Economía

Crean firma legal con modelo de negocio de impacto social

La firma legal Acosta & Díaz es la única organización en Puerto Rico certificada B Corp por sus ejecutorias sociales y ambientales de gran impacto en la comunidad.

Los abogados puertorriqueños Ricardo Díaz Soto y Loira Acosta Báez, promueven un modelo de negocio con prácticas de inclusividad, diversidad e impacto social entre sus socios de negocios, creando así un cambio de gran alcance dentro de la comunidad local. Esto ha convertido a la firma Grupo Legal Acosta & Díaz, LLC (GLAD) en la única organización en Puerto Rico certificada como empresa B o B Corp, una certificación de prestigio mundial que se le otorga a empresas con rentabilidad económica que hayan demostrado altos estándares de desempeño social, ambiental y transparencia.

Díaz Soto, cofundador de GLAD, indicó que,nos sentimos sumamente orgullosos de ser la única empresa en Puerto Rico en ser certificada como B Corp. Esta certificación es el equivalente a un sello de calidad; dispone que la empresa tiene un triple impacto: rentabilidad económica o financiera, social y ambiental”. Añadió que, “a diferencia del modelo tradicional de negocio, como una empresa B Corp estamos comprometidos de manera institucional, legal y personal a tomar decisiones y acciones que impacten de forma positiva a la comunidad, el medioambiente, a empleados y clientes”.

Las B Corp son empresas que cumplen con altos estándares sociales, ambientales, comunitarios y de transparencia en sus operaciones. Se rigen por un modelo de negocio único; como patronos cuentan con buenas prácticas laborales, y a los clientes les ofrecen productos o servicios que aportan a un bien común dentro de la sociedad. Además, se benefician de atraer y retener talento, inversionistas y capital con quienes buscan ser más responsables con el ambiente y la sociedad.

Esta certificación de alto perfil dentro del mundo empresarial la otorga la organización sin fines de lucro B Lab establecida en Estados Unidos y con presencia internacional. Para certificarse las compañías deben cumplir con una rigurosa documentación que valide el impacto que tiene la firma legal en las siguientes cinco áreas: gobernanza, empleados, clientes, comunidad y medio ambiente. Además, que deben pasar por un proceso de verificación cada tres años para mantener su certificación vigente.

“Cada vez más las empresas a nivel mundial buscan la transparencia y como medir sus impactos sociales y ambientales. Es un nuevo paradigma en el mundo de los negocios” destacó Acosta, co-socia fundadora de GLAD.

GLAD obtuvo una evaluación sobresaliente en sus prácticas y modelo de negocio, particularmente en los aspectos de inclusión y diversidad, y en el impacto social de los servicios que ofrece. El impacto social se verificó al examinar las comunidades y grupos que se benefician directamente de los servicios legales de la firma, así como en la asistencia para la creación o modificación de empresas sociales u otras empresas para que sus estatutos y políticas incluyan valores sociales, ambientales y de transparencia.

La firma se dedica principalmente a ofrecer servicios legales y notariales a negocios fundamentados en una economía sustentable y solidaria. Ambos socios combinaron sus experiencias profesionales en diferentes campos del derecho, como laboral, así como corporativo y estructuras legales participativas, y las pusieron a disposición del desarrollo de estas estructuras de negocios enfocadas en la nueva economía.

“Un ejemplo es la asistencia legal que ofreció la firma en la creación de empresas agroecológicas, de energía renovable y organizaciones sin fines de lucro que promueven aspectos culturales, entre otros. También, asistimos en materia de recursos humanos y de empleo promoviendo políticas y reglamentos laborales participativos, antidiscriminatorios y con buenos beneficios marginales”, explicó Díaz Soto.

Cualquier empresa establecida con fines de lucro puede solicitar la certificación B Corp. GLAD ofrece servicios de asesoría a otras empresas que interesen la certificación. “Nuestro objetivo es que se replique nuestro modelo de negocio dentro de la industria legal y se promueva el desarrollo económico de Puerto Rico con la creación o modificación corporativa de las empresas sociales”, destacó Acosta.

Origen de la certificación B Corp

El también llamado Movimiento B nació en Estados Unidos a fines de los años 70 con la empresa de helados Ben & Jerry’s. Desde entonces la práctica se fue extendiendo, hasta que en el año 2006 se fundó la organización B Lab. Las primeras 82 empresa B se certificaron en el año 2007.

Según datos de la organización, al presente existen 4,700 empresas certificadas como B Corp que representan 155 sectores industriales y provenientes de 78 países. Dentro del directorio se encuentran empresas destacadas en el campo de la energía, telecomunicaciones, mercadeo y E-Commerce, producción y distribución alimentaria, salud, banca e inversiones. Entre las empresas se encuentran Eileen Fisher, Patagonia, Leesa, Athleta, Allbirds y The Body Shop. Las empresas B también se han propagado por América Latina en países como Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú, entre otros.

Tags

Lo Último

Te recomendamos