Mundo

Ucrania se prepara para ofensiva rusa en el este

El presidente ucraniano advirtió que la próxima semana podría ser crucial en el conflicto

Las fuerzas ucranianas se atrincheraban el domingo mientras Rusia reforzaba su poderío militar y designaba a un general condecorado para asumir el control centralizado de la guerra de cara a un enfrentamiento potencialmente decisivo en el este de Ucrania que podría comenzar en unos días.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy advirtió en su discurso nocturno del domingo que la próxima semana podría ser crucial en el conflicto, indicando que “las tropas rusas asumirán operaciones todavía más grandes en el este de nuestro Estado”.

Acusó también a Rusia de intentar eludir su responsabilidad por los crímenes de guerra en Ucrania.

“Cuando a las personas les falta el valor para reconocer sus errores, disculparse, adaptarse a la realidad y aprender, se convierten en monstruos. Y cuando el mundo lo ignora, los monstruos deciden que es el mundo el que tiene que adaptarse a ellos”, comentó Zelenskyy.

“Llegará el día en que tendrán que admitir todo. Aceptar la verdad”, añadió.

Los expertos han dicho que la próxima fase de la batalla podría comenzar con una ofensiva a gran escala. El resultado podría determinar el trayecto que siga el conflicto, el cual ha dejado ciudades destruidas, ha cobrado la vida de miles de personas y ha aislado política y económicamente a Moscú.

Aún persisten preguntas sobre la capacidad de las diezmadas y desmoralizadas tropas rusas para conquistar mucho terreno después de que su avance hacia la capital Kiev fue rechazado por la determinación de los defensores ucranianos. El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña reportó el domingo que los soldados rusos convocaron a veteranos dados de baja en la última década para intentar compensar sus crecientes bajas.

En Washington, un alto funcionario estadounidense dijo que Rusia designó al general Alexander Dvornikov, uno de sus líderes militares más experimentados, para supervisar la invasión. El funcionario habló a condición de guardar el anonimato al no estar autorizado a ser identificado.

Hasta ahora, Rusia no ha tenido un comandante central de guerra en el campo de batalla.

La nueva designación se llevó a cabo en un momento en que las fuerzas armadas rusas se preparan para lo que se anticipa sea un avance enfocado y a gran escala con el fin de expandir su control en el este de Ucrania. Separatistas prorrusos se han enfrentado a las fuerzas ucranianas en la región oriental del Donbás desde 2014 y han declarado la independencia de partes de ese territorio.

Dvornikov, de 60 años, ganó reconocimiento al encabezar a las fuerzas rusas desplegadas en Siria en 2015 para apuntalar al gobierno del presidente Bashar Assad durante la devastadora guerra civil de esa nación. Funcionarios estadounidenses aseguran que tiene antecedentes de brutalidad contra civiles en Siria y otros conflictos bélicos.

Las autoridades rusas no suelen confirmar este tipo de nombramientos y no han dicho nada acerca de un nuevo papel para Dvornikov, quien recibió la medalla Héroe de Rusia, una de las principales condecoraciones del país, de manos del presidente Vladimir Putin en 2016.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, restó importancia al significado de la designación.

“Lo que hemos aprendido en las primeras semanas de esta guerra es que Ucrania nunca se doblegará ante Rusia”, dijo Sullivan en el programa “State of the Union” de CNN. “No importa a qué general el presidente Putin intente nombrar”.

Analistas militares de Occidente dicen que la ofensiva rusa se ha enfocado cada vez más en un arco con forma de hoz en el este de Ucrania que va desde Járkiv, la segunda ciudad más grande del país, en el norte y se extiende hasta Jersón, en el sur.

La ofensiva más enfocada en una sola área podría ayudar a solucionar el problema que enfrentó Rusia en los primeros días de la guerra, en los que expandió sus ataques sobre una zona geográfica demasiado extensa.

“Simplemente con observarlo en un mapa es posible ver que serán capaces de llevar mucho más poder de una forma mucho más concentrada”, al enfocarse principalmente en el este de Ucrania, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby, el viernes.

Maxar Technologies difundió nuevas imágenes satelitales en las que puede verse una caravana de vehículos militares que se extiende 13 kilómetros (8 millas) y se dirige al sur a través de Ucrania hacia el Donbás, similar al convoy que quedó estancado durante semanas a las afueras de Kiev hasta que Rusia dejó de lado sus intentos por tomar la capital.

El domingo, las fuerzas rusas atacaron Járkiv, que se encuentra bajo control del gobierno, y enviaron refuerzos a Izyum, en el sureste, en un intento por penetrar las defensas ucranianas, señaló el comando militar de Ucrania. Moscú también mantuvo su asedio sobre Mariúpol, un puerto clave en el sur del país que ha estado sitiado desde hace casi mes y medio.

Un portavoz del ministerio de Defensa de Rusia, el mayor general Igor Konashenkov, dijo que las fuerzas armadas rusas lanzaron misiles desde el aire que hicieron blanco en los sistemas antiaéreos S-300 de Ucrania en la región sureña de Mykolaiv, y en una base aérea en Chuguev, una ciudad a poca distancia de Járkiv.

Misiles crucero rusos lanzados desde el mar destruyeron los cuarteles de una unidad militar ucraniana emplazada en la región occidental de Dnipro, añadió Konashenkov. No fue posible verificar de forma independiente los anuncios ucranianos ni los rusos.

Además dos misiles cayeron el domingo sobre el aeropuerto de Dnipro, la cuarta ciudad más grande de Ucrania, según el gobernador regional.

El domingo por la noche, Zelenskyy hizo un nuevo llamado a las naciones de Occidente para que ayuden más a Ucrania. Durante una conversación con el canciller alemán Olaf Scholz, Zelenskyy dijo que habló sobre “cómo endurecer las sanciones contra Rusia... y obligar a Rusia a buscar la paz”.

“Me alegra notar que la postura alemana ha cambiado recientemente a favor de Ucrania. Lo considero absolutamente lógico”, declaró Zelenskyy.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo al programa “State of the Union” de CNN que la respuesta de Ucrania al cuestionario que recientemente le entregó a Zelenskyy le permitirá decidir si recomienda o no a la nación para que sea candidata a sumarse a la Unión Europea.

El proceso suele tomar varios años, pero Von der Leyen dijo que el análisis de la solicitud de Ucrania podría llevarse sólo unas semanas.

“Alguien me dijo ayer: ‘Sabes, cuando nuestros soldados están muriendo, quiero que sepan que sus hijos serán libres y formarán parte de la Unión Europea’”, declaró Von der Leyen.

Las autoridades ucranianas han acusado a las fuerzas rusas de cometer crímenes de guerra contra civiles, incluyendo bombardeos sobre hospitales, un ataque con misiles que dejó al menos 57 muertos en una estación de trenes y demás actos de violencia descubiertos después de que los soldados rusos se retiraron de las afueras de Kiev.

Un día después de reunirse con Zelenskyy en Kiev, el canciller austriaco Karl Nehammer anunció que el lunes sostendrá un encuentro con Putin en Moscú. Austria, integrante de la Unión Europea, es militarmente neutral y no pertenece a la OTAN.

Ucrania ha culpado a Rusia de la masacre de civiles en Bucha y otras comunidades ubicadas a las afueras de la capital, donde se descubrieron cientos de cuerpos, muchos de ellos con las manos atadas y señales de tortura, después del retiro de las fuerzas rusas. Moscú ha rechazado las acusaciones y ha declarado falsamente que se trata de un montaje.

Tags

Lo Último

Te recomendamos