Mundo

Abbott es reelegido en Texas y DeSantis en Florida

El republicano Greg Abbott fue elegido el martes para un tercer periodo como gobernador de Texas luego de derrotar al demócrata Beto O'Rourke en una contienda que puso a prueba el rumbo del inmenso estado republicano tras la masacre en una escuela primaria de Uvalde y una prohibición estricta al aborto.

El triunfo subrayó la resistencia política de Abbott luego de un gasto récord que rebasó los 200 millones de dólares en un estado donde los republicanos han visto reducidos sus amplios márgenes de victoria en los últimos años.

Pero en un estado de 29 millones de habitantes que se está volviendo más joven y diverso y se ha convertido en un imán para las grandes compañías, Abbott permaneció como un baluarte del Partido Republicano en una disputa ante un reconocido y complicado adversario. Abbott capitalizó el nerviosismo en cuanto a la delincuencia y la inflación ante un rival carismático que buscó el voto de aquellos inconformes por los tiroteos masivos, las restricciones al aborto y la falla en la red eléctrica estatal en 2021 que tuvo consecuencias letales.

El resultado ahora coloca en trayectorias distintas a las dos principales figuras políticas de Texas, una que ya se ha postulado a la presidencia y otra que sopesa su propia candidatura.

FLORIDA

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, ganó la reelección para un segundo periodo al vencer al demócrata Charlie Crist, ratificando con ello su ascenso como una importante figura del Partido Republicano con posibles ambiciones de llegar a la Casa Blanca.

El triunfo de DeSantis continúa el vuelco a la derecha en lo que alguna vez fue el estado sin clara preferencia política más grande del país luego de que los votantes acogieron a un gobernador que se deleitaba en las guerras culturales y calificaba su candidatura como una batalla contra la agenda “wokeista” de los liberales.

De cara a los comicios, DeSantis aprovechó el poder de su cargo para reunir a la prensa, a menudo con poca anticipación, para realizar conferencias en las que pasaba una buena parte del tiempo criticando al presidente Joe Biden, a las políticas liberales y a la prensa convencional, usualmente generando grandes ovaciones.

Logró atención nacional al inicio de la pandemia de coronavirus al oponerse abiertamente a los continuos confinamientos y a los requerimientos de vacunación y de uso de mascarillas, y eventualmente se mostraba ansioso por adentrarse en cualquier división cultural, incluyendo temas de inmigración, género y educación, entre otros.

CALIFORNIA

El demócrata Gavin Newsom ganó fácilmente un segundo periodo como gobernador de California, derrotando a un senador estatal republicano poco conocido al que prácticamente ignoró durante una campaña enfocada en contra de las políticas de los gobernadores de Florida Ron DeSantis y Greg Abbott, dos republicanos que al igual que Newsom podrían postularse a la presidencia.

Fue el segundo triunfo contundente de Newsom a nivel estatal en un año. En septiembre de 2021 superó fácilmente un intento de revocación que fue impulsado por el descontento en torno a sus políticas para combatir la pandemia. El fallido intento afianzó la influencia política de Newsom en California, quedando libre para enfocarse en el futuro, el cual muchos prevén que incluya una postulación a la Casa Blanca.

“Creo que se convierte en uno de los demócratas más reconocidos del país, considerando que es muy probable que habrá un gobierno dividido en Washington D.C., y los demócratas buscarán a cualquier aliado para impulsar su agenda”, dijo Matt Barreto, un profesor de ciencias políticas en la UCLA. “Y el gobernador Newsom tendrá una enorme plataforma en California para hacerlo”.

Fue un resultado esperado en el estado más poblado del país, en donde los votantes demócratas registrados superan a los republicanos en proporción de casi 2-1. El candidato republicano, el senador estatal Brian Dahle, no pudo recaudar fondos suficientes para una campaña efectiva.

MASSACHUSETTS

En Massachusetts, la fiscal general, la demócrata Maura Healey, fue elegida como gobernadora, convirtiéndose en la primera mujer y en la primer candidata abiertamente lesbiana en ser elegida al cargo.

