Locales

Cámara aprueba conservar réplica de la Campana de la Libertad en el Capitolio

Actualmente se encuentra en el Parque Luis Muñoz Rivera.

La Cámara de Representantes aprobó, a viva voz, la Resolución Conjunta de la Cámara 46, de la autoría del expresidente de dicho cuerpo legislativo, José Aponte Hernández, la cual ordena que se transfiera la réplica de la ‘Campana de la Libertad’ que se encuentra actualmente en el Parque Luis Muñoz Rivera, en el área conocida como “El Polvorín”, bajo la administración del Programa de Parques Nacionales, y cuya titularidad la ostenta el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), a la Superintendencia del Capitolio, para que sirva de atracción turística.

“Pocos saben que en Puerto Rico existe una réplica de la Campana de la Libertad, pues ha sido mínimo las gestiones hechas para promocionarla como atractivo turístico. Tampoco se han hecho muchos esfuerzos para mantenerla en buenas condiciones, por eso entendemos que la Superintendencia del Capitolio tiene la capacidad de brindarle a esta réplica el mantenimiento que necesita para que vuelva a brillar en Puerto Rico”, sostuvo el legislador del Partido Nuevo Progresista.

En 1950, año del bicentenario de la Campana, los Estados Unidos envió a que se hicieran en Francia 55 réplicas a tamaño completo de la Campana de la Libertad. Las campanas fueron enviadas como regalo a los estados y territorios de los Estados Unidos y el Distrito de Colombia para que las mostraran y sonarán en momentos patrióticos. Fuera de los Estados Unidos, se pueden encontrar réplicas de la Campana de la Libertad en Alemania, Bélgica, Israel y Japón. La que está en nuestra Isla necesita restauración y un lugar apropiado donde el público pueda apreciar lo que la misma significa.

Al llegar la réplica de la campana a la Isla, fue ubicada en la sede del Departamento de Estado de Puerto Rico, antiguo “Edificio Real Intendencia”, en San Juan. En el año 1955 esta fue trasladada al Parque Luis Muñoz Rivera, al área que se conoce como “El Polvorín”. En la actualidad, dicha campana no se encuentra en las mejores condiciones y no cuenta con una tarja conmemorativa que pueda indicar a quienes la visitan sobre su importancia histórica o su significado para Puerto Rico.

La Campana de la Libertad, forjada en Londres entre el 1751 y el 1752, es uno de los grandes símbolos de independencia, abolición de la esclavitud, carácter de la Nación y libertad de los Estados Unidos. La misma ha sido utilizada como un ícono internacional de la libertad.

En sus primeros años la Campana de la Libertad era utilizada para llamar a los legisladores a las sesiones legislativas y alertar a los ciudadanos de reuniones públicas y lectura de proclamas. Sin embargo, su toque más famoso fue el 8 de julio de 1776, cuando convocó a los ciudadanos de Filadelfia a la lectura de la Declaración de la Independencia. La inscripción existente en la Campana lee como sigue: “Proclame la libertad en todas las partes de toda la Tierra a todos los habitantes de ésta”. Desde la Segunda Guerra Mundial, la campana ha sido custodiada por el Servicio de Parques Nacionales en Filadelfia.

“Entendemos meritorio que se ordene la transferencia de la réplica de la “Campana de la Libertad” para ser custodiada por la Superintendencia del Capitolio pues allí recibirá una mayor cantidad de público visitante, a la vez que, conservamos su historia mediante un programa de conservación y rehabilitación. Al moverse al área del Capitolio, la Campana formaría parte de los diferentes monumentos que se han ido desarrollando en el entorno del Distrito Capitolino”, culminó diciendo el líder estadista.

Tags

Lo Último

Te recomendamos