Locales

Elizabeth Torres responde a Justicia y acusa al PNP de usar instrumentos del gobierno para “perseguir”

Justicia pidió su destitución de la delegación congresional

La miembro de la delegación congresional que fue elegida para busca la estadidad para Puerto Rico en Washington, Elizabeth Torres, respondió a la solicitud de destitución por parte del Departamento de Justicia que se anunció en el día de hoy.

En sus extensas expresiones, la delegada denuncia que la acción de Justicia como una movida política por parte del Partido Nuevo Progresista (PNP) a quienes acusó de utilizar las herramientas del gobierno para perseguir.

Del mismo modo catalogó como un “error” la acción que se ha tomado en su contra.

“Buenas tardes, Puerto Rico. Hoy se oficializó el inicio de un nuevo capítulo en el libro de la corrupción y la persecución política por medio de la fabricación de casos por parte de una colectividad corroída desde sus entrañas. El Partido Nuevo Progresista pone bajo sol de medio día las artimañas sistémicas que sus agentes y aliados políticos acomodados en todas las agencias de gobierno son capaces de realizar de manera desesperada con el único fin de silenciar cualquier voz que tenga el coraje de denunciar sus turbios actos. El pueblo verá una vez más, con más atención esta vez, el tipo de administración criminal que nos gobierna. Cuando un gobierno es capaz de usar su poder para violentar derechos fundamentales, perseguir, coaccionar, arrinconar, angustiar y lastimar a un pueblo entero en nombre de la salud pública; cuando vemos sus actos de corrupción y trampas en casos como el de la reserva federal en Salinas; cuando presenciamos la absolución de un político que se declaró culpable por hostigamiento sexual; cuando vemos los múltiples arrestos por fraude y corrupción; cuando nos abofetea la cara todos los días la impunidad de los criminales de cuello blanco, no es de extrañarse lo que la isla presenció hoy contra una funcionaria electa en las urnas. La conferencia de prensa fue todo un espectáculo como si de una criminal terrorista buscada por la Interpol se tratase. Cuanta vergüenza siento como militante que he sido de un partido alejado totalmente de la justicia y la verdad. Cuánta vergüenza siento como estudiante de Derecho y como ciudadana. Sin embargo, a la vez, me siento extremadamente afortunada de ser yo quien lleve esta lucha, no solo en nombre del pueblo que me escogió y que me apoya, sino de todos los librepensadores y amantes de la libertad que no tienen espacio en ese partido y cuyos reclamos son ignorados todos los días. Creo que el PNP comete hoy un grave error como lo cometió al impulsar la Ley 167. Creo que el desespero y el odio nublaron su juicio una vez más. El pueblo no es tonto y ha visto cómo el partido le ha tirado la toalla al resto de los delegados que sí han violentado la ley de forma descarada y sin consecuencias. El pueblo es sabio, aunque el PNP no lo crea así. En un programa, ante la pregunta de qué haría el partido conmigo frente a mis denuncias de corrupción, el señor Carmelo Ríos contestó “ya tú verás, déjalos que hierva que ellos ablandan” anticipando así este nuevo acto de persecución política. A ello, yo respondo, los días del PNP están contados.

El secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, inició el lunes, el proceso para destituir a la cabildera/delegada congresional, Elizabeth Torres Rodríguez, por su incumplimiento craso con los deberes y funciones del cargo para el cual fue electa.

Tras completar una evaluación de carácter civil, el secretario de Justicia, en representación del Gobierno de Puerto Rico, presentó en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan un recurso legal especial solicitando la destitución de Torres Rodríguez, de conformidad con lo establecido en la Ley 167 de 2020, mejor conocida como la Ley para Crear la Delegación Congresional de Puerto Rico.

“A pesar de que la señora Torres Rodríguez se comprometió bajo juramento a adelantar los objetivos de la Ley 167-2020 y a trabajar activamente a tiempo completo para tal fin, sus actuaciones y manifestaciones demuestran que no ha estado ejerciendo las funciones conforme lo requiere dicho estatuto y en cumplimiento con el mandato de los electores. Desde su juramentación hasta el presente, Torres Rodríguez no ha hecho actos afirmativos para exigir al Congreso federal que proceda a admitir a Puerto Rico como un estado de Estados Unidos. Por el contrario, en múltiples ocasiones y constantemente desde su juramentación, ha manifestado que no reconoce el objetivo de la Ley 167-2020 y que la delegación congresional debe ser disuelta”, explicó el secretario en conferencia de prensa.

Tags

Lo Último

Te recomendamos