Healey venció al republicano Geoff Diehl, un exrepresentante estatal que contaba con el respaldo del expresidente Donald Trump. La elección de Healey le devuelve la gubernatura del estado a los demócratas luego de ocho años de gobierno republicano con Charlie Baker, quien optó por no buscar la reelección.

MARYLAND

En tanto, el demócrata Wes Moore fue elegido como el primer gobernador de raza negra en la historia de Maryland.

Moore, un reconocido escritor en su primera candidatura a un cargo de elección popular, venció al republicano Dan Cox en un estado en donde los demócratas superan a los republicanos en proporción 2-1.

El triunfo de Moore suma a los demócratas un estado que había estado bajo gobierno republicano. De las 36 contiendas a jefe de gobierno estatal de este año, Maryland y Massachusetts representaban algunas de las mejores oportunidades para los demócratas de recuperar gubernaturas en un momento en que el Partido Republicano gobierna 28 de los 50 estados.

ARKANSAS

La exsecretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders fue elegida como gobernadora de Arkansas, convirtiéndose en la primera mujer en tomar las riendas del gobierno estatal y la funcionaria de mayor rango del gobierno de Trump en ser elegida.

Sanders venció al candidato demócrata Chris Jones en la contienda por la gubernatura de un estado predominantemente republicano, en donde Trump sigue siendo popular. Sanders era clara favorita en la contienda, que también incluyó al candidato Libertario Ricky Dale Harrington.

Sanders rompió los récords estatales de recaudación de fondos durante su campaña, la cual se centró en temas nacionales. Sanders, la hija del exgobernador Mike Huckabee, regularmente prometió usar su cargo para combatir al presidente Joe Biden y a la “izquierda radical”.

TENNESSEE

El gobernador de Tennessee Bill Lee obtuvo la reelección, conservando el control republicano de un gobierno que no ha estado en manos demócratas durante más de una década.

Lee venció al demócrata Jason Martin para asegurar un nuevo periodo de cuatro años.

Lee, un empresario y granjero, se impuso fácilmente en las primarias en las que no enfrentó a un solo rival republicano, y luego aseguró su triunfo sobre Martin sin que hubiera debates. Capitalizando su gran ventaja en fondos de campaña en un estado republicano, Lee difundió anuncios en televisión antes de la elección en los que aplaudía los logros de su gobierno.

Lee resaltó el crecimiento económico en el estado durante sus pautas publicitarias, en las que dijo que “sería un honor servir de nuevo”.

ALABAMA

La gobernadora de Alabama Kay Ivey gana fácilmente un segundo periodo en el cargo al vencer a la demócrata Yolanda Flowers, quien fue la primera mujer de raza negra en ser nominada por uno de los dos partidos principales para la gubernatura del estado. Ivey se impuso luego de sobreponerse a un problema de salud y a varios aspirantes republicanos en las primarias.

Con una enorme sonrisa y vestida con una chaqueta roja, Ivey tomó el escenario frente a una gran bandera de Estados Unidos y saludó a sus simpatizantes durante su festejo en un restaurante de Montgomery.

“¡Lo logramos!”, exclamó.

ILLINOIS

El gobernador J.B. Pritzker ganó fácilmente la reelección de Illinois al vencer al republicano Darren Bailey en una contienda caracterizada por la aspereza y los gastos excesivos.

Pritzker, un demócrata que no había ocupado ni un cargo de elección popular antes de su triunfo en los comicios de 2018, ganó un segundo término impulsado por una campaña basada en la estabilidad fiscal y las exenciones fiscales. Salpicó sus discursos con afirmaciones de que Bailey, un senador estatal y granjero del sur de Illinois, además de ser simpatizante del expresidente Donald Trump, era “demasiado extremo" para un estado claramente demócrata.

El triunfo del multimillonario empresario y filántropo de 57 años debe impulsar todavía más su imagen a nivel nacional, la cual promovió este año con un viaje a Nueva Hampshire, estado que alberga primarias anticipadas, y recaudando millones de dólares para los demócratas en todo el país.

RHODE ISLAND

El gobernador de Rhode Island, el demócrata Dan McKee, derrotó a la candidata republicana Ashley Kalus para obtener su primer periodo completo en el cargo.

