Mundo

Activan la “Operación Puente de Londres”, el protocolo por la muerte de la Reina Isabel II

El primer día son las llamadas para dar la noticia oficial a los altos funcionarios y al público en general. De esta manera, comienza un cronograma hasta el décimo día cuando la sepultarán con la declaratoria de luto nacional

Especial

El protocolo para el día de la muerte de la reina Isabell II está muy bien planificado. Cada acción desde el momento de su partida física, está coordinada bajo la “Operación Puente de Londres”, un plan que estuvo en secreto durante muchos años, en los cuales fueron afinando detalles para cuando llegara el momento.

La Operación la develó Político a finales del 2021 cuando sacó a la luz pública los documentos que muestran cada detalle de este plan.

Según el procedimiento, el primer día del deceso de la monarca está denominado como “Día-D”. Los siguientes días son D+1, D+2, y así hasta llegar al D+10.

El cronograma especifica lo que deben hacer la familia y los funcionarios de altos cargos cada día, tras la muerte de la reina, quien desde principios de este 2022 estuvo presentando problemas de salud que la obligaron a suspender su asistencia a distintos eventos.

Día D

En el Día D, el secretario privado de la reina comienza las llamadas a las principales autoridades para informar sobre su muerte. Se encargará de notificar al Primer Ministro y a la Oficina del Consejo Privado, desde donde coordinan el trabajo de gobierno por parte de la monarca.

La casa real dará la noticia oficial al público.

Según Político, hay un guión para que los secretarios permanentes informen a sus ministros: “Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina”, deben decir, reiterándoles que “se requiere discreción”.

El secretario de gabinete enviará un correo electrónico a los ministros y altos funcionarios. El texto expresará lo siguiente: “Estimados colegas, es con tristeza que les escribo para informarles sobre la muerte de Su Majestad la Reina”.

Al recibir el correo, y en no más de 10 minutos, bajarán a media asta las banderas de Whitehall.

“En un ejercicio realizado hace varios años, Downing Street expresó su preocupación de que esto sería imposible ya que no emplea a un oficial de bandera y no estaba seguro de que siempre habrá alguien presente que pueda bajar la bandera. Un funcionario No. 10 advirtió que el equipo del primer ministro se arriesga a la ira pública si se tiene que llamar a un contratista externo y no se puede bajar la bandera rápidamente. Ahora se cree que el problema se ha resuelto, según un funcionario del gobierno”, refiere Político.

Refiere que “el parlamento del Reino Unido y las legislaturas delegadas en Escocia, Gales e Irlanda del Norte se levantarán. Si el parlamento no está sentado, será revocado”.

El sitio web de la familia real cambiará a una página negra con la que confirmarán la muerte, igualmente el portal del reino Unido y de todos los medios sociales departamentales del gobierno, que colocarán un recuadro negro en la parte superior, además cambirán su imagen de perfil por el escudo departamental.

Estarán prohibidos los retweets, a no ser que estén autorizados por el jefe de comunicaciones del gobierno central.

La familia real anunciará los planes para el funeral de la reina, los cuales podrán ser 10 días después de su muerte.

El primer ministro debe ser el primero en hacer una declaración. Luego, podrán pronunciarse los demás funcionarios.

El Ministerio de Defensa coordinará los saludos con armas de fuego en todas las estaciones de saludo. También anunciará un minuto de silencio nacional.

Posteriormente, el primer ministro se reunirá con el nuevo rey, quien a las seis de la tarde dará un mensaje por medio de una transmisión en vivo.

Harán “un servicio de conmemoración en la Catedral de St. Paul en el corazón de Londres. Asistirán el primer ministro y un pequeño número de ministros de alto rango. Se planea que el servicio aparezca “espontáneo”, según documentos oficiales vistos por Político.

Día D+1

A las 10:00 de la mañana del siguiente día, el Consejo de Adhesión (con figuras importantes del gobierno) sostendrán una reunión en el Palacio de St. James para proclamar al nuevo rey.

A la proclamación estarán invitados el primer ministro y los altos cargos de gobierno.

Día D+2

El féretro de la reina lo llevarán al Palacio de Buckingham.

En caso de morir en Balmoral en Escocia, activan la “Operación Unicornio”, que implica llevar su cuerpo a Londres en un tren real, de no ser así, accionan con la “Operación Sobre Estudio” para trasladar el ataúd en avión.

El primer ministro y su equipo darán la bienvenida al cuerpo de la reina.

Día D+ 3

El rey Carlos recibirá la moción de condolencias en Westminster Hall. En la tarde hará una gira por el Reino Unido que incluye primero, una visita al parlamento escocés y un servicio en la Catedral de St. Giles en Edimburgo.

Día D+ 4

Político refiere que “el Rey Carlos llegará a Irlanda del Norte, donde recibirá otra moción de condolencias en el Castillo de Hillsborough y asistirá a un servicio en la Catedral de Santa Ana en Belfast”.

Ensayarán la “Operación Lion”, para la procesión del ataúd desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster.

Día+5

“La procesión desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster se llevará a cabo a lo largo de una ruta ceremonial a través de Londres. Habrá un servicio en Westminster Hall después de la llegada del ataúd”, expone el referido medio.

Los demás días

El día 6 habrá un ensayo del cortejo fúnebre. Luego los distintos ministros y funcionarios se avocarán al funeral.

En el décimo día sepultarán a la reina en el castillo de Windsor. Declararán luto nacional y durante el mediodía, en todo el país guardarán dos minutos de silencio.

Tags

Lo Último

Te recomendamos