Mundo

Emotivo encuentro de madre ucraniana con sus hijos en frontera entre Hungría y Ucrania: “Todo estará bien”

El padre de los menores le dijo a una desconocida que los llevará con su mamá, ya que él no podía salir del país.

La crisis que se está viviendo en Ucrania en estos momentos provocó que miles de personas quieran moverse hacia los países cercanos, ya que los ataques de parte de Rusia aún no cesan. A raíz de esta situación, cientos de familias se están reuniendo en las fronteras y en internet se viralizó un registro de está situación.

El relato comienza cuando Nataliya Ableyeva se encontraba en el cruce fronterizo del lado de Ucrania, cuando se topó con un hombre desesperado por sacar a sus dos hijos de la zona de riesgo.

Recordemos que Ucrania tiene prohibido que los hombres entre 18 y 60 años salgan del país, porque deben luchar por su patria. Por ende, los guardias fronterizos no dejaban pasar al hombre.

Por esta razón, el padre le imploró a la mujer de 58 años que se llevara a los menores a reunirse con su madre en la frontera con Hungría. Según lo publicado por Nius Diario, Nataliya se sintió identificada con la situación porque sus dos hijos, uno es enfermero y el otro policía, deben quedarse en Ucrania.

El padre simplemente me entregó a los dos niños y confió en mí, dándome sus pasaportes para traerlos (...) Él confió en una mujer a la que nunca había visto, abrigó bien a los niños, se despidió de ellos”, confesó.

La progenitora de los menores se encontraba en Italia, y tuvo que viajar para poder encontrarse con los dos niños para poder llevarlos a un lugar seguro.

Después de que el padre entregó a los menores, Ableyeva y los niños esperaron en el lado húngaro de la frontera mientras estaban sentados en un banco cerca de una tienda de campaña, que estaba instalada para controlar el flujo de refugiados que querían cruzar la frontera.

Sin embargo, durante la espera uno de los menores se quebró en llanto hasta que sonó el teléfono: su madre ya había llegado al punto de encuentro en la frontera.

El momento emotivo: Anna Semyuk, de 33 años, llegó rápido a abrazar a su hijo y posteriormente a su hija.

Finalmente, agradeció el gesto de Nataliya con un fuerte abrazo, que duró varios minutos y fue entre lágrimas

“Todo lo que puedo decirles a mis hijos ahora es que todo estará bien”, comentó Semyuk para luego abandonar la zona. “Todo estará bien. En una o dos semanas... y nos iremos a casa”, deseaba antes de marcharse, esto tras la incertidumbre sobre el estado de su esposo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos