Locales

Piden transparencia en caso de menor asesinado por policías

La organización Kilómetro 0 denunció que el caso esté siendo investigado por el NIE y no por un ente independiente de la Uniformada

Una “ejecución extrajudicial”, así calificó la organización Kilómetro 0 la muerte a tiros de un menor de 16 años a manos de la Policía.

La entidad sin fines de lucro hizo la declaración en momentos en que el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) inició una pesquisa sobre siete agentes de la Uniformada que intervinieron el lunes en la noche con Javier Antonio Cordero en el barrio Monacillos de Río Piedras. El jovencito —que estaba desarmado— recibió 15 impactos de los 60 disparos que hicieron los agentes al momento de la intervención en un suceso que para Kilómetro 0 debería ser investigado por una entidad con mayor independencia que el NIE.

“Toda instancia en que un integrante de la Policía enfrenta una sospecha de conducta criminal, negligente o cuando ultima a una persona en el cumplimiento de sus funciones, tiene que ser investigada por un ente externo e independiente y no por la misma Policía ni por el NIE”, indica un comunicado de prensa enviado esta mañana por la organización sin fines de lucro.

“Es urgente fomentar la transparencia en los procesos de la Policía, facilitar y asegurar el acceso a la información pública y comprometerse a erradicar las fallas sistémicas que permiten e incentivan las conductas delictivas entre sus oficiales”, añade la misiva.

La organización recalcó que el menor, que recibió 15 disparos por siete agentes uniformados y un sargento, se encontraba desarmado y dentro de un vehículo al momento de la balacera de “múltiples detonaciones”, tal y como reveló el comisionado del NIE, Rafael Freytes, a la prensa.

A través del comunicado Kilómetro 0 exigió al Negociado de Seguridad Pública y a la Policía de Puerto Rico que revele las identidades y números de placa de los uniformados involucrados en el incidente “como están obligados a hacerlo cada vez que un policía hace uso de su arma de reglamento”.

También exigieron a las autoridades realizar investigaciones administrativas y criminales, externas e independientes, que incluyan la participación ciudadana y exhortó al Departamento de Justicia a que presente cargos criminales contra los policías involucrados.

“El Departamento de Justicia de Puerto Rico debe presentar cargos criminales contra todos los agentes que abusan de la fuerza y del poder, violan las políticas constitucionales de la agencia, ejecutan castigos ilegales contra la ciudadanía y exhiben negligencia crasa en el desempeño de sus funciones. El trabajo de la Policía no es matar a nuestros jóvenes”, indica el comunicado.

“Lamentablemente, no se trata de un caso aislado en Puerto Rico. Hemos documentado otros casos como este anteriormente. Este año, ya la Policía ha matado a al menos tres jóvenes de 21 años o menos y hay otros casos de disparos policiales que no hemos podido confirmar si han culminado en muertes. Desde 2014, 84 personas han muerto por uso de fuerza policial en Puerto Rico, 18 de estas han sido jóvenes de 21 años o menos”, indica la misiva enviada por la directora ejecutiva de la organización, Mari Mari Narváez.

Entre otras exigencias esbozadas por la organización se encuentran la reducción significativa de los roles actuales de la Policía y de su presupuesto operacional, legislación que regule el uso de fuerza de los agentes de la seguridad pública, procesos rigurosos de supervisión del uso de fuerza en la Policía a nivel interno y transparencia absoluta y acceso a la información.

Tags

Lo Último

Te recomendamos