Locales

Asociación de Maestros-Local Sindical tilda de inflexible proceso para otorgar incentivo al magisterio

“Esta ‘bonificación’ en vez de ser motivo de alegría, ha causado malestar y angustias mentales entre nuestros colegas por algunos criterios que son injustos”

El secretario general de la AMPR-Local Sindical, Ángel Javier Pérez Hernández, expresó el miércoles que el secretario del Departamento de Educación, Eliezer Ramos Parés, no acogió las recomendaciones medulares que realizó el representante exclusivo sobre los criterios para otorgar el incentivo trimestral de 1,500 dólares que desde noviembre comenzará a recibir el magisterio.

“El 15 de agosto, la Asociación de Maestros con su Local Sindical nos reunimos para hacer recomendaciones sobre este incentivo que se les otorgaría a los empleados del DE. Esta ‘bonificación’ en vez de ser motivo de alegría, ha causado malestar y angustias mentales entre nuestros colegas por algunos criterios que son injustos”, explicó Pérez Hernández en declaraciones escritas.

El líder sindical acepta que aunque la agencia garantiza que no se penalizará al personal de las escuelas del sur y el de aquellos planteles que, por determinación administrativa deban proveer los servicios educativos de manera remota o híbrida, estos no estarán exentos de cumplir con el resto de los requisitos expresados en el memo.

“Ellos acogieron nuestra recomendación de excluir de las incidencias aquellas ausencias que estén cubiertas por la licencia de enfermedad aplicadas al maestro, la agencia solo reconocerá aquellas justificadas con certificado médico, contrario a lo establecido en la Ley 26, aduciendo a que las disposiciones de dicha ley no aplican para propósitos de esta bonificación o incentivo”, dijo.

El Comité Ejecutivo de la Local Sindical recomendó que se ampliara la cantidad de incidencias para que fueran hasta un máximo de diez porque el magisterio está compuesto mayormente por madres de familia.

“La empatía y la sensibilidad deben jugar un papel principal en esta situación porque las jefas de familia tienen un peso bien grande en sus hombros y es normal que puedan presentar la necesidad de ausentarse o comparecer tardíamente a su trabajo tanto por enfermedad de sus hijos, como por motivo de comparecencia a las escuelas de sus hijos. Además, esta sugerencia responde a los múltiples escenarios que se incluyen en dichas incidencias que no se limitan a no ausentarse y llegar a tiempo, sino que abarca otras situaciones como omitir registrar uno de los ponches del día por olvido o registrarlo tarde (también por olvido) aun estando en el plantel escolar”, afirmó.

Por otra parte, Pérez Hernández expuso que el memo resulta ambiguo ante situaciones donde el personal docente no tiene control como lo son los desperfectos, las fallas del sistema eléctrico y del internet para cumplir con los requisitos administrativos que incluye el uso de plataformas como el Sistema de Información Estudiantil (SIE) o el mismo ponchador electrónico.

“Para poder penalizar de alguna manera, la agencia debe asegurarse de que todas las escuelas estén debidamente equipadas, electrónicamente habilitadas y cuenten con los requisitos básicos que le facilite al magisterio cumplir con las exigencias del memo como lo es el registro de notas y asistencia diaria en el SIE sin que esto represente una carga emocional al personal docente”, señaló

El secretario general de la AMPR-LS además añadió que “de la misma manera hay situaciones específicas de la plataforma MIPE, utilizada por el personal de educación especial, que pueden aparentar ser un señalamiento para el maestro a cargo de un expediente digital, cuando en realidad el maestro cumplió con realizar su parte del proceso. Esto sin entrar en detalles de las plataformas digitales que competen a los consejeros profesionales y trabajadores sociales. Estas situaciones no han sido debidamente auscultadas previo a la publicación del memo y, por lo tanto, no fueron abordadas adecuadamente”.

Es de conocimiento público que al Departamento de Educación se le ha asignado una gran cantidad de fondos federales para incentivar al magisterio que desde hace 30 meses lleva laborando arduamente.

“Esta postura administrativa lo que ha logrado con la publicación de este memo es desmotivar al magisterio y causarle estrés innecesario.   Nosotros hemos continuado brindando los servicios de manera constante, a la vez que hemos aportado a mantener la economía activa y el país en pie, no importa si hay huracanes, terremotos o pandemia. Estamos en diálogo con el secretario Ramos Parés y vamos a insistir para que este incentivo se atempere a la realidad de nuestras maestras puertorriqueñas”, finalizó Pérez Hernández.

Tags

Lo Último

Te recomendamos