Mundo

Activistas condenan a líderes que aprueban proyectos fósiles

SHARM EL SHEIJ, Egipto (AP) — La activista climática Vanessa Nakate criticó el martes a los líderes mundiales que siguen apoyando nuevos proyectos de combustibles fósiles pese a las advertencias de la ciencia de que eso impulsará la temperatura en todo el planeta a niveles peligrosos.

Los países acordaron en el Acuerdo de París de 2015 limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) para final de siglo si es posible. Pero los científicos dicen que una vez se han alcanzado los 1,2 Celsius (2,1 Fahrenheit) de calentamiento, es improbable que ese objetivo se cumpla.

“La prioridad para muchos líderes es cerrar acuerdos de combustibles fósiles con cabilderos, sobrevivir al próximo ciclo electoral y obtener tantos beneficios de corto plazo como sea posible”, dijo Nakate en un acto aparte de las negociaciones climáticas de Naciones unidas en Sharm el Sheij, Egipto.

Nakate advirtió que los representantes de la industria del gas y el petróleo se infiltran en la cumbre anual y la convierten en “una conferencia de ventas y marketing de más polución y más destrucción y más devastación”.

Grupos ambientalistas han identificado más 600 delegados asociados a la industria de los combustibles fósiles en la cumbre de dos semanas.

Para mantener el calentamiento por debajo de 1,5 grados Celsius, no debería hacerse ninguna nueva inversión en carbón, gas o petróleo, según una investigación de la Agencia Internacional de la Energía citada por Nakate.

Esa aspiración ha chocado con el enorme gasto público en subsidios de combustibles fósiles, en parte como resultado de la invasión rusa en Ucrania, que ha desencadenado una carrera por fuentes alternativas de gas y petróleo.

“Están ustedes sembrando el viento, y las comunidades en el frente cosechan la tempestad”, afirmó. “Están sembrando semillas de carbón, gas y petróleo mientras las comunidades en el frente cosechan caos, devastación y destrucción”.

Muchos países en desarrollo sufren un impacto desproporcionado del cambio climático porque tienen menos capacidad de adaptarse a los fenómenos meteorológicos extremos agravados por el calentamiento global.

Nakate condenó a los países que han autorizado nuevas prospecciones de gas y petróleo en sus aguas territoriales, o prometido nuevas inversiones en infraestructura de combustibles fósiles en África.

El alemán Jochen Flashbarth, un veterano negociador climático, dijo que Nakate hacía bien en denunciar la urgencia de combatir el cambio climático, pero cuestionó sus críticas a los políticos preocupados por las elecciones.

“Puede que tenga usted razón en que los políticos en ocasiones tienen una visión de corto plazo, pero aún así (debe) ver lo mejor de estas elecciones”, y añadió que “son los jóvenes los que cada vez más, no acudieron a las elecciones durante los últimos diez años” en muchos países democráticos.

Los jóvenes, dijo Flasbarth, “deben colaborar" con los procesos democráticos para ayudar a “reforzar la democracia en todo el mundo”.

El discurso de Nakate coincidía con la primera protesta ante la sede de la conferencia.

La marcha, organizada por el Fridays For Future Movement, se celebraba en el lugar designado para protestas tras la autorización necesaria de las autoridades egipcias. Los organizadores dijeron que querían mostrar “las restricciones sobre la protesta y la sociedad civil” en la conferencia de este año.

Hasta ahora, los manifestantes se han visto mayormente limitados a la “Zona Azul” considerada como territorio de Naciones Unidas.

Los grupos climáticos y de derechos han denunciado en los últimos meses las restricciones y costosos alojamientos que disuadieron a los inconformes en la cumbre de este año, un brusco contraste con ediciones anteriores que incluyeron grandes manifestaciones.

También había preocupaciones sobre que el gobierno egipcio pudiera reprimir las protestas pese a su promesa de que las permitiría en el lugar designado. Las protestas callejeras están prácticamente prohibidas en Egipto.

Nakate ofreció su discurso mientras los negociadores de la conferencia regateaban sobre cuestiones delicadas como aumentar los esfuerzos para reducir los gases de efecto invernadero y proporcionar más ayuda financiera a los países pobres.

El lunes empezaban a llegar a Sharm el Sheij los ministros de los países asistentes para dar impulso a las conversaciones y buscar un acuerdo sustancial antes de la clausura de la cumbre el viernes.

___

La cobertura climática y medioambiental de Associated Press recibe apoyo de varias fundaciones privadas. AP es la única responsable de su contenido.

Tags

Lo Último

Te recomendamos