NFL

Jueza acepta corregir sesgo racial de acuerdo de NFL

FILADELFIA (AP) — Jugadores retirados de fútbol americano de raza negra a los que se les negaron pagos por demencia como parte del acuerdo de 1.000 millones de dólares de la NFL por conmociones cerebrales podrán solicitar ser sometidos a pruebas nuevamente o que sus casos sean revisados, a fin de eliminar el sesgo racial en la fórmula de pruebas y remuneración económica, obedeciendo a un plan corregido que fue determinado el viernes.

La indignación por el uso de “norma de raza” en las pruebas por demencia —la cual asumía que las personas de raza negra tienen un puntaje cognitivo basal inferior, lo que dificultaba que pudieran demostrar que su deterioro cognitivo estaba vinculado con el hecho de haber jugado fútbol americano— obligó a los abogados de la NFL y de los jugadores a volver a la mesa de negociación el año pasado.

Las revisiones podrían permitir que muchos jugadores retirados presenten de nuevo sus reclamos y se agreguen al menos 100 millones de dólares al tabulador legal de la NFL.

Hasta la fecha, la liga ha pagado más de 800 millones de dólares a través del fondo, casi la mitad de esa cantidad en reclamos por demencia. Las indemnizaciones por demencia promedian alrededor de 600.000 dólares.

La enorme mayoría de los jugadores de la liga —70% de los jugadores activos y más de 60% de los exjugadores que siguen vivos— son de raza negra, por lo que se espera que los cambios sean considerables, y potencialmente costosos para la NFL.

“Miles de jugadores de raza negra salen beneficiados de estos cambios hechos al acuerdo”, dijo el abogado Cyril V. Smith, que representa a los exjugadores Najeh Davenport y Kevin Henry, cuya demanda por discriminación racial en 2020 sacó el tema a la luz.

La jueza decana federal de distrito Anita B. Brody, en Filadelfia, que por una década ha supervisado el caso de conmociones cerebrales de la NFL, desestimó su demanda pero ordenó que ambas partes abordaran el problema. La jueza aprobó los cambios negociados en una orden presentada el viernes.

Más de 3.300 exjugadores y sus familias han buscado indemnizaciones por lesiones cerebrales ligadas a sus días como jugadores, más de 2.000 de ellos por demencia moderada o avanzada.

Los casos de demencia han resultado lo más disputables, y solo tres de cada 10 reclamos han sido pagados hasta ahora. Un tercio de los reclamos han sido rechazados y el resto continúa en un limbo legal.

El acuerdo por 65 años también otorga remuneración económica a exjugadores de la NFL con mal de Alzheimer, enfermedad de Parkinson y esclerosis lateral amiotrófica. No cubre la encefalopatía traumática crónica —que algunos incluso llaman la enfermedad distintiva del fútbol americano— excepto para hombres a los que se les diagnosticó tras su muerte antes de abril de 2015, una fecha límite fijada en el acuerdo a fin de no incentivar los suicidios.

___

Maryclaire Dale está en Twitter como https://twitter.com/Maryclairedale

Tags

Lo Último

Te recomendamos