Locales

Sixto George deberá permanecer bajo arresto domiciliario y sin internet

Debido a que realizó expresiones en redes sociales y en televisión sobre su caso

Tras realizar expresiones en los medios de comunicación, el juez federal Francisco Besosa determinó que el productor de radio y televisión Sixto “George” Díaz Colón deberá permanecer bajo arresto domiciliario y supervisión electrónica.

En vista en el Tribunal Federal Distrito de Puerto Rico, el juez Besosa ordenó que se le modificaran las condiciones de probatoria a Díaz Colón y no podrá tener acceso a las redes sociales ni comunicarse con los medios de comunicación en Puerto Rico. Se indicó que al productor se le entregará un teléfono celular ‘flip phone’ para que pueda comunicarse en caso de emergencia pero sin acceso a internet.

Según reportó la periodista de Telemundo, Ivette Sosa, a Díaz se le dio la oportunidad de expresarse en el tribunal e indicó: “Mi frustración y todo lo que dije al programa fue porque me siento mal acusado. No creo que violenté la orden. Intenté decir que todo era una mentira y que se verá en el juicio”.

Las expresiones se dieron en el porgrama Jugando Pelota Dura en el mes de junio.

“Me siento completamente indignado porque encima de que me están acusando falsamente con mentiras, me quieren meter preso. Mirando a la fiscal a los ojos y con todo el respeto le digo que una por una de las acusaciones que enfrento no tienen prueba. Me siento atropellado”, añadió.

Esta es la segunda ocasión en que Díaz Colón hace expresiones públicas sobre su caso. En marzo de este año se le impuso una orden de mordaza luego de expresiones realizadas en las redes sociales.

El mes pasado, el juez federal Francisco Besosa desestimó dos peticiones del acusado en ese foro, Sixto “George” Díaz, que pretendían desestimar la acusación de un gran jurado en su contra y corregir la traducción de una transcripción de una de las grabaciones relacionadas a los cargos que le imputan.

El productor fue acusado por un gran jurado el 26 de enero del 2021 por cargos de extorsión y obstrucción a la justicia. Según se alega en la acusación, Díaz habría intentado extorsionar al entonces gobernador Ricardo Rosselló y a un funcionario tras la publicación del chat de Telegram que desató protestas masivas que culminaron con la renuncia del gobernante.

Díaz pedía al juez Besosa desestimar la acusación por siete razones. Primero, sostenía que el gran jurado no lo acusó de conspiración. En la segunda razón argumentaba que el cargo uno no cumplía con la extorsión como se establece en la Ley Hobbs. En tercer lugar, Díaz argumentaba que los hechos socavan la teoría de responsabilidad penal de Estados Unidos. Para la cuarta razón argumentó que la Primera Enmienda supuestamente lo protegía del enjuiciamiento penal. También argumentaba que el cargo dos carecía de una acusación sobre ilegalidad. También adujo que se debía descartar la acusación por múltiples fallas en el expediente y que el gobierno de Estados Unidos supuestamente incurrió en mala conducta durante el proceso. El juez Besosa no dio paso a ninguna de las alegaciones con las que se pretendía desestimar la acusación.

La transcripción de una grabación que es parte del caso federal contra el productor Sixto “George” Díaz —acusado de extorsión y obstrucción a la justicia— revela que este habría asegurado que podía darle $50,000 al titiritero Antulio ‘Kobbo’ Santarrosa para que por medio de su personaje de ‘La Comay’ hablara a favor del entonces gobernador Ricardo Rosselló en medio del verano del 2019.

Según el documento federal, la grabación fue realizada por el entonces secretario de Asuntos Públicos de Fortaleza, Anthony Maceira, con quien Díaz hablaba sobre buscar voces para que se pronunciaran a favor de Rosselló en medio de las escandalosas revelaciones de un chat de Telegram que el entonces gobernante mantenía con un grupo cercano de colaboradores. En aquel momento, Díaz era productor del espacio radial Nación Z por SBS y el programa de La Comay se transmitía por un canal del mismo conglomerado mediático.

En la grabación transcrita en una orden del juez federal Franciso Besosa, el productor comienza diciendo: " Sí, sí, sí. Si el acepta los $300,000 como me dijo . Yo te aseguro a ti que él va a decir...lo va a parar porque él me lo dijo”.

A lo que Anthony Maceira identificado como CHS (Confidential Human Source) contesta: “Entonces si consigo lo último tú garantizas que añadimos a Kobbo a las voces. Esto, porque a lo mejor Kobbo puede ser otra línea, verdad pa; que no...pa’ que se vea”.

Posteriormente, Díaz continúa: “También puede ser a él, 250 pa’ coger 50 pa’ Kobbo y no tienes que conseguir 350″.

Maceira: “Mmm y ahí tú garantizas las dos cosas”.

Díaz: “Exactamente”.

En la opinión y orden judicial, se indica que el productor impugnó la transcripción de la grabación que es una de las que tiene la fiscalía federal en su caso. Sobre las alegaciones que hace la defensa de Díaz sobre inexactitud de la transcripción o de lo que fue grabado, el juez Besosa sostuvo que será el jurado el que en su momento determinará al respecto.

El juez federal Francisco Besosa no dio paso a dos peticiones de Díaz, que pretendían desestimar la acusación de un gran jurado en su contra y corregir la traducción de la transcripción antes detallada.

Tags

Lo Último

Te recomendamos