Mundo

En libertad la persona que lanzó una piedra contra el presidente de Chile en Coquimbo

El ciudadano chileno que lanzó este miércoles una piedra contra el presidente de Chile, Gabriel Boric, ha quedado en libertad este viernes después de que ni el mandatario chileno ni su Gobierno hayan presentado una denuncia por el suceso, de forma que no se ha podido dar inicio a un proceso judicial.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El ciudadano chileno que lanzó este miércoles una piedra contra el presidente de Chile, Gabriel Boric, ha quedado en libertad este viernes después de que ni el mandatario chileno ni su Gobierno hayan presentado una denuncia por el suceso, de forma que no se ha podido dar inicio a un proceso judicial.

La determinación de la puesta en libertad del autor de la agresión, un hombre de 31 años, ha sido tomada por un juez de instrucción tras escuchar los argumentos de la Fiscalía, que pese a determinar que había ocurrido un atentado contra la autoridad, ha señalado «la ilegalidad de la detención», pues no existe querella ni denuncia contra el sujeto, según ha informado Bíobío Chile.

Boric, que visitó el municipio de La Serena, en la región de Coquimbo (centro) para reunirse con autoridades de la zona, se acercó a un grupo de afines congregados en las inmediaciones de la Gobernación regional.

En el lugar, otro grupo de ciudadanos opositores al mandatario estaba presente cuando un detractor de cerca de 31 años, que se estaba manifestando por el quinto retiro, le arrojó una piedra, que finalmente golpeó a su jefe de gabinete, Matías Meza-Lopehandia, según explicó el diario ‘La Tercera’.

Tras el lanzamiento de la piedra, el sospechoso fue rápidamente detenido por las autoridades chilenas. Después de un día y medio, el hombre ha pedido disculpas públicamente a Boric y a su jefe de Gabinete, según el canal chileno 24 horas.

«Perdón por haberlo afectado. Lo hice sin querer. A los dos involucrados les pido mil disculpas. Y espero que me disculpen», ha asegurado el lanzador de la piedra en declaraciones a 24 horas, tras salir de las dependencias policiales.

Después del suceso, por el que Boric recibió apoyo por parte del expresidente chileno Sebastián Piñera, quien aseguró que la agresión era «cobarde», el mandatario afirmó que no se sentía amedrentado por hacer su trabajo diariamente.

«Si alguien cree que me puede amedrentar o cambiar la forma en la que queremos gobernar, está muy equivocado», ha dicho Boric, agregando que «van a seguir hablando con la gente que está de acuerdo y la que no está de acuerdo», tal y como recogieron los medios chilenos.

«Si estamos encerrados y si solamente hablamos con las autoridades en lugares ultra protegidos nos vamos perder parte importante de lo que está pasando en Chile. Así que yo voy a seguir saliendo a la calle y voy a seguir con mi agenda y mi forma de ser, para que a nadie le quepa duda al respecto», indicó, en declaraciones recogidas por ‘La Tercera’.

Tags

Lo Último

Te recomendamos