incapacidad, congelar cualquier aumento a las pensiones actuales y futuras por 25 años. Esa entidad no merece representar a nadie, son unos traidores y responsables de lo que nos avecina”, expresó la FMPR a través de Facebook.

“Ahora, por otra parte les digo que el FADEP ni se rinde ni se vende. Con mayor fuerza nos toca organizar la resistencia para salir a las calles cuando sea el momento, el tiempo necesario para que este PAD sea revisado y revocado todo lo alusivo a nuestras pensiones”, añade la publicación.

Desde febrero de este año, el grupo pidió a la jueza Laura Taylor Swain la paralización del Plan de Ajuste de la Deuda.

Tags

Lo Último

Te recomendamos