McKee es un ex vicegobernador que tomó las riendas del estado en marzo de 2021, cuando la dos veces gobernadora Gina Raimondo fue designada como secretaria de Comercio. McKee era el amplio favorito en el estado liberal tanto por ser demócrata como por el gobernador en funciones, y recibió el apoyo de una serie de importantes sindicatos. Kalus es una empresaria y debutante política que se mudó al estado apenas el año pasado.

WYOMING

El republicano Mark Gordon ganó un segundo periodo como gobernador de Wyoming.

Gordon venció a la demócrata Theresa Livingston, una maestra jubilada y empleada de la Oficina de Administración de Tierras del Departamento del Interior de Estados Unidos. Ninguno de los dos realizó una enorme campaña.

Gordon hizo énfasis en sus esfuerzos por diversificar la economía de Wyoming distanciándose de los combustibles fósiles, mencionando las actuales labores para el desarrollo de nuevos usos para el carbón y un reactor nuclear poco convencional.

Se impuso a pesar de las críticas de otros republicanos por cerrar negocios y espacios públicos durante el primer año de la pandemia de COVID-19. Su respuesta a la pandemia generó llamados para que surgiera otro aspirante republicano que le disputara el cargo.

CAROLINA DEL SUR

El gobernador de Carolina del Sur, el republicano Henry McMaster, ganó una reelección histórica al postularse por última vez en una carrera política de cuatro décadas, y los votantes le dieron la oportunidad de ser el gobernador con más tiempo en el cargo en la historia del estado.

McMaster, de 75 años, venció al demócrata Joe Cunningham, quien repetidamente mencionó la diferencia de 35 años respecto a su rival.

De completar su segundo periodo, McMaster habrá fungido como gobernador durante 10 años, más que cualquier otro jefe del gobierno en la historia de la entidad.

OHIO

El gobernador republicano Mike DeWine obtuvo el martes un segundo periodo en el cargo al vencer a la candidata demócrata Nan Whaley, quien esperaba recuperar un puesto que estuvo en manos de su partido por última vez hace 16 años.

DeWine se impuso en mayo durante unas primarias entre tres candidatos que resultó sorpresivamente reñida, ya que los conservadores molestos con sus labores para frenar la propagación del coronavirus intentaron sacarlo del cargo. Whaley superó claramente al exalcalde de Cincinnati John Cranley en las primarias demócratas.

IOWA

La gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds, ganó un segundo periodo completo en el cargo luego de hacer campaña en torno a los recortes fiscales sin precedentes y al manejo conservador de la economía del estado para vencer a la aspirante demócrata Deidre DeJear.

Reynolds fue designada como gobernadora en 2017 y apenas ganó la elección para su primer periodo completo un año después, pero su reelección nunca pareció en duda luego de recaudar casi 7,5 millones de dólares y jactarse durante su campaña de crear un superávit de 2.000 millones de dólares a pesar de impulsar recortes fiscales.

VERMONT

Los votantes de Vermont, un estado tradicionalmente demócrata, votaron por el republicano Phil Scott para su cuarto periodo de dos años como gobernador.

Scott, de 64 años, se impuso a la demócrata Brenda Siegel y a otros tres candidatos independientes.

Desde que se convirtió en gobernador en 2017, Scott se ha enfocado en minimizar la carga fiscal, en garantizar ayuda para la población vulnerable y en impulsar la economía. Ha dicho que su trabajo no ha terminado.

A pesar de ser republicano, Scott fue un frecuente detractor del expresidente Donald Trump y votó por Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

Scott guio a Vermont durante la pandemia de COVID-19, siendo elogiado por ayudar a que el estado evitara algunos de los peores impactos que se resintieron en otras entidades.

COLORADO

El demócrata Jared Polis obtuvo un segundo periodo como gobernador de Colorado, imponiéndose a la férrea competencia de un empresario que buscaba convertirse en el primer republicano al frente del estado desde 2007.

Polis, un emprendedor tecnológico y exlegislador federal, promovió lo rápido que Colorado salió de los confinamientos por la pandemia de coronavirus durante su gobierno y que se dispone a registrar un sólido crecimiento económico.

Defendió los éxitos de su primer periodo de gobierno en cuanto a la expansión de la asequibilidad en materia de salud, financiando en su totalidad el kínder y preescolar, e insistiendo en que continuaría impulsando una política de energías verdes cuyo objetivo es que Colorado dependa exclusivamente de fuentes renovables para el año 2040.

OKLAHOMA

El republicano Kevin Stitt ganó una contienda más complicada de lo esperado para ser reelegido como gobernador de Oklahoma, superando a la demócrata Joy Hofmeister, quien gastó millones de dólares en anuncios para atacar a su adversario.

Stitt, de 49 años, recibió ayuda de una inyección de pautas publicitarias de la Asociación de Gobernadores Republicanos en la recta final de su campaña. Los anuncios vinculaban a Hofmeister con el presidente Joe Biden, quien perdió en cada uno de los 77 condados del estado durante los comicios presidenciales y sigue siendo una figura impopular en la entidad.

Los anuncios también criticaron a Hofmeister, la superintendente de escuelas públicas de la entidad que cambió de partido para competir contra Stitt, por apoyar una serie de aumentos fiscales en 2018 que ayudaron a financiar aumentos salariales para maestros.

DAKOTA DEL SUR

La gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, ganó la reelección tras derrotar a un legislador demócrata estatal, debido en gran medida a la manera como manejó la pandemia de coronavirus.

La gobernadora republicana superó al representante estatal Jamie Smith tras recaudar más de 15 millones de dólares mediante una red nacional. Noem ha dicho que cumplirá su periodo completo de cuatro años si la reeligen, pero ha suscitado conjeturas de que tiene ambiciones políticas más altas al convertirse en una figura en la prensa conservadora y hacer presentaciones en estados que serán clave en 2024. La cantidad de fondos recaudados por Noem fue histórica para una candidata a la gubernatura de Dakota del Sur.

IDAHO

El republicano Brad Little, de 68 años, ganó con facilidad su reelección como gobernador de Idaho el martes.

Little, que dirigió el estado durante la pandemia del coronavirus, se impuso sin problemas al aspirante demócrata, Stephen Heidt, y al candidato independiente y activista antigubernamental Ammon Bundy en una región profundamente conservadora.

“Para mi, los resultados de las elecciones de hoy se traducen en un mandato para mantener a nuestro estado en el camino de un éxito increíble y sin precedentes", dijo el mandatario tras confirmarse su victoria, en un acto del Partido Republicano de Idaho. “Para seguir mostrando a Washington D.C. y al resto del país cómo se hacen bien las cosas”.

MINNESOTA

El demócrata Tim Walz fue reelegido para un segundo mandato en Minnesota tras superar al republicano Scott Jensen, un médico de familia que acaparó titulares en todo el país por su escepticismo sobre las vacunas.

Walz fue el gobernador de Minnesota durante la pandemia del COVID-19 — que incluyó confinamientos y cierre de escuelas y negocios — y durante los disturbios que siguieron al asesinato de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis en 2020. Hizo del respaldo al derecho al aborto una pieza clave de su campaña.

Jensen había criticado a Walz por el aumento de la delincuencia, por no controlar las protestas tras la muerte de Floyd y por lo que calificó de cierres perjudiciales durante la pandemia.

“Bueno, Minnesota, la democracia está viva y bien en este estado. Bien hecho", dijo Walz, con la voz ronca, ante una multitud de seguidores que lo vitoreaban. Los votantes “han hecho una elección consciente esta noche. Para elegir un futuro positivo, para elegir uno en el que nuestros mejores días están por venir. Para elegir uno que rechaza las política negativa y divisiva y elige el camino completo de cada uno de nosotros para ser lo mejor que podamos”.

NEBRASKA

El republicano Jim Pillen fue elegido gobernador de Nebraska al derrotar a la senadora demócrata estatal Carol Blood, y continuó con los 24 años de dominio de su partido en el estado conservador.

Nebraska no elige a un demócrata para el puesto de gobernador desde 1994, y Pillen era el claro favorito tras superar unas polémicas primarias con ocho candidatos en primavera. Pillen es propietario de una granja de cercos y veterinario en Columbus, además de formar parte del Consejo de Regentes de la Universidad de Nebraska.

