Locales

Serie de incidentes violentos en Luquillo culmina con querella por escalamiento

Vecinos de la urbanización Costa Azul denunciaron hace más de dos semanas la incursión de personas violentas a una estructura abandonada

Un informe de la Policía sobre un escalamiento en Luquillo deja de mencionar una serie de incidentes que vienen ocurriendo en la urbanización Costa Azul y que han provocado preocupación entre los vecinos, y que involucra agresiones y posible maltrato de menores.

Según el informe policíaco, agentes fueron alertados el martes sobre el escalamiento en la casa ubicada en la calle B de la mencionada urbanización.

Según se indicó, “los responsables de cometer los hechos forzaron y se llevaron hasta la puerta principal. Además, manipularon el portón hasta obtener acceso al interior de la residencia. Una vez allí, ocasionaron daños a seis ventanas, sofá, cama y estructura. En el lugar se apropiaron de cuatro televisores y rompieron los gabinetes. El total de los daños se estima en $35 mil”.

Esta querella surge luego de incidentes recientes registrados en la misma vivienda y que fueron denunciados por vecinos desde el pasado 15 de abril, Viernes Santo.

Metro tiene conocimiento de que ese día alrededor de dos hombres y dos mujeres llegaron hasta el lugar y penetraron al mismo. La estructura en cuestión, de tres niveles, lleva años abandonada y recientemente fue declarada estorbo público por el municipio de Luquillo. Sin embargo, el rótulo que indicaba la declaración de estorbo público fue removido rápidamente.

Las personas que llegaron al lugar procedieron a romper el portón de entrada, situación que llevó a los vecinos a llamar a la Policía. Poco después agentes llegaron a lugar y tras conversar con las personas, se marcharon. Los desconocidos regresaron el sábado 16 y volvieron a penetrar a la propiedad. La Policía regresó, pero nuevamente los agentes se marcharon. Al menos un menor de alrededor de 5 años fue observado en el lugar junto a las personas.

La madrugada del domingo 17, gritos y ruidos provenientes de la estructura despertaron a los vecinos de Costa Azul, quienes tuvieron que llamar al cuartel de Luquillo e incluso al 9-1-1. Los vecinos indicaron que observaron a uno de los sujetos golpeando repetidamente a una fémina, profiriendo insultos y palabras soeces, tirando objetos a la calle y dando golpes violentamente contra un automóvil frente a la casa.

Un portón peatonal fue arrancado y tirado al otro lado de la calle.

Poco después llegaron al lugar varias patrullas y un grupo de agentes. Sin embargo, y para sorpresa de los vecinos, los policías se marcharon del lugar y las personas permanecieron en la propiedad. Horas más tarde, volvieron a escucharse gritos provenientes del interior de la casa abandonada.

Al menos hasta finales de la semana pasada, las personas continuaron acudiendo al lugar y sacando pertenencias, dijeron varios vecinos. Nuevamente se llamó a la Policía, pero no se intervino con los sujetos.

En el informe policiaco se indica que agentes que acudieron a la estructura el 16 de abril entrevistaron a una pareja, los cuales indicaron que estaban limpiando la propiedad y que los dueños tenían conocimiento. No se indica en el informe si la pareja evidenció estar autorizada para estar en la propiedad. Tampoco se especifica quién se querelló este martes sobre la situación que dio inicio y fue reportada a la policía hace más de dos semanas.

Precisamente el martes, vecinos dijeron haber visto movimiento nuevamente en la estructura, pero aseguraron que no se trata de las personas que protagonizaron los violentos incidentes.

Se indicó que personal de la División de Propiedad del CIC de Fajardo investiga.

Tags

Lo Último

Te recomendamos