Locales

Abogada asegura que casos como el de joven madre que abandonó a su bebé son comunes

La licenciada Adamarys Feliciano Matos narró en entrevista con Metro que el Estado, por costumbre, delega la responsabilidad de crianza hacia la mujer

El caso de Elianni Bello Galabert, la joven madre que abandonó a su bebé en una acera en Santurce por no poder hacerse cargo del infante y quien enfrenta un proceso judicial en su contra mientras el padre de la criatura no enfrentará cargos, es más común en Puerto Rico debido a que el Estado delega la responsabilidad de la crianza, afirmó hoy, lunes, la abogada Adamarys Feliciano Matos.

Durante una entrevista que sostuvo en Metro al Mediodía, la licenciada afirmó que la situación de Bello Galabert es solo el ejemplo más reciente de cómo se espera que el cuidado de un bebé siempre recaiga en la madre.

Mira la entrevista:

“Lamentablemente, lo que hemos estado viendo con esta situación es este asunto de que se continúa delegando y responsabilizando única y exclusivamente a la mujer, a la madre, como esa figura protectora y con capacidad, y que se le requiere que sea capaz para poder cuidar de los menores”, expresó Feliciano Matos.

De acuerdo a la abogada, tanto la Ley 61-2018 como el Código Penal establecen dos circunstancias en la que se puede hacer la entrega voluntaria de un menor: cuando el menor tiene menos de 72 horas de haber nacido, que se puede entregar en una estación de la Policía o alguna dependencia del Departamento de la Familia, y cuando son mayores de 72 horas hasta los tres años, cuando que se le debe entregar a una agencia de adopción.

En ambos casos se aceptan sin perjudicar al padre o madre si el menor no presenta rasgos de violencia en su cuerpo.

El incidente con el bebé abandonado se remonta a la madrugada del pasado viernes, cuando Bello Galabert abandonó a la infante de tres meses de nacida en el patio de una casa en la calle Lippit de Santurce. Minutos luego de que las autoridades llegaron al lugar, la joven, de 21 años, se les acercó e indicó que no podía hacerse cargo de la niña y ni que el padre, de 41 años y casado, tampoco podía hacerse responsable.

Como resultado, a la madre se le detuvo y una jueza del Tribunal de Primera Instancia le encontró causa para arresto por un cargo de negligencia.

Por su parte, para la abogada Maricarmen Carrillo, no es sorprendente que las autoridades solo le radicaron cargos a la madre, pese a que la responsabilidad de la niña también recae en el padre.

“Se baja la responsabilidad parental a los hombres. No se le exige asumir responsabilidad por no querer reconocer su paternidad legal que es abandono, mientras a la madre es a quien se le impone asumir el cuidado principal y si no lo hace por no tener el apoyo del padre ni las condiciones sociales y económicas para asumirlo, se le radican cargos criminales”, expresó la licencia en declaraciones escritas a este medio.

“El trato desigual por prejuicios de género se extiende a los casos civiles de relaciones de familia. Vemos con frecuencia la imposición de custodias compartidas con padres abusivos lo que vulnera más a la madre sobreviviente de violencia doméstica. No se le exige a la parte abusiva o negligente que asuma responsabilidad de sus actos ni que sea consciente del efecto que su conducta tiene sobre su hijo o hija. Más bien, se le exige a la madre cooperación o se arriesga a sanciones o perder la custodia. La conducta abusiva y/o negligente se percibe como parte natural de la existencia del padre que no cambiará”, agregó.

De igual forma, Carrillo también enfatizó en que, por lo principal, estos tipos de casos resaltan el discrimen que por razón de pobreza quienes lo sufren más son las mujeres “por el agregado del prejuicio de género”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos