Mundo

Putin ataca Ucrania, lanza advertencias a Estados Unidos y la OTAN

Restó importancia a las sanciones

Tropas rusas lanzaron el jueves su anticipado ataque sobre Ucrania, mientras el presidente, Vladimir Putin, restaba importancia a las sanciones y condenas internacionales y advertía a otros países que cualquier intento de intervenir tendría “consecuencias que nunca han visto”.

En Kiev, Járkiv y Odesa se oyeron grandes explosiones antes del amanecer mientras los líderes mundiales condenaban el inicio de una invasión rusa que podría provocar enormes bajas y derribar el gobierno ucraniano elegido de forma democrática.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, declaró la ley marcial y dijo que Rusia había atacado infraestructura militar ucraniana y se oían explosiones en diferentes partes del país. Zelenskyy dijo que acababa de hablar con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y que Washington estaba recabando apoyo internacional para Ucrania. Instó a los ucranianos a quedarse en casa y no entrar en pánico.

Biden prometió nuevas sanciones para castigar a Rusia por un acto de agresión que la comunidad internacional había anticipado durante semanas pero no pudo impedir por medio de la diplomacia.

En un discurso televisado, Putin aseguró que el ataque era necesario para proteger a civiles en el este de Ucrania, un argumento que Estados Unidos había pronosticado que usaría para justificar una invasión.

El mandatario ruso acusó a Estados Unidos y a sus aliados de desatender las exigencias de Rusia de evitar que Ucrania se integre a la OTAN y de ofrecerle a Moscú garantías en materia de seguridad. Añadió que Rusia no tiene el objetivo de ocupar Ucrania, sino de “desmilitarizarla”.

Biden lamentó el ataque “no provocado e injustificado” contra Ucrania y aseguró en un comunicado por escrito que el mundo “le exigirá cuentas a Rusia”. El mandatario tenía previsto dirigirse a los estadounidenses el jueves tras una reunión del Grupo de los Siete. Se esperaba que el jueves se anunciaran más sanciones.

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, describió la operación como una “invasión de Ucrania a plena escala” y una “guerra de agresión”. “Ucrania se defenderá y vencerá. El mundo puede y debe detener a Putin. Este es el momento de actuar”, añadió.

El Ejército ruso dijo haber atacado bases aéreas ucranianas y otros activos militares, y no zonas residenciales. Según el comunicado del Ministerio ruso de Defensa, el Ejército empleaba armas de precisión para atacar bases aéreas ucranianas, activos de defensa antiaérea y otra infraestructura militar. “No hay amenaza para la población civil”, afirmó.

La agencia fronteriza ucraniana dijo que el ejército ruso había atacado desde la vecina Bielorrusia.

Las tropas rusas lanzaron rondas de artillería como parte de un ataque con respaldo bielorruso, según la agencia de fronteras. Los guardias fronterizos ucranianos devolvían el fuego, señalaron. No había reportes inmediatos de bajas.

Rusia ha desplegado tropas en su aliada Bielorrusia para maniobras militares, un movimiento que Occidente interpretó como un preludio de invasión en Ucrania. La capital de Ucrania, Kiev, está unos 75 kilómetros (50 millas) al sur de la frontera con Bielorrusia.

Anton Gerashchenko, asesor del ministro ucraniano del Interior, dijo en Facebook que el Ejército ruso había lanzado misiles contra centros de mando militares, bases aéreas y depósitos militares ucranianos en Kiev, Járkiv y Dnipro.

Tras las explosiones iniciales en Kiev se oía gente gritando en las calles. Pero después regresó una sensación de normalidad, con autos circulando y gente caminando por la calle mientras los desplazamientos rutinarios de la mañana parecían comenzar con relativa calma.

Las consecuencias del conflicto y las sanciones subsecuentes contra Rusia podrían repercutir en todo el mundo, afectando los suministros de energía en Europa, estremeciendo los mercados financieros de todo el mundo y poniendo en riesgo el equilibrio que se había establecido en el continente luego de la Guerra Fría.

Los mercados en Asia se hundieron y los precios del crudo se dispararon tras el inicio de la operación militar. El índice de referencia S&P 500 de Wall Street había caído antes un 1,8%, a un mínimo de ocho meses, después de que el Kremlin dijera que los rebeldes en el este de Ucrania habían pedido asistencia militar.

Anticipando condenas y contramedidas internacionales, Putin advirtió a otros países que no intervinieran. “Quien intente detenernos, o simplemente cree amenazas para nuestro país y su gente, debe saber que la respuesta rusa será inmediata y llevará a consecuencias que nunca han visto en la historia”.

Hizo un llamado a los soldados ucranianos a “deponer de inmediato las armas e irse a casa”.

El mandatario anunció la operación militar después de que el Kremlin informó que los rebeldes en el este de Ucrania le habían pedido ayuda militar a Rusia para repeler la “agresión” ucraniana. El anuncio de inmediato desató temores de que Moscú lo presentara como justificación para iniciar una guerra, tal como lo había advertido Occidente.

En un sombrío recordatorio de la fuerza nuclear rusa, Putin advirtió que “nadie debería tener ninguna duda de que un ataque directo a nuestro país llevará a la destrucción y consecuencias espantosas para cualquier posible agresor”. Recalcó que Rusia es “una de las potencias nucleares más fuertes y también tiene una cierta ventaja en una gama de armas de última tecnología”.

Aunque Estados Unidos anunció el lunes la movilización de fuerzas en el Báltico, Biden ha dicho que no enviará tropas para combatir a Rusia.

Putin emitió su mensaje unas horas después de que el presidente de Ucrania rechazara los señalamientos de Moscú de que su país fuera una amenaza para Rusia e hizo una última llamada a la paz.

“El pueblo de Ucrania y el gobierno de Ucrania queremos la paz”, dijo Zelenskyy en ruso en un emotivo discurso a la nación. “Pero si nos atacan, si intentan quitarnos nuestro país, nuestra libertad, nuestras vidas y las de nuestros hijos, nos defenderemos. Cuando nos ataquen, verán nuestras caras, no nuestras espaldas”.

Zelenskyy señaló que pidió concertar una llamada con Putin la noche del miércoles, pero que no obtuvo respuesta del Kremlin.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, describió el ataque como el “momento más triste” de sus cinco años de mandato y abrió la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad instando a Putin a retirar sus tropas.

En declaraciones más tarde, agregó: “En nombre de la humanidad, no permita que empiece en Europa la que podría ser la peor guerra desde principios de siglo, con consecuencias no solo devastadoras para Ucrania, no solo trágicas para la Federación de Rusia, sino con un impacto que no podemos prever siquiera en relación con las consecuencias para la economía global”.

___

Los periodistas de The Associated Press Angela Charlton, en París; Frank Jordans, en Berlín; Lorne Cook, en Bruselas; Frank Bajak, en Boston; y Robert Burns, Matthew Lee, Aamer Madhani, Eric Tucker, Ellen Knickmeyer, Zeke Miller, Chris Megerian y Darlene Superville, en Washington, contribuyeron a este despacho.

Tags

Lo Último

Te recomendamos