Locales

Línea PAS recibe alrededor de mil llamadas mensuales de personas con comportamientos suicidas

Ante la escasez de profesionales de salud mental en la Isla, esta herramienta provee servicios de emergencia en Puerto Rico y Estados Unidos

El administrador de la Administración de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Carlos Rodríguez Mateo, aseguró que las llamadas a la línea telefónica PAS incrementaron exponencialmente durante la pandemia por el COVID-19 por lo que anunció la nueva línea 9-8-8 para atender casos de salud mental.

“El año anterior a la pandemia recibimos cerca de 170,000 llamadas (a PAS), durante la pandemia aumentó a 920,000 llamadas y el año pasado cerramos con 238,000 llamadas que fueron mucho más que el año anterior a la pandemia”, indicó Rodríguez Mateo.

Asimismo, este año han recibido aproximadamente 100,080 llamadas y mensualmente reciben cerca de 1,000 llamadas de personas que manifiestan comportamientos suicidas.

Durante los pasados cinco años, las estadísticas de muertes por suicidio en Puerto Rico han ido disminuyendo. El año pasado hubo 194 casos de suicidio en Puerto Rico, mientras que actualmente ha habido 65 casos.

A causa del aumento en llamadas, el nuevo servicio, que comienza el 16 de julio, cuenta con una plantilla de 50 manejadores de casos, seis psicólogos clínicos y una red de apoyo a nivel comunitario que brinda primeros auxilios psicológicos cuando se identifican situaciones en su comunidad. La doctora Monserrate Allende confirmó que la cantidad de manejadores cumple con la demanda de llamadas que hay al momento.

“Con este nuevo esfuerzo del 9-8-8 estamos facilitando a nuestros pacientes en esos momentos tan difíciles de crisis para que puedan tener esas herramientas y que puedan reestablecer su estabilidad emocional”, aseguró el administrador de ASSMCA.

Añadió que las llamadas serán conectadas a la línea PAS de ASSMCA que estará disponible 24 horas siete días a la semana para puertorriqueños y la comunidad hispana en Estados Unidos.

Lo que pasará cuando llames al 9-8-8

Cuando una persona llama a la línea telefónica PAS, y ahora al 9-8-8, un manejador le brinda orientación sobre sus servicios y permite un espacio para que se desahogue o exprese lo que siente. Entonces el profesional identifica la necesidad, le brinda herramientas a través de consejería y hace un cernimiento preliminar en el que identifica un plan de intervención.

“Le damos las herramientas para poder estabilizar esa crisis por la que está llamando esta persona. La ventaja de tener una línea de emergencia exclusivamente de salud mental, el 9-8-8, es que, en medio de la crisis, en medio de este periodo de descontrol total, la persona recuerda más fácilmente tres dígitos que diez dígitos. Así que estamos haciendo accesibles los servicios. No solamente eso, hacemos los referidos necesarios y le damos el seguimiento a la persona hasta que tenga el compromiso con el tratamiento a nivel ambulatorio”, dijo la doctora Allende.

Tags

Lo Último

Te recomendamos