Locales

Expertas de distintas ideologías políticas se oponen a pieza legislativa que busca restringir el aborto

Exigen que se derrote el Proyecto del Senado 693 que prohíbe el aborto luego de las 22 semanas de gestación

Mujeres de diferentes ideologías políticas se unieron hoy fuera del Capitolio para manifestarse en contra del Proyecto del Senado 693 (PS 693), que prohíbe el aborto luego de la semana 22 de gestación, y coincidieron en que la medida pone en peligro los derechos reproductivos de la personas gestantes.

“Obligar a una persona gestante a llevar a término un embarazo que vaya en contra de su salud o la decisión de su cuerpo significa que la estamos obligando a tener un embarazo y una maternidad forzada. Todos los instrumentos de derecho internacional consideran que maternidad y embarazos forzados son violaciones a los derechos humanos y son tortura. Por eso este PS 693 es inconstitucional, es ilegal bajo el derecho puertorriqueño y bajo el derecho internacional de los derechos humanos”, aseguró la abogada, socióloga y profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana, Yanira Reyes Gil.

La Comisión de Asuntos de Vida y Familia del Senado, presidida por la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve, aprobó este proyecto sin vistas públicas.

Rodríguez Veve aseguró en sus redes sociales que es “inmeritorio celebrar vistas públicas para discutir si debemos permitir que niños por nacer que pueden sobrevivir fuera del vientre de sus madres sean abortados. Esta no es una discusión para una sociedad que se precie de civilizada”.

Por su parte el presidente senatorial, José Luis Dalmau, defendió la medida y tildó de “asesinas” a las personas gestantes que deciden abortar.

“La senadora no abrió vistas públicas porque entiende que no es un tema importante. Porque ya ella dentro de su esquema y de su manera de pensar tiene el asunto resuelto. Eso es falso, es antidemocrático, eso no está bien. Obviamente las expresiones del presidente del Senado hablan por sí solas…Creo que nosotras, el pueblo de Puerto Rico es más inteligente que eso y tiene capacidad crítica para discernir por qué la gente hace las cosas”, según la portavoz de la Campaña Aborto Libre, Seguro y Accesible, Mayra Diaz Torres.

El proyecto ha recibido el apoyo del PNP, el PPD y el Proyecto Dignidad, mientras que se han opuesto el Departamento de Salud, el Departamento de Justicia, organizaciones de derechos humanos y algunos senadores como Ana Irma Rivera Lassén y Rafael Bernabe, entre otros.

Entre los reclamos de quienes se oponen a la medida se encuentra que el aborto debe ser una decisión entre la persona gestante y su médico, no de la legislatura.

“Esto no es una decisión legislativa, esto tiene que ser una decisión personal de la mujer y de la persona gestante con el profesional de la salud que la asiste. Establecer un periodo de viabilidad fijo va contra toda indicación médica y científica”, indicó Reyes Gil.

La viabilidad es la capacidad de un feto de sobrevivir fuera del útero, y ni siquiera los médicos lo establecen, pues cada situación es distinta.

“Están tomando una determinación de no terminar el embarazo en las 22 semanas, que es un numero arbitrario y creado por la legislatura, es un número que hasta a nosotros los médicos se nos hace difícil de explicar. Los abortos en Estados Unidos luego de la semana 21 ocurren en el 1.3% de la población. En Puerto Rico ocurre en menos del 1% afectando a los médicos, a las pacientes y al pueblo de Puerto Rico porque eso es una carga económica”, sostuvo la especialista en medicina maternofetal Annete Pérez Delboy.

El proyecto propone además un Registro de Terminación de Embarazo en Etapa Gestacional de Viabilidad para documentar los abortos que se realicen con información identificable del paciente lo que atenta contra el derecho a la intimidad que es reconocido desde el 1980 por el caso Pueblo v. Duarte Mendoza, según Reyes Gil.

Por su parte, la abogada y activista de Reivindicando el Feminismo Alejandra Córdova Vázquez se expresó a favor de la medida y aseguró que abortar “es un crimen”.

“Estoy completamente en contra del aborto, no importa si fuiste violada, no importa si tu anticonceptivo falló porque antes de considerar un aborto, hay que ser responsables a la hora de tener intimidad, tanto la mujer como el varón porque la responsabilidad es compartida. Esto no se trata de religión, quiere decir que tú puedes ser atea y puedes ser pro-vida, tú puedes ser budista y musulmana y puedes ser pro-vida, porque esto es moral, esto no es una cuestión de ‘mi cuerpo, mi decisión’ porque yo soy una mujer, tengo un útero y tengo una opinión”, dijo Córdova Vázquez.

Mientras que Díaz Torres sostuvo que la prohibición del aborto significa que más mujeres morirán por abortar.

“Hay una estrategia de imponer creencias particulares y esto es una sociedad plural, es una sociedad bien diversa y la legislación debe responder a todas esas diversidades. El que se prohíba el aborto no va a significar que va a terminar la práctica del aborto, va a significar que van a empezar a morir mujeres por abortar y personas con útero van a morir. Por eso es bien peligroso y no vamos a ceder espacio ni vamos a ceder estas estrategias caprichosas de algunas personas”, según Díaz Torres.

Tags

Lo Último

Te recomendamos