Locales

En manos del gobierno responsabilidad de proyectos de energía renovable

FEMA aseguró que aunque brinda asistencia a la AEE y a Luma esa agencia no dicta la política energética de Puerto Rico

FEMA

El coordinador de recuperación por desastre de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en Puerto Rico, José Baquero Tirado, recalcó hoy que su agencia no dicta la política energética de los subrecipientes de fondos federales y que es responsabilidad de estos analizar y someter propuestas específicas para integrar el uso de energía renovable en su sistema energético.

“En 2020 se le hizo la obligación de casi $9,500 millones a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), y eso es un presupuesto para que ellos, dentro de otras cosas, busquen y sometan propuestas específicas de este tipo de proyectos. FEMA no dicta la política pública energética de sus subrecipientes, ellos tienen que sentarse y decidir cómo ellos van a usar ese dinero de la mejor manera para hacer ese sistema eléctrico”, indicó Baquero Tirado en un aparte con la prensa durante un recorrido por la Escuela del Deporte, Rebekah Colberg, en San Juan, parte de varios proyectos de recuperación y reconstrucción en la ciudad capital.

Sus comentarios surgen a un mes de que el Tribunal Superior de Puerto Rico exigiera a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y al Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) un informe detallado sobre 18 proyectos aprobados en febrero de 2022 como parte de la nueva flota de generación de energía mediante fuentes renovables.

“El gobierno de Puerto Rico hasta ahora ha decidido que la gran mayoría de esos fondos federales se van a usar para proyectos de transmisión y distribución porque hay que arreglar la red de todas maneras”, argumentó Baquero Tirado. “No importa cuál vaya a ser la fuente de energía, tiene que haber una red sólida y ellos cuentan con que los proyectos de generación van a ser hechos a través de alianzas publico privadas”.

Baquero Tirado explicó que, al FEMA no ser expertos en el tema de energía renovable, se materializó un contrato con el Departamento de Energía federal para que este último ofrezca asesoría al gobierno sobre cuál de las diferentes alternativas de energías renovables sería la más factible para la isla.

“El Departamento de Energía de Estados Unidos está presentándole al gobierno un informe preliminar de cuatro alternativas energéticas y sus costos, y tienen otro pendiente en seis meses con los detalles de lo que significaría cada una de esas alternativas”, indicó Baquero Tirado aunque aclaró que no son recomendaciones en sí, sino un análisis exhaustivo de las cuatro opciones para que tanto el gobierno como la AEE y LUMA puedan “tomar decisiones informadas e inteligentes”.

Sobre la velocidad con que los proyectos se están desarrollando, el portavoz de FEMA dijo que, aunque no se debe escoger entre realizar estas mejoras de manera expedita o hacerlas de manera más resiliente, lo cierto es que la realidad de Puerto Rico obliga a prestar más atención a la resiliencia de proyectos que a su tiempo de duración.

Asimismo, aseguró que todos los proyectos que realiza la AEE y Luma para reparar y mejorar la red eléctrica de Puerto Rico son necesarios.

“Es una red eléctrica muy complicada y los proyectos no son sencillos, así es que en ese sentido yo no paso juicio sobre la AEE o sobre Luma, yo solamente digo que del lado de nosotros, viendo el alcance de los proyectos que van a tener que hacer, no importa quién los haga, van a ser proyectos complicados. Ya la AEE y Luma tienen unos 40 proyectos que ya tienen fondos asignados, que de los casi $9,500 millones representan como $1,200 millones”, dijo Baquero Tirado.

Tags

Lo Último

Te recomendamos