Noticias

Luma Energy utiliza datos obsoletos de densidad poblacional para establecer su respuesta a emergencias

En el documento que delinea la forma en que debe manejar eventos de emergencia, el consorcio señala que utiliza información del censo del 2000

En su Plan de Respuesta a Emergencias (ERP, en inglés), un documento preparado en el 2021 y actualizado en 2022, Luma Energy presenta un mapa de densidad poblacional que, según se indica, se fundamenta en los datos del censo decenal del 2000, hace 22 años.

Los datos poblacionales provenientes del censo “son los que se utilizan como la base para preparar estos planes cónsonos con la realidad o lo más cercano a la realidad que se encuentra el país, por ejemplo, para esta temporada de huracanes. Usar datos de hace posiblemente 20 años propiamente no nos acerca a la realidad que vivimos en Puerto Rico. Luego de haber tenido la experiencia de un huracán (María) en 2017, creo que lo correcto es que se utilicen datos de 2017 al presente. En eso se basa preparar planes para manejar situaciones de emergencia y crisis. Utilizar información vieja, por así decirlo, es una mala práctica”, sostuvo Nazario Lugo, exdirector de la entonces Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead).

Lugo, ahora presidente de la Asociación de Manejadores de Emergencias y Profesionales de Seguridad, puntualizó que el fin último de cualquier plan de emergencia es, precisamente, que sirva para tomar decisiones en momentos críticos.

“Las personas que tengan que tomar decisiones van a estar utilizando una información que no está actualizada, y eso es inaceptable”, expresó el experto.

El mapa de densidad poblacional que muestra Luma Energy en el documento que sometió al Negociado de Energía se encuentra en la sección 6.6.2 de su ERP, donde se ilustra la ubicación de las denominadas “instalaciones críticas” en el país, tales como hospitales, refugios de emergencia, plantas de tratamiento de agua potable y no potable y estaciones de policías y bomberos.

Mediante una escala de colores, la misma gráfica ofrece el panorama de densidad poblacional en Puerto Rico, con datos que, según se alega, son del censo del 2000. Sin embargo, la gráfica que contiene el mapa de colores fue obtenida del blog annexx51.wordpress.com, un portal que aparenta estar dedicado a promover la anexión de Puerto Rico a los Estados Unidos y que se hace llamar “La Chuleta Congelá'”.

Al cierre de esta edición, Luma Energy no había respondido una petición de este medio en la que se cuestionó por qué su ERP utiliza información del 2000, cuando posteriormente el gobierno federal ha publicado sus censos decenales en 2010 y 2020. El consorcio energético tampoco había informado por qué utilizó un mapa extraído de un blog de carácter político, en lugar de recurrir a fuentes oficiales.

En el 2000, el censo concluyó que la población en Puerto Rico era de 3,808,610 personas, mientras que para 2020 se había reducido a 3,285,874, una diferencia de 522,736 habitantes.

En ese periodo, los cambios de población tampoco han sido uniformes entre las diferentes regiones o municipios de Puerto Rico. Por ejemplo, mientras que la reducción en población total ha sido de aproximadamente un 14%, la capital, San Juan, ha perdido a poco más del 21% de sus habitantes.

Luma Energy entregó su primer ERP al Negociado de Energía en mayo de 2021, poco antes de entrar en funciones como operador de la red de transmisión y distribución eléctrica, y el 27 de mayo de este año, a cinco días de comenzar la temporada de huracanes, sometió una versión actualizada. En ambas versiones el consorcio incluyó el mismo mapa de densidad poblacional e instalaciones críticas.

Lugo, en entrevista con Metro, señaló que para la empresa encarga de la red eléctrica debe ser crucial conocer las características demográficas de cada región al momento de enfrentar un desastre natural.

“El restablecimiento del sistema debe estar basado en unas prioridades, y las prioridades son infraestructura crítica, entiéndase energía, el sistema de salud y continuar operaciones para el gobierno. De ahí en adelante, la comunidad, el pueblo. Y dentro de ese proceso también está el comercio. Para una continuidad es necesario que Luma tome en consideración estos elementos para comenzar un proceso ordenado de restablecer un sistema”, expresó Lugo.

“La densidad poblacional es sumamente importante porque tomar decisiones de qué áreas se estarían impactando primero, de acuerdo a la necesidad por la cantidad de personas que pueda haber en esas comunidades es clave para eso, porque vamos a darle prioridad a las áreas donde mayor necesidad pueda existir. Deben ser donde vivan personas de mayor edad, personas que necesiten energía para sus sistemas de salud. Todo eso deben ser las prioridades y para Luma es un dato sumamente valioso conocer la densidad poblacional. Esos son datos que provee el censo poblacional que les da a ellos una radiografía, por así decirlo, del área donde están trabajando. Demuestran que no están claros en el manejo para una situación de emergencia”, añadió el exjefe de Manejo de Emergencias estatal.

El ERP de Luma Energy, según expone en la sección donde describe su alcance, debe poder aplicarse ante cualquier situación que amenace o pueda derivar en “un impacto potencial mayor a la integridad del sistema de T&D (transmisión y distribución) y/o una interrupción del servicio eléctrico a los clientes de Luma”.

“El ERP delinea la filosofía y procedimientos de Luma para manejar apagones mayores, emergencias y otros incidentes que puedan interrumpir el servicio eléctrico a nuestros clientes, incluyendo como resultado de huracanes, tormenta y otros disturbios atmosféricos, inundaciones, fuegos en las instalaciones del sistema de T&D y terremotos”, lee parte del documento, que comprende unas 154 páginas, incluyendo varios apéndices.

Tags

Lo Último

Te recomendamos