Locales

Informe de análisis económico refleja aumento en la participación laboral

La tasa de participación laboral se estimó en un promedio de 43.9% para el año fiscal 2022, el número más alto desde el año fiscal 2010.

El secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Gabriel Maldonado-González, anunció la publicación del Informe de Análisis Económico para Puerto Rico, correspondiente al año programático 2021-2022.

El propósito del Informe, en cumplimiento con los requerimientos de la Administración de Empleo y Capacitación (ETA, por sus siglas en inglés) del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos (USDOL, por sus siglas en inglés), es examinar la economía y el mercado laboral de Puerto Rico durante el año fiscal 2021-2022. Este se nutre de datos oficiales publicados por dependencias estatales y federales tales como el propio DTRH, la Junta de Planificación (JP), el Banco de Desarrollo Económico (BDE), Negociado de Estadísticas Laborales (BLS) del USDOL, Negociado del Censo de los Estados Unidos y la Junta de Administración y Supervisión Financiera para puerto Rico, entre otros.

“Nuestro análisis de datos, con datos producidos a nivel local y federal, refleja que el mercado laboral y la economía de nuestra isla tienen una tendencia positiva y de recuperación. La tasa de participación laboral se estimó en un promedio de 43.9% para el año fiscal 2022, el número más alto desde el año fiscal 2010, lo que nos indica que vamos por buen camino”, expresó Maldonado- González, quien explicó que la tendencia se da luego del periodo inicial de la pandemia del COVID-19 y a pesar de la crisis inflacionaria, el disloque en las cadenas de distribución, la pérdida de población y los múltiples desastres naturales que han impactado a la Isla en los últimos años.

Al analizar los números de personas empleadas, los datos del año fiscal 2022 reflejan unas 1,116,000 personas empleadas o trabajando por cuenta propia, un aumento de 78,000 o 7.5% al compararse con el año anterior y los más altos en sobre una década. Hubo más hombres empleados (54.5%) que mujeres (45.5%). En cuanto al trabajo por cuenta propia, el número se fijó en 193,000 para el año fiscal 2022, lo cual representa un 17.3% del total de empleos, mayormente en servicios, comercio y construcción. Este aumento histórico se debe a los cambios en las dinámicas del mercado laboral como consecuencia del COVID-19, donde los empleados reclaman más flexibilidad.

En términos del mercado laboral, el grupo trabajador o fuerza laboral, ajustado estacionalmente, reflejó unas 1,203,000 personas para el año fiscal 2022, un aumento de 67,000 o 5.9% al compararlo con el año fiscal 2021. Estos números son más altos que previo a la pandemia e incluso son los más altos en la última década. En términos de aquellos que no forman del grupo trabajador –personas que no trabajan ni están buscando empleo– el número se fijó en 1,535,000 personas, una reducción de 78,000 personas o 4.8% al compararlo con el año fiscal anterior. Si contrastamos del año fiscal 2020 al 2022, la reducción es de 59,000 personas o 3.7%. Este grupo fuera de la fuerza laboral corresponde principalmente a personas retiradas o con labores domésticas para un 60% en conjunto y, en términos de género, predominan las mujeres a razón de un 61%.

A su vez, la tasa de desempleo, estacionalmente ajustada, para el año fiscal 2022 se fijó en 7.2%, un número sin precedentes. Conforme a la data más reciente publicada por el DTRH para agosto de 2022, luego del cierre del año fiscal, la tasa de desempleo ubicaba en 5.8%, la más baja en la historia al igual que los números reportados durante todos los meses del 2022. Los municipios con las tasas de desempleo más bajas durante el año fiscal 2022 fueron Guaynabo, Gurabo, Culebra, Trujillo Alto, Cidra, Dorado, Cayey, San Juan, Toa Alta, Caguas y Toa Baja.

El componente del informe correspondiente a empleos por industria reflejó que, durante el año fiscal 2022, el empleo asalariado no agrícola, ajustado estacionalmente, se ubicó en 900,200, que representa 50,400 asalariados o 5.9% adicional año por año. Todos los sectores económicos, salvo el gobierno, reflejaron aumentos significativos y los totales de empleo reportados son más altos que previo a la pandemia, los terremotos y huracanes. Específicamente en el sector privado, el total de empleo asalariado no agrícola fue de 706,500, un incremento de 8.1% año por año. El sector privado representa un 78.4% del empleado asalariado no agrícola en Puerto Rico.

