Noticias

Sublinaje BA.2 de Ómicron gana terreno pero aún no enciende alarmas de las autoridades

El sublinaje ha provocado repuntes en países europeos que eliminaron restricciones en pasadas semanas

Mientras varios países de Europa experimentan incrementos sustanciales en hospitalizaciones y muertes por COVID-19, expertos aseguran que en Puerto Rico el BA.2, uno de los sublinajes de la variante Ómicron, aún no ha desplazado a versiones previamente detectadas del virus.

Los datos más recientes del Departamento de Salud, con datos de la semana del 6 al 12 de marzo, apuntan a que, de las 32 muestras de COVID-19 que fueron secuenciadas, 13 (41%), correspondieron a BA.2, y las otras 19 (59%), al sublinaje BA.1.1, que ha predominado en el país desde finales de enero.

En las 42 muestras analizadas en la semana previa, del 27 de febrero al 5 de marzo, el 55% fueron de BA.1.1, 36%, de BA.1 y un 9%, de BA.2, todos sublinajes de Ómicron.

La principal oficial epidemiológica del Departamento de Salud, Melissa Marzán, puntualizó que los análisis coinciden con los datos que se observan en Estados Unidos, donde se encontró que el 35% de los casos de COVID-19 en la semana del 13 al 19 de marzo correspondían al sublinaje BA.2.

“En datos internacionales se ha observado que (el BA.2) es más transmisible en comparación con BA.1. Igualmente, está asociado al aumento de casos que se está observando a nivel de Europa, Estados Unidos y Puerto Rico”, sostuvo la epidemióloga en declaraciones escritas a este medio.

Marcos López Casillas, de la Coalición Científica y gerente de Investigaciones en el Fideicomiso de Salud Pública, coincidió con Marzán en la premisa de que, pese al incremento en la proporción de casos de BA.2 detectados, aún no se ha convertido en el sublinaje dominante.

“Todavía no (es predominante en Puerto Rico). En realidad, tenemos bien poquitos casos de BA.2. Lo que pasa es que cuando lo tiras en términos de por ciento, aumenta. Estamos vigilando mucho lo que está pasando con BA.2, no necesariamente porque esté pasando aquí, sino por lo que está pasando en Europa, donde ya se liberaron todas las restricciones… Es ridículo lo que han hecho en Europa. Liberaron todas sus restricciones en medio de un repunte, lo cual no solamente ha impactado los casos y las hospitalizaciones, ahora también está impactando a los fallecimientos”, subrayó López Casillas.

Entre los países europeos que han pagado las consecuencias de liberalizar sus medidas a destiempo, López Casillas mencionó a Irlanda, Bélgica, Inglaterra, Italia, Austria, Suiza, Francia y Dinamarca.

“En todos estos países la variante más prevalente en estos momentos, de 70% a 80% (de los casos), es BA.2. En Puerto Rico esa no es la situación todavía. De lo que se secuencia, están entrando mucho BA.1.1 y a veces un BA.2″, indicó el bioquímico.

El Fideicomiso de Salud Pública es una de las entidades que colaboran con el Departamento de Salud en el proceso de secuenciación de muestras de COVID-19 para identificar variantes.

En Puerto Rico, el primer caso de BA.2 se detectó en la semana del 23 al 29 de enero. Desde entonces, hasta el 12 de marzo, la cifra de casos de este sublinaje se había elevado a 25.

Reducción en la secuenciación

A pesar de que ha habido una reducción dramática en la cantidad de muestras que se secuencian, –al menos al compararse con las 537 que se estudiaron en la semana del 26 de diciembre y el 1 de enero, durante el pico del repunte de Ómicron–, López Casillas afirmó que sigue analizándose un número adecuado de casos.

El bioquímico explicó que no todas las muestras de COVID-19 pueden secuenciarse para identificar la variante o el sublinaje al que pertenece, toda vez que el análisis requiere una carga viral “alta”.

“No todo se secuencia. Claro está, le damos prioridad a viajeros, personas hospitalizadas, casos que sean interesantes, aun si no cumplen con ciertos requisitos. Pero en general, lo que secuenciamos de la población puertorriqueña son personas con una carga viral dada, porque si no, no lo vamos a poder hacer”, dijo López Casillas, al precisar que el proceso de secuenciación suele completarse cerca de una semana después que se obtiene un resultado positivo a una prueba molecular.

Asimismo, el experto expresó que el objetivo de la vigilancia genómica, desde un punto de vista de salud pública, más allá de identificar posibles variantes, consiste en investigar los detalles de los casos y establecer tendencias, con el fin último de “salvar vidas”.

“El sistema secuencia por características de interés. Los datos actualmente analizados coinciden con lo observado en Estados Unidos y la región 2 del Departamento de Salud federal (a la que pertenece Puerto Rico). De manera que el sistema nos está permitiendo evaluar cómo se comportan los sublinajes de Ómicron en Puerto Rico”, esbozó, por su parte, Marzán.

Ante la posibilidad de que Puerto Rico enfrente en las próximas semanas un repunte de casos que derive en nuevos aumentos de hospitalizaciones y muertes, López Casillas recalcó que la prevalencia actual del virus se concentra en sublinajes de una variante conocida –Ómicron–, en lugar de la presencia de una variante novel, como ha ocurrido anteriormente con Alfa y Delta y la propia Ómicron en diciembre pasado. Cada una de estas variantes provocó olas de infecciones que tuvieron como resultado periodos en que los fallecimientos superaban los 10 diarios y comprometieron la capacidad de los hospitales.

“Estábamos saliendo de un repunte de la variante Ómicron. Tenemos un sublinaje que ha tomado notoriedad (BA.2) y, obviamente, con la flexibilización de las medidas salubristas, quizás la gente ha cobrado más confianza y, en estos momentos, lo que tenemos que hacer es vigilar, ver lo que está pasando. Si vemos el mapa, no todo Puerto Rico está positivo (con alta transmisión)”, dijo López Casillas, al puntualizar que la mitad este del país refleja unas tasas de contagio más bajas que el oeste.

Al día de ayer, la tasa de positividad ubicaba en 5.9%, mientras que para el 10 de marzo estuvo en 3.7%. La cantidad diaria de positivos confirmados y probables, en tanto, promediaba 255 para el 24 de marzo, luego de haberse reducido a 200 para el 15 de este mes.

Tags

Lo Último

Te recomendamos