Locales

Senado aprueba resolución que ordena congelación de precio de la leche de fórmula

La escasez del producto en Estados Unidos fue detonada por la clausura temporal de la planta de producción de fórmula más grande del país

Una resolución radicada por la senadora Migdalia González Arroyo propone ordenar al secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) que emita una declaración de congelación de precio de la fórmula o leche de fórmula para infantes por un periodo de cuarenta y cinco días.

La misma fue aprobada en la sesión de hoy en el Senado de Puerto Rico.

“Actualmente se ha planteado que estamos experimentando una escasez alimentaria a nivel global. La jurisdicción norteamericana se ha visto afectada en su sistema de producción de alimentos y recientemente ha surgido una crisis ante la falta de leche en fórmula para infantes. Mientras en Puerto Rico, los comercios han reportado que la distribución de dicho producto ha disminuido en aproximadamente un 25% y no descartan pueda duplicarse en un mes. Por otro lado, muchos consumidores han levantado la voz ante el aumento de precios de dicho producto en algunos comercios.”, expresa textualmente la Resolución de la autoría de la senadora González Arroyo.

“Si bien los efectos en Puerto Rico apenas están comenzando a sentirse, lo cierto es que no tardará mucho en que suframos los embates de esa crisis. A tales efectos, no podemos esperar a que el problema se materialice aún más, por lo que es nuestra obligación prever cualquier asunto que afecte a nuestra niñez. Debemos tomar las acciones necesarias que aplaquen los efectos en el país, y especialmente proteger las personas y comunidades más vulnerables de nuestra sociedad”, mencionó la senadora en comunicación escrita.

“El DACO tiene la obligación de proteger al consumidor de los efectos de los trastornos económicos y sociales que se pueden suscitar en situaciones de emergencias o crisis. Es por lo anterior que la agencia cuenta con la infraestructura normativa y reglamentaria para evitar la especulación y el acaparamiento relacionado con productos de primera necesidad, en este caso la fórmula para infantes. En ese sentido, para preservar las necesidades de nuestro pueblo, y evitar que algunos inescrupulosos se aprovechen de la crisis, es necesario que el Departamento de Asuntos del Consumidor congele el precio de dicho producto por el término de cuarenta y cinco (45) días. Ese término podría ser extendido a discreción de DACO, que es la agencia con la pericia sobre el asunto”, añadió la también Presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer.

El presidente Joe Biden invocó la semana pasada la Ley de Producción de Defensa para acelerar la producción de fórmula láctea para infantes, y autorizó vuelos para la importación de suministros, en momentos en que enfrenta una creciente presión política en torno a la escasez del producto en el país detonada por la clausura temporal de la planta de producción de fórmula más grande de la nación.

La Ley de Producción de Defensa requiere a los proveedores de fabricantes de fórmula que abastezcan esas órdenes antes que las de otros clientes. Biden también autorizó al Departamento de Defensa el uso de aeronaves comerciales para traer desde el extranjero suministros de fórmula que cumplan con los estándares federales, en lo que la Casa Blanca ha denominado la “Operación Fly Formula”.

Los suministros de fórmula láctea de todo el país han quedado sumamente restringidos en las últimas semanas después de que un retiro de producto de Abbott Nutrition agravó los problemas en las cadenas de suministro de los fabricantes de fórmula, dejando menos opciones en el mercado y desatando la ansiedad entre los padres de familia que tienen dificultades para proveer a sus hijos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus iniciales en inglés) informó hace dos días que aceleraría el proceso de revisión para facilitar que los fabricantes extranjeros puedan comenzar a enviar más fórmula hacia Estados Unidos. Los reguladores federales también señalaron el lunes que habían llegado a un acuerdo para permitir la reapertura de la planta de Abbott Nutrition en Sturgis, Michigan, que había permanecido cerrada desde febrero por problemas de contaminación. La compañía debe reformar sus protocolos y procedimientos de inocuidad alimentaria antes de reanudar la producción.

Después de recibir la aprobación de la FDA, Abbott señaló que tomará de ocho a 10 semanas para que los nuevos productos comiencen a llegar a las tiendas. La empresa no fijó una fecha para reiniciar la producción.

La Resolución fue aprobada en la sesión de hoy lunes, 23 de mayo de 2022 en votación unánime.

Tags

Lo Último

Te recomendamos