Otros datos del mercado laboral que se desprenden del nuevo informe incluyen, por ejemplo, los estimados de Empleos y Salarios por Ocupación, que ubicó el salario por hora promedio en $14.65 y la mediana en $10.93. Las ocupaciones mejor remuneradas son los principales oficiales ejecutivos, gerentes de producción industrial, gerentes de arquitectura e ingeniería, jueces y magistrados, farmacéuticos, obstetras y ginecólogos, médicos de familia, jueces administrativos y oficiales examinadores, gerentes de ciencias naturales y pediatras. Por otro lado, las ocupaciones con más empleos son vendedores al detal, cajeros, conserjes, guardias de seguridad, profesionales de enfermería, oficinistas, representantes de servicio al cliente, trabajadores de establecimientos de comida rápida, personal secretarial y administrativo y supervisores de primera línea. En términos de las destrezas que buscan los patronos, la más buscada es que el empleado esté a tiempo y sea responsable, seguido por la capacidad de seguir instrucciones. Igualmente, importantes fueron la capacidad de trabajar en equipo, comunicación oral y escrita y capacidad para aprender. El informe también destaca las industrias de mayor crecimiento en total y en términos de empleos proyectados hasta el 2030, en donde todos habrán de experimentar un aumento, salvo el gobierno.

En términos de la economía de Puerto Rico, el informe reflejó que para el año fiscal 2021, siendo esta la información más reciente disponible de la JP, el producto nacional bruto (PNB) creció a razón de 1%, luego de haberse reducido un 3.2% durante el año fiscal 2020. En términos del producto interno bruto (PIB), creció 0.2% en el año fiscal 2021 y refleja un aumento de 4.6% al compararse con el año fiscal 2020. Los sectores económicos principales en términos de producción e ingresos fueron la manufactura, que a su vez representa un 48.1% del PIB –principalmente en las áreas de biociencias tales como la industria farmacéutica, dispositivos médicos y productos químicos– y los servicios, que representa un 44.1% del PIB y es además el líder de empleos en el sector privado. Cuando examinamos el PIB en términos reales, hubo un incremento de 3.4%, con un crecimiento en los sectores de utilidades (21.4%); administración de compañías y empresas (11.3%); comercio al detal (10.1%); artes, entretenimiento y recreación (9.9%); ventas al por mayor (7.2%); información (7.2%); finanzas y seguros (6.6%); transportación y almacenamiento (4.6%); servicios profesionales, científicos y técnicos (4.6%), y agricultura 4.3%. Los sectores de la minería (-19.7%), el gobierno (-3.4%) y las hospederías y alimentos (-2.1%) experimentaron una reducción en dicho periodo. Por su parte, el Índice de Actividad Económica (IAE) publicado por el BDE destaca que se redujo un 0.8% en el año fiscal 2021, pero durante el año fiscal 2022 vimos un aumento de 4.5%, siendo este un importante indicador de la actual recuperación económica.

Al examinar los datos demográficos, el informe refleja que la población se ha ido reduciendo por más de 15 años, aumentando luego del huracán María en el 2017 y los terremotos del 2020, pero posteriormente estabilizándose por motivo de la pandemia a causa del COVID-19. Conforme a los datos del Censo, para el 1 de julio de 2021 la población se fijó en 3,263,584 personas, unas 17,900 o 0.5% personas menos que el año anterior, incluyendo unos 19,000 nacimientos y 33,000 muertes. Asimismo, la disparidad entre el número de personas menores de 18 años (16.7%) y aquellos de 65 años o más (22.7%) es evidente y, ante la disminución en la tasa de nacimientos y el éxodo poblacional, particularmente los más jóvenes, urge mantener una población económicamente activa y retener una fuerza laboral que, a su vez, pueda apoyar la demanda de una población de retirados y adultos mayores que va en ascenso. Se proyecta que, a corto y mediano plazo, la población puertorriqueña siga disminuyendo. Se aclara que estos datos no reflejan la última revisión del Censo ya que aún no ha sido publicada, que debe tomar en consideración la sobreestimación de 174,000 personas previamente reportada por dicha dependencia federal.

El informe, producido por la Secretaría Auxiliar de Estadísticas y Publicaciones del DTRH recopila la información necesaria, para producir los distintos informes que publica la agencia con relación al mercado laboral. En esta ocasión, por medio del Informe de Análisis Económico, se puede repasar los datos publicados en los meses anteriores, comparar unos informes con otros y obtener data muy valiosa para todo aquel que tenga interés en el mercado laboral y otros indicadores económicos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos