Mundo

¿Cómo debemos comunicarnos con los extraterrestres?

En un intento de establecer una comunicación interestelar, los científicos esperan emitir un nuevo mensaje en el corazón de la Vía Láctea para que los extraterrestres lo encuentren. ¿Pero es la forma correcta de contactar con los alienígenas? Metro lo descubre.

Un equipo internacional de científicos dirigido por la NASA desarrolló un nuevo mensaje que se propone enviar con la esperanza de establecer el primer contacto con los extraterrestres.

Desarrollado para ser transmitido en el centro de la Vía Láctea, una comunicación con código binario denominada Faro en la Galaxia, incluye conceptos matemáticos y físicos básicos, seguidos de información sobre la composición bioquímica de la vida en la Tierra, la posición del Sistema Solar en la Vía Láctea con respecto a los cúmulos globulares conocidos, así como representaciones digitalizadas del Sistema Solar, y la superficie de la Tierra. El mensaje concluye con imágenes digitalizadas de la forma humana, junto con una invitación a responder.

El grupo de investigadores, encabezado por el Dr. Jonathan Jiang, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en California, afirma que el mensaje podría ser emitido por el conjunto de telescopios Allen del Instituto Seti, en California, y por el radiotelescopio esférico de 500 metros de apertura, en China.

“Si queremos saber si hay vida en otro rincón de la galaxia, la mejor manera de hacerlo es comunicándonos. Así que queremos hacer un movimiento, como en una partida de ajedrez, para ver si hay una respuesta a nuestro mensaje actualizado”, explicó Jiang a Metro. “No sabemos si habrá respuesta o si se enviará al Faro a la Galaxia porque no es una decisión de un solo país, sino de los ciudadanos de la Tierra. Por eso publicamos un documento para fomentar el debate abierto y ver si queremos enviarlo o no”.

Sin embargo, los intentos de comunicación interestelar son controvertidos, ya que la probabilidad de que una civilización inteligente intercepte un mensaje es muy baja, e incluso si se hace, los extraterrestres podrían tardar decenas de miles de años en responder. También hay otras preocupaciones en cuanto a la seguridad. Por ejemplo, Stephen Hawking advirtió que los humanos deberían abstenerse de enviar mensajes al espacio para no atraer la atención equivocada.

“Si piensas en el peligro, los humanos somos un peligro para nosotros mismos. Nuestro comportamiento es muy extraño, tenemos mentes infantiles y nos gusta pelear. Así que asumimos que a los demás también les gusta pelear. Si alguien está lo suficientemente avanzado como para poder viajar por la galaxia y llegar a las estrellas, ya no son niños. Y no se comportarán como humanos matándose unos a otros”, añadió el Dr. Jonathan Jiang.

Concluyó: “Así que si encontramos una señal de otro rincón de la galaxia, es una buena noticia. Porque podemos llegar a saber cómo han sobrevivido (los extraterrestres). No sabemos si podemos sobrevivir, pero debemos aprender cómo lo hicieron otros”.

El mayor reto para comunicarse con los extraterrestres es encontrar un lenguaje común. No hablarán inglés, ni mandarín, ni ruso. Pero si pueden construir un radiotelescopio para detectar nuestro mensaje, serán buenos ingenieros. Así que tendrán que conocer algunos conceptos básicos de matemáticas y ciencia, algunas ideas fundamentales como el espacio y el tiempo

—  Douglas A. Vakoch, profesor emérito del departamento de psicología clínica del Instituto de Estudios Integrales de California

ENTREVISTA

Douglas A. Vakoch, profesor emérito del departamento de psicología clínica del Instituto de Estudios Integrales de California

P: ¿Cree que el centro de la Vía Láctea es el lugar adecuado para enviar un mensaje a los seres extraterrestres?

- En el mejor de los casos, establecer una conversación bidireccional con una inteligencia extraterrestre es una tarea de enormes proporciones. Si tenemos que esperar 50.000 años para obtener una respuesta del centro de la Vía Láctea, eso pondría a prueba la paciencia del más comprometido defensor de la comunicación interestelar. Mi preferencia es elegir objetivos más cercanos, centrándonos en las estrellas de nuestro patio trasero galáctico. Es realista que podamos obtener una respuesta en unas pocas generaciones, o quizás incluso en una sola vida.

P: ¿Está de acuerdo con todo el contenido propuesto para el mensaje?

- Como dicen los autores, algunos contenidos del mensaje de Evpatoria, “como π, el radio y otros conceptos geométricos se omiten en el mensaje del Faro en la Galaxia, ya que la geometría es simplemente una progresión lógica a partir de conceptos más básicos de las matemáticas y no es necesario alargar el mensaje con contenidos que la ETI probablemente ya entendería”. Pero quizás la geometría es exactamente el tipo de matemáticas que algunos extraterrestres podrían reconocer más fácilmente. Me imagino, tras meses de intentar dar sentido a nuestras matemáticas, a un alienígena señalando parte del mensaje y diciendo a su colega: “Creo que eso se supone que es un círculo”. Y ellos al parecer saben que hay una relación precisa entre la distancia alrededor del círculo y su radio”. Qué mala suerte sería que escatimáramos en nuestro tutorial de geometría para esa especie cuando podría ser justo lo que se necesita para establecer un terreno común.

P: ¿Cuáles son las probabilidades de que una civilización inteligente intercepte un mensaje?

- El mayor reto de que los extraterrestres intercepten el mensaje de Faro en la Galaxia es que su objetivo está muy lejos. Es posible que los extraterrestres sean capaces de interceptar la señal de radio, pero no de extraer el mensaje. Es mucho más probable que el mensaje llegue intacto cuando la estrella objetivo esté mucho más cerca de la Tierra.

P: ¿Cómo podemos prepararnos mejor para el futuro de la comunicación interestelar?

- Mi fantasía es que António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, diga algún día: “Convoquemos la Asamblea General y lleguemos a un consenso sobre la mejor manera de involucrar a las civilizaciones extraterrestres”. Pero es increíblemente difícil conseguir que la comunicación interestelar se incluya en las agendas de las organizaciones mundiales que ya tienen otras cuestiones prioritarias que responder, especialmente cuando todavía no tenemos pruebas directas de que exista vida más allá de la Tierra. Hasta entonces, podemos fomentar el debate y la toma de conciencia del público a través de documentos como “Un faro en la galaxia”, así como transmitiendo algún que otro mensaje interestelar.

El mensaje ha sido completamente rediseñado y actualizado. En el antiguo, por ejemplo, hay una imagen de un hombre y una mujer. El hombre está levantando la mano y la mujer como que “obedece”. En la nueva comunicación, ambos levantan la mano y eso muestra la igualdad

—  El Dr. Jonathan Jiang, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California, Estados Unidos
Tags

Lo Último

Te recomendamos