Noticias

Controversia sobre al aborto saca nuevamente a la luz las divisiones internas del PPD

Las acciones y palabras del presidente del Senado desataron una polémica que no estaba sobre al tapete de la colectividad

Aunque usualmente se piensa en el estatus como el tema conflictivo entre los líderes del Partido Popular Democrático (PPD), las críticas que se han desatado en torno al proyecto senatorial que busca restringir el derecho al aborto, particularmente en contra del presidente de la colectividad, José Luis Dalmau, han dejado en evidencia que las divisiones ideológicas internas son mucho más profundas.

“Me parece que la dualidad de función que tiene en este momento en presidente del Senado, que también es presidente del partido, complica precisamente sus funciones de cómo ejercer su rol legislativo, sobre todo en asuntos tan controversiales como este del aborto. Me parece que, en ese sentido, aun cuando él pudiera tener la posición de que el proyecto es necesario y que debe limitarse el derecho (al aborto), al hacer unas expresiones tan fuertes, tan a la defensiva y con epítetos tan agresivos en torno al asunto se lleva, implícitamente, al partido por el medio”, sostuvo la analista política y abogada Annabelle Torres Colberg.

Para Torres Colberg, Dalmau, al convertirse en uno de los siete autores del Proyecto del Senado (PS) 693, pudo haber pensado que la medida –apoyada por los sectores conservadores del país– le crearía una especie de trampa al gobernador novoprogresista Pedro Pierluisi, quien, de haber recibido la pieza legislativa, hubiera tenido que decidir si complacía o no a los electores conservadores de su colectividad.

“Al hacer la cosa improvisada, provocaste una guerra en el PPD que al momento no ha tocado al PNP (Partido Nuevo Progresista). Ahora, legislativamente, está la guerra dentro del PPD”, dijo la analista.

Torres Colberg afirmó que las pasadas primarias del PPD, donde el exalcalde de Isabela Carlos Delgado Altieri resultó electo candidato a la gobernación sobre Eduardo Bhatia y Carmen Yulín Cruz, reflejó que la Pava, en efecto, cuenta entre sus huestes con una fuerte presencia de conservadores.

Sin embargo, el tema particular del aborto “nunca había sido medular” para la gente que apoya al PPD, sostuvo Torres Colberg, por lo que el tracto del PS 693 atendió lo que para la colectividad era una “crisis inexistente”.

“Esta situación refleja algo que me preocupa mucho, la falta de comunicación. Cuando una cosa así ocurre en un partido y se discute públicamente por los miembros del partido, es indicio obvio de que dentro del partido se rompieron todas las cadenas de comunicación. Y si esta controversia en particular ha tomado este giro, en cualquier otra controversia que pueda ser inclusive más esencial en términos del Partido Popular o del autonomismo, uno se imagina que los efectos van a ser bien drásticos”, sostuvo, por su parte, el exsenador popular Eudaldo Báez Galib.

Para el representante Jesús Manuel Ortiz, la discusión generada a partir del PS 693 es una “demostración adicional” de que el PPD tiene que “cuestionarse sus principios seriamente”.

“La discusión surge de un grupo, en su mayoría hombres, hablando sobre la limitación de algún derecho de las mujeres. Creo que nuestra institución, y a mí como popular me queda claro, está creada para reconocer derechos, no para limitarlos. Si el PPD va a asumir una postura en algún tema tan polarizante, controversial y delicado como el aborto, me parece que lo menos que debe hacer es hacerlo a través de procesos abiertos y se tomen en consideración la ciencia y las mujeres, que son las afectadas en este asunto”, planteó el legislador.

Aunque la voz cantante en el PS 693 la ha llevado la senadora del Proyecto Dignidad, Joanne Rodríguez Veve, como presidenta de la Comisión de Asuntos de Vida y Familia, lo cierto es que cuatro de los siete autores de la pieza son populares: Dalmau, Albert Torres Berríos, Rubén Soto Rivera y Ramón Ruiz Nieves. El informe positivo de la medida fue avalado la semana pasada con el voto a favor de otros senadores populares pertenecientes a la comisión: Javier Aponte Dalmau, Gretchen Hau y Marially González.

