Noticias

A discusión pública borrador del proyecto de consenso para un plebiscito de estatus vinculante al Congreso

El documento propone un plebiscito entre tres opciones no territoriales en noviembre de 2023, así como un proceso de transición hacia la opción ganadora

El borrador de un proyecto de consenso para habilitar un plebiscito entre opciones de estatus vinculante al Congreso fue presentado hoy por el líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes federal, Steny Hoyer, quien medió en las negociaciones para conseguir el pacto que ahora pasará a un proceso de discusión pública.

En una rueda de prensa junto a los autores principales del proyecto 1522 –que proponía un referéndum para que Puerto Rico sea admitido como estado– y el proyecto 2070 –que buscaba vincular al Congreso con una asamblea de estatus en la isla– Hoyer, al igual que los demás funcionarios electos, describió el acuerdo sobre el borrador como “histórico”.

“La gente de Puerto Rico no quiere ser colonia y los Estados Unidos de América no quieren ser un poder colonialista”, dijo Hoyer, quien, en el plano personal, favorece la estadidad para Puerto Rico.

El borrador del proyecto, de 51 páginas, dispone que se celebraría un “plebiscito inicial” el 5 de noviembre de 2023 entre las tres alternativas no territoriales: estadidad, independencia y la libre asociación. Si ninguna de las alternativas recibiera más del 50% de apoyo en ese referéndum, un segundo proceso se realizaría el 3 de marzo de 2024 entre las dos opciones que más votos recibieran en el plebiscito inicial.

El Puerto Rico Status Act, cuyo borrador ya está disponible en el portal del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, contiene tres títulos en los que se disponen los procesos de transición e implementación de la independencia, libre asociación y anexión, en ese orden.

Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales, recalcó que su intención es recibir amplia retroalimentación acerca del borrador presentado. Para ello, se habilitó una plataforma de comentarios en la página del comité, y anticipó que viajará a Puerto Rico a reunirse con líderes políticos y favorecedores de distintas tendencias de estatus.

El gobernador Pedro Pierluisi, quien estuvo presente en la conferencia celebrada en un salón del Capitolio federal, recordó que en 2010 presentó un proyecto que proponía la celebración de un referéndum de alternativas no territoriales avalado por el Congreso, en caso de que en un plebiscito inicial el estatus actual fuera derrotado. En aquel entonces, la medida fue aprobada en la Cámara de Representantes con una enmienda que dispuso que el estatus territorial debía estar presente en la papeleta de cualquier plebiscito, pero no avanzó en el Senado.

Ante un Senado que actualmente está dividido a partes iguales entre demócratas y republicanos, no se espera que haya ambiente para algún proyecto de estatus en la presente sesión, incluso si el borrador presentado hoy lograse su aprobación en la Cámara.

“La gente en Puerto Rico está cansada, entienden las ineficiencias estructurales del gobierno territorial que, por naturaleza, no funciona más. Lo que va a pasar es que vamos a aprobarlo aquí y luego lo moveremos al Senado y usaremos todo lo que tenemos, los puertorriqueños en los estados, a los que les encanta visitar, van a tener que presentarse y exigir que el Senado atienda el proyecto”, subrayó, por su parte, la congresista puertorriqueña Nydia Velázquez.

Velázquez, junto a la también boricua Alexandria Ocasio Cortez, presentó el proyecto 2070, que habría vinculado al Congreso a una asamblea de estatus en Puerto Rico, mediante un comité negociador que discutiría con los representantes puertorriqueños de cada alternativa de status las opciones que la Legislatura federal estaría dispuesta a ofrecer.

Esa medida se enfrentó, desde inicios de 2021, al proyecto 1522 de la comisionada residente Jenniffer González y el congresista puertorriqueño Darren Soto, que buscaba que el Congreso aprobara un referéndum de admisión de Puerto Rico como estado, amparándose en los resultados del plebiscito que se celebró en el 2020, donde el ‘sí’ a la anexión obtuvo un 52.5% de apoyo frente al ‘no’.

“Esta es la primera vez que tendríamos un plebiscito vinculante con opciones no territoriales. Diría que, para mí, ese es el acuerdo y consenso más importante en este borrador. Es la primera vez, en más de 100 años, que el Congreso autorizaría un (proyecto) que autoejecutaría la alternativa escogida por el pueblo de Puerto Rico”, sostuvo la comisionada residente, quien fue la única funcionaria afiliada al Partido Republicano que participó del anuncio.

“Verdaderamente es un día histórico. Yo ciertamente no pensé que vería este día. Es un milagro, sin duda. Podemos decir eso porque luego de tantas décadas, más de un siglo de desacuerdos y debate para resolver el estatus entre Puerto Rico y los Estados Unidos y los boricuas en Estados Unidos, hemos alcanzado una resolución. Había mucho escepticismo de que esto ocurriría porque no se ha resuelto en sobre 100 años”, planteó, por su parte, Ocasio Cortez, quien añadió que un reconocimiento de Estados Unidos de que su relación con Puerto Rico es colonial “no tiene precedentes”.

En la conferencia también estuvieron presentes Soto y Rubén Gallego, congresista de Arizona que patrocinó el proyecto proestadidad.

Sin plazo definido

Hoyer, en tanto, mencionó que no quiere fijarse un plazo para que la medida sea atendida en el Comité de Recursos Naturales y, más adelante, en el hemiciclo cameral. El líder de la mayoría demócrata recordó que inicialmente se había fijado el mes de marzo como fecha límite para llegar un acuerdo de un proyecto de consenso, proceso que se extendió por dos meses.

Pierluisi, en la sesión de preguntas con la prensa, comentó que no considera que sea necesario que la Legislatura en Puerto Rico, controlada en ambas cámaras por el Partido Popular Democrático (PPD), actúe para viabilizar el plebiscito, en caso de que el proyecto de consenso se convirtiera en ley. A finales del pasado cuatrienio, luego del triunfo electoral de Pierluisi, la Legislatura, entonces dominada por el Partido Nuevo Progresista, dio paso a la Ley 165-2020, que permitió al gobernador convocar un plebiscito de estatus por la vía ejecutiva en cualquier momento entre 2021 y 2024.

“No necesitamos aprobación de la Legislatura para hacer lo que el proyecto provee. La Comisión Estatal de Elecciones estará a cargo del proceso de votación, con excepción de la campaña de educación, que será supervisada por el Departamento de Justicia (federal)”, manifestó el primer ejecutivo.

El presidente del PPD, José Luis Dalmau, había adelantado que su colectividad se opondría a cualquier medida que excluyera el Estado Libre Asociado actual.

El proyecto 1522, que presentaron González y Soto, logró 80 coauspiciadores, incluyendo a sus autores originales. De esa cifra, 61 eran demócratas y 19 republicanos. Mientras, el proyecto 2070, de Velázquez y Ocasio Cortez, recibió el apoyo de 76 congresistas, todos del caucus demócrata.

En Puerto Rico, la asamblea de estatus es el mecanismo favorecido por el Partido Independentista Puertorriqueño, el Movimiento Victoria Ciudadana y facciones del PPD.

Tags

Lo Último

Te recomendamos