Locales

El veterano Christian González Martell se mantendrá bajo evaluación médica hasta diciembre

Ante de la vista de procesabilidad el 14 de diciembre, el imputado de asesinar a su padre en Arecibo volverá a ser evaluado por una psiquiatra

Christian González Martell

El veterano Christian González Martell, imputado de asesinar a su padre en mayo de este año en Arecibo, se mantendrá bajo evaluación médica hasta la próxima vista de procesabilidad en diciembre, reportó hoy, miércoles, Telenoticias.

Según el medio televisivo, luego de que una jueza determinó que el veterano no es procesable para el trámite judicial, este será evaluado nuevamente ante de la vista, pautada para el 14 de diciembre.

“Él puede hablar sobre quién es él y que tiene récord de salud mental. Pero la perito informó que cuando le hizo preguntas sobre el proceso, él mismo no pudo contestar… Sobre el proceso y sobre los hechos, incluso”, informó el abogado del imputado, Wilbert Olmo.

“La jueza espera que en los próximos meses pueda ser estabilizado y pueda de alguna manera ser procesable y de esa manera llevar su defensa”, expuso el licenciado durante su entrevista con el canal de televisión.

González Martell, de 39 años, ingresó a al ejército de los Estados Unidos a eso del 2004, en medio del conflicto bélico en Irak. Cuando regresó, este mostró síntomas de estrés postraumático, trauma cerebral y según su familia, episodio de esquizofrenia.

Al ser detenido por el incidente, a este se le impuso una fianza de $300,000 que no pudo prestar y por lo tanto, fue ingresado a prisión. Sin embargo, como reportó Metro Puerto Rico la pasada semana, una vez entró al sistema penal cayó en el limbo de pacientes de salud mental encarcelados.

Según el relato de su exesposa, Marta Lugo, Christian tomaba dos ansiolíticos, un medicamento para la depresión, un medicamento para los dolores de cabeza severos, otro para las pesadillas y otro para estabilizar el humor. Finalmente, la jueza Leila Gralau Igartúa, quien atiende el caso, accedió a enviar al acusado a un proceso de Regla 240 en el que se busca que este pueda comprender el proceso en el que está implicado y que sea capaz de colaborar en la defensa con su abogado. Se debe restaurar la procesabilidad para entonces retomar el proceso judicial. Mientras tanto, los términos judiciales se detienen.

Una vez se reanuden, el imputado tendrá que enfrentar a su madre, quien es un testigo en el caso ya que fue a quien le confesó los hechos.

“Me siento tensa. Nerviosa porque… es fuerte”, fue lo que comentó Romy Martell, madre del imputado, a Telenoticias.

Tags

Lo Último

Te recomendamos