Mundo

La extraordinaria historia de Olga, la madre que salvó a su bebé con su propio cuerpo

Una mamá ucraniana le salvó la vida a su bebé, al abrazarla contra su cuerpo durante un ataque ruso.

Es una realidad que en una guerra, como la que se vive entre Ucrania y Rusia, hay cientos de historias que son capaces de conmover a cualquier persona.

En este tipo de lamentables sucesos sobresale el amor por los seres queridos. Es en el momento en el que la vida está en juego, cuando los padres pueden hacer hasta lo imposible y arriesgar su propia vida por salvar la de sus descendientes.

La hazaña de Olga para salvar a su bebé

No hay mejor ejemplo que el de Olga. Ella es una madre que tuvo que cubrir con su propio cuerpo a su bebé de apenas un mes cuando su casa fue atacada por las fuerzas rusas.

Las imágenes de ella y su marido Dmitro, quienes fueron alcanzados por una metralleta en un atentado cerca de su hogar y ahora son atendidos en el hospital pediátrico Ohmatdit de Kiev, se publicaron en las redes sociales y rápidamente se han vitalizado para dar la vuelta al mundo.

Olga se aprecia con un llamativo vendaje empapado de sangre alrededor de su cabeza, sin ropa y con el cuerpo lleno de heridas y contusiones, pero sin dejar de amamantar a su bebé en la camilla del nosocomio.

Las imágenes son impactantes y brindan el testimonio de lo complejo que es vivir con un niño en una ciudad alcanzada por la guerra.

Fueron atacados por las fuerzas rusas

La familia llegó al hospital el fin de semana pasado, procedente de uno de los distritos de Kiev, que fueron afectados por las fuerzas militares rusas.

De acuerdo a Dmitro, la pareja escuchó disparos toda la noche, que se iban acercando cada vez más hasta que, por la mañana, los bombardeos ya estaban a las afueras de su hogar.

“Cuando bajé al patio vi que una granada había alcanzado la guardería que estaba cerca de nuestra casa. Ya no había techos, ventanas y puertas en todas las casas vecinas. Los escombros nos golpearon de lleno”, dijo.

Salvó la vida de su bebé

Justo en ese momento, la mujer estaba alimentando a la pequeña, por lo que sin pensarlo optó por protegerla con su cuerpo y salvarle la vida. Sus acciones dieron resultado, pues la bebé salió ilesa.

“Me hirieron en la cabeza y la sangre comenzó a fluir. Todo cayó sobre el bebé, yo no podía entender, pensé que era su sangre. Dmitro se la llevaba y yo le gritaba que estaba herida, hasta que me dijo que el líquido rojo era mío”, recordó Olga.

“En el hospital, el padre fue atendido por heridas de metralla en la pierna, su madre fue intervenida quirúrgicamente, se extrajeron todos los fragmentos y la niña resultó ilesa”, dijeron los doctores.

Tags

Lo Último

Te recomendamos