Pillen reemplazará al gobernador Pete Ricketts, que no pudo optar a la reelección por las limitaciones de mandato.

HAWAI

El vicegobernador Josh Green, demócrata, superó al ex vicegobernador republicano Duke Aiona y se convertirá en el próximo gobernador de Hawai.

Green ha sido la mano derecha del gobernador, David Ige, durante los últimos cuatro años. Antes de eso, ocupó escaños en el Senado y la Cámara de Representantes estatales. Antes de entrar en política, era médico en zonas rurales de la Isla Grande, profesión que ha seguido ejerciendo a tiempo parcial desde entonces.

Green logró un gran número de seguidores durante la pandemia del COVID-19 por sus explicaciones de las tasas y tendencias de infección y la capacidad de atención de los hospitales. Era el claro favorito para derrotar a Aiona, quien ya había optado al cargo, sin éxito, en 2010 y 2014.

Ambos candidatos centraron sus campañas en el elevado costo de la vivienda en Hawai.

PENSILVANIA

El demócrata Josh Shapiro venció en la elección a gobernador de Pensilvania, un estado en el que el futuro del derecho al aborto está en juego y donde la gestión electoral será clave en las elecciones presidenciales de 2024.

Shapiro, que había sido elegido fiscal general estatal en dos ocasiones, adoptó una postura de centro en varias cuestiones clave y pulverizó el récord de financiación electoral del estado con una poderosa campaña que barrió al republicano Doug Mastriano con un aluvión de anuncios en televisión.

Siempre fue el favorito en las encuestas frente a Mastriano y su victoria lo convirtió en el primer gobernador elegido para suceder a un miembro de su partido desde 1966.

“Esta noche, los votantes desde la generación Z hasta nuestros mayores, los votantes de todas las clases sociales, me han concedido el honor de mi vida al darme la oportunidad de servirles como el próximo gobernador de Pensilvania", dijo Shapiro ante cientos de personas en su casa en el condado de Montgomery, en los suburbios de Filadelfia.

GEORGIA

El gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, superó un segundo desafío electoral de la aspirante Stacey Abrams y mantuvo el control conservador del estado más disputado políticamente del sur al tiempo que asestó otra derrota a la estrella demócrata nacional.

“Bueno, parece que los reportes de mi muerte política se habían exagerado mucho", dijo Kemp a sus seguidores en durante su discurso de victoria, por veces desafiante, el martes en la noche tras dos años de problemas que habían amenazado sus opciones de reelección.

En su intervención, Kemp indicó que su campaña, durante la cual empleó el poder de su cargo para rebajar impuestos y ofrecer dinero a los votantes mientras atacaba a Abrams por no respaldar suficientemente a la policía, fue una receta para el éxito republicano en el estado. Los demócratas creían que un porcentaje cada vez más alto de votantes no blancos los colocarían en la senda de la victoria.

Abrams dijo a sus seguidores que sus esfuerzos no habían sido en vano ya que su lucha había permitido imaginar un estado diferente. “Puede que ya no opte al puesto de gobernadora, pero nunca dejaré de hacer todo lo que esté en mi mano para asegurar que la gente de Georgia tiene voz", afirmó.

NUEVO MÉXICO

La gobernadora demócrata Michelle Lujan Grisham fue elegida para un segundo mandato tras superar al republicano Mark Ronchetti con una campaña que se centró en proteger el acceso al aborto y en el mantenimiento de los programas de ayudas sociales.

Lujan Grisham presentó su respaldo al aborto como la piedra angular de los derechos de la mujer, además de hacer gala de sus logros legislativos, que van desde la rebaja de impuestos al control de armas y las subidas salariales a los maestros.

“Esta noche, Nuevo México ha dicho ‘no’ a una cruzada política que quiere convertir a las mujeres en ciudadanas de segunda clase", señaló la gobernadora su discurso de victoria ante sus seguidores en Albuquerque.

MAINE

La gobernadora demócrata Janet Mills superó en las urnas al grandilocuente exgobernador republicano Paul LePage y fue reelegida para un segundo mandato en Maine.

Mills, la primera mujer que ocupó el cargo en el estado, hizo gala de un liderazgo pragmático durante la pandemia, que incluyó órdenes ejecutivas que su rival había calificado como un “reino del terror”. LePage criticó también a la dirigente por el gasto durante la crisis sanitaria en su intento por lograr un tercer mandato que le habría convertido en el gobernador con más años de servicio en la historia de la región.

“Esta noche, han enviado un mensaje claro, un mensaje que dice que continuaremos avanzando y no retrocederemos. Seguiremos luchando contra los problemas y no entre nosotros", manifestó Mills ante una multitud durante la noche electoral en el centro de Portland.

LePage no admitió la derrota pero reconoció que las cuentas no le salían.

NUEVA YORK

La demócrata Kathy Hochul se convirtió el martes en la primera mujer en ser elegida gobernadora de Nueva York y revalidó un cargo al que llegó en 2021 tras la renuncia de su predecesor, Andrew Cuomo.

Hochul dejó en el camino al congresista republicano Lee Zeldin, un aliado del expresidente Donald Trump cuya campaña se centró en el miedo a la delincuencia.

“No estoy aquí para hacer historia, estoy aquí para marcar la diferencia”, dijo Hochul ante sus partidarios. “He sentido un peso sobre mis hombros para asegurarme de que todas las niñas y mujeres del estado no tendrán que chocarse con techos de cristal por todas partes, para que sepan que una mujer puede ser elegida por derecho propio y gobernar con éxito en un estado tan duro y difícil como Nueva York".

CONNECTICUT

El demócrata Ned Lamont logró la reelección como gobernador de Connecticut ante el empresario republicano Bob Stefanowski por segunda vez en cuatro años tras una campaña centrada en el acceso al aborto, en la delincuencia y en el costo de la vida.

El mandatario esquivó las acusaciones de Stefanowski de que no era consciente del impacto financiero que suponían la inflación y los impuestos sobre la población. En su lugar, Lamont presentó a sus votantes un panorama prometedor en un estado que logró superar con éxito la pandemia, redujo impuestos, abonó la deuda de las pensiones y tiene sólidas reservas-

“Connecticut sabe. Hemos tenido unas buenas elecciones, unas elecciones justas. Ahora nos unimos y trabajamos juntos como uno solo. Porque eso es lo que siempre hace Connecticut", dijo Lamont en un discurso en Hartford.

WISCONSIN

El gobernador Tony Evers derrotó al republicano Tim Michels y el disputado estado de Wisconsin estará dirigido por un demócrata de cara a las elecciones presidenciales de 2024. En su discurso de victoria el miércoles, dijo que su triunfo mostró que los electores querían proteger la democracia.

Evers había alegado que la democracia estaba en juego con Michels, quien contó con el respaldo del expresidente Trump y había puesto en duda la victoria de Joe Biden en los comicios presidenciales de hace dos años en Wisconsin. Michels estaba a favor de disolver la comisión electoral bipartidista estatal y había prometido firmar proyectos de ley vetados por Evers que habrían dificultado el voto en ausencia.

El gobernador calificó su triunfo como una victoria para los derechos reproductivos, las escuelas públicas, la energía limpia y la continuidad de la inversión en la infraestructura estatal.

ARIZONA

La demócrata Katie Hobbs iba por delante de la republicana Kari Lake en la carrera para gobernadora de Arizona, pero la batalla por el control del crucial estado aún no estaba decidida.

Lake, una exconductora de noticieros de televisión, dijo que no habría certificado el resultado electoral de las presidenciales de 2020 en el estado. Su comportamiento televisivo, las confrontaciones con periodistas y su mensaje combativo hacia los demócratas la convirtió, a pesar de que ser su primera candidatura, en una estrella en ascenso en la derecha cuyo futuro en política nacional ya se debate.

Hobbs, que funge como secretaria de Estado de Arizona, saltó a la fama por la defensa de la integridad de la victoria de Biden en Arizona, donde obtuvo el menor margen de todos los estados que ganó hace dos años.

Los resultados de esta elección darán una pista del sentir del electorado de Arizona, que durante muchos años fue un bastión republicano hasta que viró hacia los demócratas durante la presidencia de Trump. Permitirá saber si el éxito de Biden aquí fue flor de un día o el inicio de una tendencia a largo plazo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos