Noticias

WWF reporta un descenso devastador de las poblaciones de fauna silvestre en el mundo

El Informe Planeta Vivo confirma unas cifras espeluznantes relacionadas directamente con la crisis del clima y la biodiversidad. Metro examina la situación.

Informe Planeta Vivo de WWF

Las poblaciones de fauna silvestre monitoreadas -incluyendo mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces- han sufrido un devastador descenso del 69% de media desde 1970, según el Informe Planeta Vivo (IPV) 2022 de WWF.

“Esto es realmente impactante y tiene consecuencias devastadoras para el bienestar de las personas y de nuestro planeta”, explicó a Metro Cristianne Close, subdirectora de Conservación Global de WWF Internacional.

El documento dibuja un crudo panorama del estado de la naturaleza ante la doble emergencia del cambio climático inducido por el ser humano y la pérdida de biodiversidad, y advierte urgentemente a los gobiernos, las empresas y el público para que tomen medidas transformadoras que reviertan la destrucción de la vida silvestre.

Con su mayor conjunto de datos hasta la fecha, que incluye casi 32.000 poblaciones de 5.230 especies, el IPV muestra que es en las regiones tropicales donde las poblaciones de vertebrados controladas están cayendo en picado a un ritmo especialmente asombroso.

En menos de lo que dura una vida, las poblaciones de agua dulce controladas han caído una media del 83%, el mayor descenso de cualquier grupo de especies.

A nivel mundial, el informe indica que los principales impulsores del declive de las poblaciones de fauna son la degradación y pérdida de hábitat, la explotación, la introducción de especies invasoras, la contaminación, el cambio climático y las enfermedades.

El documento sostiene que aumentar los esfuerzos de conservación y restauración, producir y consumir alimentos de forma más sostenible y descarbonizar todos los sectores puede mitigar las crisis.

Los autores del texto también proponen que durante la 15ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP15 del CDB), que se celebrará en diciembre, los líderes mundiales se comprometan a alcanzar un acuerdo “al estilo de París” capaz de revertir la pérdida de biodiversidad para garantizar un mundo positivo para la naturaleza en 2030.

“En la conferencia sobre biodiversidad COP15 de este mes de diciembre, los líderes tienen la oportunidad de restablecer nuestra relación rota con el mundo natural y ofrecer un futuro más saludable y sostenible para todos con un ambicioso acuerdo de biodiversidad global positivo para la naturaleza”, concluyó Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional.

“Nos enfrentamos a la doble emergencia del cambio climático inducido por el ser humano y la pérdida de biodiversidad, que amenazan el bienestar de las generaciones actuales y futuras. WWF está muy preocupada por estos nuevos datos que muestran una caída devastadora de las poblaciones de vida silvestre, en particular en las regiones tropicales que albergan algunos de los paisajes más biodiversos del mundo”.

—  Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional.

69%

por esta cantidad las poblaciones de fauna silvestre han disminuido de media desde 1970.

¿Cómo podemos hacer frente a la doble emergencia del cambio climático inducido por el hombre y la pérdida de biodiversidad?

Según Cristianne Close, Directora Adjunta de Conservación Global de WWF Internacional, las tendencias actuales indican que estas crisis que se intensifican pueden detenerse e invertirse. Pero necesitamos que se acelere el cambio transformacional.

Necesitamos:

-Aumentar los esfuerzos de conservación y restauración, producir y consumir de forma más sostenible, y asegurar una rápida y profunda descarbonización en todos los sectores para mitigar las crisis gemelas.

-Transformar nuestras economías para que los recursos naturales y los servicios de la naturaleza se valoren adecuadamente, y para que los impactos ambientales se divulguen y se tasen de forma adecuada, al tiempo que se pasa a una producción y un consumo sostenibles.

-No podemos esperar alcanzar los objetivos globales para la naturaleza, como la protección del 30% de la tierra, el agua dulce y el mar del mundo, sin reconocer y respetar los derechos, la gobernanza y el liderazgo en la conservación de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Algunas de las especies más afectadas mencionadas en el informe:

-El delfín rosado del Amazonas vio caer sus poblaciones en un 65% entre 1994 y 2016 en la Reserva de Desarrollo Sostenible de Mamirauá, en el estado brasileño de Amazonas;

-El número de gorilas de llanura oriental experimentó un descenso estimado del 80% en el Parque Nacional Kahuzi-Biega de la RDC entre 1994 y 2019.

-Las poblaciones de leones marinos australianos disminuyeron un 64% entre 1977 y 2019.

ENTREVISTA

Cristianne Close

Cristianne Close, Directora Adjunta de Conservación Global, WWF Internacional

P: ¿Cuáles son las tendencias actuales de la biodiversidad mundial?

- Desgraciadamente, las tendencias van en la dirección equivocada, no hay duda de que nuestra naturaleza está en crisis. El Informe Planeta Vivo (IPV) 2022 de WWF muestra un descenso medio del 69% en las poblaciones de fauna silvestre entre 1970 y 2018. Esto incluye mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces. Lo más alarmante es que las poblaciones de agua dulce monitoreadas han disminuido en un promedio de 83%, y que América Latina y el Caribe han visto la mayor caída, con un promedio de 94% en el mismo período de 48 años. Esto es realmente impactante y tiene consecuencias devastadoras para el bienestar de las personas y de nuestro planeta.

P: ¿Y la salud general de nuestro planeta?

- La salud de nuestro planeta está desequilibrada. Los incendios, la contaminación, las inundaciones, las sequías, las especies invasoras y las enfermedades, junto con el cambio climático inducido por el hombre debido a la extracción de combustibles fósiles, están poniendo de manifiesto la pérdida de equilibrio de nuestro mundo natural. Hoy en día nos enfrentamos a la doble emergencia del cambio climático inducido por el hombre y la pérdida de biodiversidad, que amenazan el bienestar de las generaciones actuales y futuras.

P: ¿Ha conseguido el calentamiento global afectarla?

- Sí, por poner un ejemplo muy concreto. La advertencia de nuestros océanos ha tenido como consecuencia que ya se ha perdido cerca del 50% de los corales de aguas cálidas. Un calentamiento de 1,5°C provocará una pérdida del 70-90% de los corales de aguas cálidas. Un calentamiento de 2°C provocará una pérdida de más del 99%. La Tierra ya se ha calentado 1,2ºC desde la época preindustrial. A menos que limitemos el calentamiento a menos de 1,5ºC, es probable que el cambio climático se convierta en la causa principal de la pérdida de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas en las próximas décadas. Ante todo, hacer todo lo posible para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con la mayor rapidez y profundidad posible es una de las herramientas más importantes que tenemos para ayudar a evitar la pérdida de biodiversidad. A largo plazo, la crisis climática es una de las mayores amenazas para la naturaleza y la biodiversidad en los sistemas terrestres y marinos, por lo que mantener el calentamiento por debajo de 1,5ºC es el paso más importante que podemos dar.

P: Háblenos del impacto humano.

- El LPR 2022 advierte que la creciente destrucción de la naturaleza por parte de la humanidad está teniendo impactos catastróficos no sólo en las poblaciones de fauna y flora silvestres, sino también en la salud y los medios de vida de los seres humanos, la seguridad alimentaria y todos los demás aspectos de nuestras vidas. Este informe ha sido concebido como un trampolín para la acción, para aportar pruebas científicas y para actuar como catalizador de un cambio transformador. Conocemos las causas de los problemas y tenemos las herramientas para cambiar las cosas.

P: ¿Cuáles son estas soluciones?

- WWF hace un llamamiento a los líderes para que lleguen a un acuerdo ambicioso sobre la biodiversidad mundial capaz de revertir la pérdida de biodiversidad para asegurar un mundo positivo para la naturaleza en esta década. Hacer frente a la pérdida de la naturaleza requiere una transformación fundamental de nuestra sociedad, pero para ello necesitamos un objetivo global claro y con plazos definidos que impulse la ambición y que los gobiernos, las empresas y los individuos puedan contribuir a alcanzar.

En lo que respecta al clima, tenemos el objetivo de emisiones netas cero para 2050. Ahora necesitamos que los gobiernos, las empresas y la sociedad en su conjunto se comprometan con un “acuerdo al estilo de París” para la naturaleza en la COP15.

WWF es una de las muchas organizaciones que apoyan el objetivo de ser positivos con la naturaleza para 2030. Esto significa que, para 2030, debemos tener más naturaleza de la que tenemos ahora, mejorando la salud de las poblaciones de fauna y flora silvestres y de los ecosistemas.

En diciembre, los líderes mundiales tienen una oportunidad única de corregir el rumbo por el bien de las personas y del planeta. La COP15 es una oportunidad para restablecer nuestra relación rota con el mundo natural y ofrecer un futuro más saludable y sostenible para todos.

Está claro que, a pesar de que los gobiernos señalan que dan prioridad a la naturaleza, estas señales no se han traducido en la consecución de un ambicioso Marco Global de Biodiversidad de la ONU, un plan de acción para asegurar un mundo positivo para la naturaleza en 2030. WWF está profundamente preocupada por la falta de apoyo político y liderazgo para superar los bloqueos que se han visto hasta ahora en las negociaciones, e insta a los gobiernos a acordar un ambicioso plan global para la naturaleza que revierta la pérdida de biodiversidad en beneficio de las personas y del planeta.

Tags

Lo Último

Te recomendamos