El jueves, en tanto, Dalmau generó polémica al referirse a los abortos de fetos potencialmente “viables” como “asesinatos” y defender el trámite que siguió la medida, al indicar que la Constitución no obliga a la celebración de vistas públicas en cada proyecto legislativo.

Las expresiones de Dalmau fueron condenadas por los exgobernadores Sila María Calderón, Aníbal Acevedo Vilá y Alejandro García Padilla, al igual que por Bhatia y Cruz. Entre los funcionarios electos, múltiples legisladores populares, como Migdalia González y Juan Zaragoza, desde el Senado, y Ortiz, Héctor Ferrer Santiago, Estrella Martínez, Domingo Torres, Ángel Fourquet y José Rivera Madera, en la Cámara, hicieron lo propio.

Ayer, en tanto, Dalmau, Rodríguez Veve y Thomas Rivera Schatz, portavoz del PNP en el Senado y autor del PS 693, emitieron una declaración conjunta donde anunciaron que llevarían el proyecto a vistas públicas, pero cuestionaron la finalidad de la discusión abierta.

“Algunos creen o insinúan que realizar vistas públicas, cambiaría la opinión de quienes favorecen o de los que se oponen a la medida. El tiempo dirá. Pero ciertamente, da la impresión que el objetivo de los que se oponen es dilatar, agitar y provocar luchas de puertorriqueños contra puertorriqueños”, afirmaron los tres senadores.

¿Izquierda, derecha o centro?

La viabilidad futura del PPD, según han crecido las diferencias ideológicas de sus miembros y paralelamente han surgido estructuras políticas que apuntan a ocupar espacios a la izquierda y derecha del espectro político, como el Movimiento Victoria Ciudadana y el Proyecto Dignidad, queda entonces sobre la balanza.

“Nadie está 100% de acuerdo con un político, pero el país sí quiere políticos que tengan la entereza de decir lo que creen y eso el ciudadano lo respeta. El PPD tiene que entender que esos principios tienen que estar claros para el ciudadano y cónsonos con la razón de ser del PPD, que no es otra que dar luchas sociales a favor de los ciudadanos. Eso se extiende desde el tema del aborto hasta la pena de muerte, los inmigrantes, la comunidad LGBTT y las posturas de las comunidades de base de fe y no discrimen por religión”, dijo Ortiz.

Pese a lo que pudieran indicar los resultados electorales recientes, donde el PPD ha perdido apoyo que, a su vez, se ha dirigido a movimientos más claramente definidos en áreas de política pública, Ortiz afirmó que existe ambiente para fortalecer a la colectividad desde posturas de “centro”.

“Los puertorriqueños somos una sociedad educada, que le gusta que se abran espacios de discusión. La polarización en la política muchas veces conlleva resultados que las sociedades lamentan. Yo creo que el PPD tiene un rol grandísimo en mantener esa discusión centrada. Pero para poder hacerlo, tenemos que cuestionarnos nuestros principios”, insistió el exsecretario de Asuntos Públicos bajo la gobernación de García Padilla.

Torres Colberg enumeró que las diferencias internas del PPD incluyen asuntos como la perspectiva de género, las relaciones laborales, las estrategias de desarrollo económico, y el grado de intervención gubernamental en la sociedad. En ese sentido, coincidió con Ortiz en que el espacio abierto para la colectividad en el panorama actual radica en las posturas “moderadas”.

“Son mucho más profundas las divisiones y tienen que reencontrarse a ver si es posible redefinir ese centro que tanto han denominado como su fuerza política”, expresó.

Para Báez Galib, el PPD ha recibido un “respiro” ante el hecho de que el PNP igualmente ha sufrido un éxodo de electores en los pasados dos comicios.

“Por supuesto, ese respiro, ese espacio y tiempo no lo pueden desaprovechar y van a tener que llegar a una serie de consensos internos. Pero si no hay comunicación interna y se está demostrando en el tema del aborto y algunas otras controversias, ¿cómo van a llegar a unos acuerdos seminales, como lo sería en el asunto de estatus o la filosofía de gobierno?”, cuestionó el veterano analista político.

Tags

Lo Último

Te recomendamos